Kingdoms of Amalur: Re-Reckoning

Análisis Kingdoms of Amalur: Re-Reckoning – Nintendo Switch. Amalur en tiempos revueltos

Fecha de lanzamiento
16 marzo, 2021
Número de Jugadores
1
Idiomas
Español, inglés, francés, etc
Tamaño de la Descarga
12695,00 MB
Nuestra puntuación
82

Puede que aún no te hayas dado cuenta, pero en el mundo de los videojuegos, cada vez que un gran proyecto triunfa, uno similar queda a su absoluta sombra, no siendo necesariamente peor y en muchos casos igualando el nivel de calidad o superándola, pero estando condenado a convertirse en una joya que muy pocos apreciarán en su tiempo. Esto es lo que pasó con Kingdoms of Amalur: Reckoning, un RPG que vio la luz en 2012 y que, en efecto, en su día fue eclipsado por el superventas que fue The Elder Scrolls V: Skyrim. Pese a que esto no impidió que poco a poco se fuese generando un pequeño culto en torno a él, tal fue la poca suerte de este título en su día que se convirtió en el único lanzamiento de su estudio de desarrollo (38 Studios) antes de que este echase el cierre tras entrar en bancarrota, producto de una serie de controvertidas decisiones. Esto ocurrió pese a que contó con el apoyo de un gigante de la industria como Electronic Arts y haberse publicado en tres plataformas.

 

Pero en ocasiones ocurre un milagro y la vida decide dar una segunda oportunidad. Y es así como en 2018 THQ adquiere los derechos de Kingdoms of Amalur, una compra que si bien en su momento pudo parecer un capricho, es lo que nos ha llevado al día de hoy. El día en el que Kingdoms of Amalur: Reckoning regresa bajo el nombre de Kingdoms of Amalur: Re-Reckoning, una aventura que ya está disponible en Nintendo Switch y que, según algunos, vuelve para reclamar su merecido lugar como uno de los mejores RPG que Occidente ha dado al mundo. ¿Será verdad? Vamos a descubrirlo en este nuestro análisis.

 

Kingdoms of Amalur: Re-Reckoning se encuentra clasificado como un título PEGI 18

 

Amalur en tiempos revueltos

En un mundo que aún estaba abriendo las puertas y adaptándose a una nueva clase de magia, todo parecía ir bien. En ocasiones había algunos conflictos, sí, pero la vida entre los fae no estaba tan mal, y pese a todo, la paz reinaba entre las gentes. Todo eso cambia drásticamente cuando Gadflow, rey de la corte de invierno, decide marchar hacia la guerra contra todas las razas jóvenes de Amalur. Los números favorecían a la coalición de todas estas razas, pero poco o nada se podía hacer contra una característica muy especial en los fae, esas criaturas de magia que no están atadas a las leyes de la vida y la muerte.

 

Diez años de conflicto han puesto a los humanos contra las cuerdas, pero cuando todo parecía perdido, de entre una pila de cadáveres putrefactos surge una pequeña esperanza para las razas jóvenes de Amalur, tú. ¿Es acaso el regreso de un ser cuya vida debió terminar en el campo de batalla el inicio de una nueva era? De ser así, ¿estará esta nueva era llena de paz o sucumbirá Amalur ante una nueva clase de caos? Todo dependerá de las decisiones que tomes y que tan lejos puedas llegar en este, tu nuevo viaje.

 

Kingdoms of Amalur: Re-Reckoning

 

Lo primero que llama la atención al iniciar una partida de Kingdoms of Amalur: Re-Reckoning es lo enfocado que está en la acción. Todo está pensado para que el combate sea dinámico, divertido, se adapte al estilo de juego de cada uno y se convierta en una experiencia que se intente repetir. Con armas y armaduras de diversa rareza, una de las primeras cosas que aprendes a hacer es a fijarte en las estadísticas y los efectos de todas y cada una de ellas, así como en su resistencia y a darle un adecuado mantenimiento a tus armas. Esto obliga a que siempre tengas cuidado con el peso máximo en el inventario, y créeme cuando te digo que nunca tienes espacio suficiente, nunca, así que ciertas habilidades enfocadas en reciclar se convierten en un auténtico salvavidas.

 

Junto a las armas físicas y las enfocadas en magia nos encontramos con las habilidades mágicas. Estas son opcionales, pero se convierten en una de las grandes bazas del juego cuando hablamos de combatir. En Kingdoms of Amalur: Re-Reckoning lo normal es que te veas rodeado por grandes grupos de enemigos (y todos atacan al mismo tiempo), así que también es importante escoger un estilo de magia que pueda combinarse de forma versátil con nuestros ataques convencionales. Eso sí, pese a este importante enfoque en la acción, el juego no deja de ser un RPG bastante puro, así que también contamos con todo un árbol de habilidades clasificado en ramas, habilidades únicas y habilidades ligadas a los atributos y al destino de nuestro personaje. Encontrar el equilibrio es importante, pero también es cierto que el juego da pie a experimentar para no caer en la monotonía.

 

Ahora bien, también encontramos algunas cosas que considero no se han terminado de pulir del todo y se podría haber aprovechado este remaster para hacerlo. El sistema de creación de armas, pociones y gemas es sencillo a primera vista, pero no encuentras ningún incentivo lo suficientemente impresionante como para invertir tu tiempo en ella. Y si bien el combate es algo maravilloso y muy disfrutable, la cámara se puede convertir en una auténtica tortura. En la versión original del juego no existía la posibilidad de enfocar enemigos en concreto, y esto es algo que también se traslada a esta versión. En combates individuales o contra dos o tres enemigos no supone un gran problema, pero cuando llega la hora de combatir contra un número mayor y en superficies un poco más inestables, créeme cuando te digo que puedes pasar un mal rato.

 

Kingdoms of Amalur: Re-Reckoning

Respecto a las misiones puedo decir que están bastante «bien», algunas sorprenden por llevarte por sitios extraños y recónditos, mientras otras se limitan a decirte «vete del punto A al punto B», así que en líneas generales es un aspecto que está bien, aunque tampoco destaca demasiado. Quizá este sea uno de los grandes males del RPG moderno, pero bueno, lo que puedo rescatar de esto es que al menos la gran mayoría de ellas te animan a perderte y explorar. Amalur no ofrece un mundo abierto como tal, sino que son varios mundos abiertos con características muy suyas, una experiencia que se disfruta bastante. A destacar también el hecho de que se hayan añadido mejoras en lo que respecta a las opciones de dificultad o mejoras en el cálculo de los niveles por zona o el loot de botines.

 

Finalmente y en lo que respecta a la historia del juego, esta se va contando a través de diversos diálogos y documentos, además de verse afectada por las decisiones que nuestro personaje va tomando. La verdad es que en este aspecto es algo que me recuerda mucho al estilo de KOTOR, una aventura en la que hablar con todo el mundo no es algo realmente importante ni necesario, pero que de hacerlo te recompensa con información vital o interesante sobre Amalur, y algún que otro secreto que hacen que merezca la pena. En esta versión que se estrena en Nintendo Switch te encontrarás con que se ha añadido contenido extra como Teeth of Naros o The Legend of Dead Kel como parte del juego base. Gracias a esto, el número de misiones, mazmorras, enemigos y objetos se ve notablemente ampliado, además de brindarte muchas más horas de juego.

 

 

La riqueza de Amalur

Gráficamente Kingdoms of Amalur: Re-Reckoningnos presenta una tierra de fantasía que se aleja del realismo para apostar por un mundo más colorido y que puede recordarnos un poco a Fable o World of Warcraft, algo que no ha cambiado demasiado de cara a esta versión remasterizada. El juego cuenta con ciertas mejoras en sus texturas o filtros, lo suficiente como para diferenciarse de su versión original, pero no para mostrar mejoras sustanciales en este apartado. Pese a esto he de decir que se ve bastante bien, sobre todo en el modo portátil, que es donde más de disfruta de la experiencia de juego. En el modo sobremesa también se defiende, dándonos una tasa de frames bastante estables y con un tamaño de texto lo suficientemente grande como para leerlo sin quedar ciegos en el intento. Eso sí, existen algunos momentos en el que desearía que las pantallas de carga tuviesen una duración algo menor.

 

En el apartado musical nos encontramos con un juego que tiene voces en inglés, aunque está subtitulado a nuestro idioma, y con una banda sonora que parece sacada de una película de gran calibre de Hollywood. En ella encontramos algunas de las mejores melodías de Grant Kirkhope, un nombre que quizá os suene por ser quien ha dado a la música de la saga Bajo-Kazooie, Viva Piñata o Donkey Kong 64.

 

 

Kingdoms of Amalur: Re-Reckoning – Una segunda oportunidad para brillar

Nueve años han pasado desde que Kingdoms of Amalur: Re-Reckoning se estrenó en Xbox 360, PlayStation 3 y PC, una época en la que por desgracia pasó prácticamente desapercibido y en la que pocos supieron valorarlo. Un camino de sufrimiento para sus fans que nos ha llevado al día de hoy, con una versión remasterizada que si bien no presenta grandes cambios en los gráficos, puede disfrutarse en cualquier lugar gracias a la portabilidad que ofrece Nintendo Switch.

 

El tiempo ha pasado, pero muchas de las mecánicas que se presentaron en este título aún continúan siendo bastante funcionales para los estándares del 2021. Hay fallos a corregir como el poco interés que el sistema de creación despierta o la carencia de una cámara decente a la hora de combatir, pero en líneas generales me alegra ver que estoy ante un juego que ha envejecido bastante mejor de lo que uno podría esperar. La vida no suele dar segundas oportunidades, así que en plena época de popularidad de Nintendo Switch, puede que este sea un buen momento para que Kingdoms of Amalur: Re-Reckoning obtenga un merecido lugar como uno de los mejores RPG que se han concebido.

 

Hemos analizado Kingdoms of Amalur: Re-Reckoning gracias a un código digital cedido por THQ Nordic MYST. Versión analizada: 1.0.3

 

Kingdoms of Amalur: Re-Reckoning
Una segunda oportunidad para brillar
Kingdoms of Amalur: Re-Reckoning, una joya oculta en su época, está de regreso para intentar reclamar el lugar que le corresponde. Han pasado 9 años y es un juego que se aleja de ser perfecto, pero ha envejecido maravillosamente bien.
PROS
Mecánicas de combate que han envejecido muy bien y son amigables con los novatos en el género
Una historia muy rica y llena de detalles creada por R. A. Salvatore
Muchas posibilidades para experimentar en un mundo que parece tener vida propia
CONTRAS
Tiempos de carga que en ocasiones se hacen eternos
La cámara en el combate puede llegar a ser un incordio al enfrentarnos a grandes cantidades de enemigos
82