Destroy All Humans

Los extraterrestres más belicosos regresan con el remake de Destroy All Humans! en Nintendo Switch

Allá por 2005, THQ lanzó Destroy All Humans!, una aventura de acción en mundo abierto protagonizada por unos extraterrestres con ganas de invadir la Tierra, una Tierra ambientada en los años cincuenta, siguiendo un poco el estilo de la Guerra de los Mundos de H.G. Wells; tras una segunda parte un año después, y una tercera parte en Wii en 2008, la IP se quedó un poco en descanso, en tanto los derechos pasaron a manos de la heredera THQ Nordic. Pasado todo este tiempo, y algunos cambios generacionales después, finalmente el título original regresa en forma de remake en la consola híbrida, siendo el 29 de junio la fecha escogida para su regreso, pero conservando su esencia destructiva de shooter en tercera persona, utilizando diferentes armas, vehículos espaciales y hasta la habilidad de asimilar formas de ADN para tener temporalmente el aspecto de los humanos con más alto cargo, a fin de infiltrarnos en las instituciones más importantes y destruirlas desde dentro, lo que haga falta con tal de lograr ese objetivo de conquista. ¿Caerá la humanidad en manos alienígenas?, en nuestro poder está el que esto se haga posible.

 

Tráiler Destroy All Humans! Remake (Nintendo Switch)

Características clave
– Experimenta el lado malvado de una historia de invasión alienígena de los años 50
– (Re) Descubre por qué este juego es considerado uno de los más divertidos jamás creados.
– Fielmente reconstruido desde cero en una nueva gloria galáctica
– Disfruta del armamento único de Crypto, como la pistola de sonda anal
– Se hacen pasar por humanos patéticos para infiltrarse en su frágil democracia.
– Usa la psicoquinesis para enviar a los enemigos por los aires o bombardearlos con objetos aleatorios.
– Atraviesa libremente ciudades explorables de la América de los años 50 con tu mochila propulsora
– Elimina la arquitectura primitiva de la humanidad con tu platillo volante
– Incluye la misión perdida del Área 42 restaurada, que se rumorea mucho y nunca antes.

 

 

Fuente