Joy-Con Drift

¿Se puede arreglar el Joy-Con drift en 1 sencillo paso? Aparentemente, han encontrado la manera

¡Si hacéis esto en casa, hacedlo con cuidado!

Si hay un problema en la generación actual de Nintendo que es objetivamente negativo y perjudicial para los jugadores, ése es sin duda el drift. El ya famoso efecto por el cual los joystick de los mandos detectan movimiento inexistente, haciendo imposible en ocasiones el jugar con ellos, es algo que, por desgracia, casi todos los usuarios de Nintendo Switch hemos vivido en algún momento, y la compañía sigue mirando para otro lado incluso a las puertas del lanzamiento del modelo OLED. Siendo así, millones de usuarios se han hecho la misma pregunta a lo largo de estos años: ¿Cómo es posible arreglar el Joy-Con drift? Parece ser que la respuesta es muchísimo más sencilla de lo que pensábamos.

 

Arreglar el Joy-Con drift en 1 (sí, 1) sencillo paso

La respuesta ha salido de Youtube. GameXplain, un canal especializado en Nintendo, se ha hecho eco de un vídeo creado por el youtuber VK’s Channel, en el cual entra al fondo del problema y propone una solución que, en apariencia, resulta sencilla y efectiva. Según VK, el problema surge de una pérdida de presión en el interior de los mandos, ante el cual el Joy-Con no hace el contacto adecuado, produciéndose el famoso movimiento tembloroso que ya a todos nos resulta tan familiar. Y la solución no puede ser más simple: pasaría por introducir un elemento en el mando (algo tan simple como un trocito de cartón) para cubrir esa distancia interna que se produce en el mando y que provoca la pérdida de presión, haciendo así que el movimiento vuelva a ser estable.

 

 

¿Es seguro este método? ¿Funciona?

Aunque en apariencia este método de reparación parece ser efectivo, lo recomendable es siempre actuar con toda la prudencia posible. En operaciones como ésta es muy importante tener claros los riesgos que implica intentar una reparación por cuenta propia y, si no confiamos en nuestras propias habilidades técnicas, recurrir a alguien más capaz. A no ser claro, que tengáis muchas ganas de aprender a hacer estas pequeñas reparaciones, y/o no tengáis nada que perder con vuestros Joy-Con. En NextN no hemos podido probar la eficacia de esta solución, pero consideramos que puede ser de ayuda para algunas personas que no hayan podido encontrar maneras de arreglar el Joy-Con drift de sus consolas. Si alguien se anima a intentarlo, ¡estaremos encantados de conocer su experiencia e informar de ella!

 

Fuente