Clone Drone in the Danger Zone

Gameplay de Clone Drone in the Danger Zone en Nintendo Switch, ¡que comiencen las peleas de robots!

Con motivo de la próxima llegada a la eShop de la consola híbrida del primer trabajo de la desarrolladora independiente Doborog Games, Clone Drone in the Danger Zone, el 27 de julio, se ha mostrado un gameplay con los primeros quince minutos de partida en el mismo. Se trata de un beat’em up -o slice’em up, dado que más que golpear enemigos nos dedicamos a seccionarlos con cada ataque, hasta dar el impacto en el punto clave- de peleas de robots gladiadores por hacerse con el liderazgo en cada arena. Pero no se trata de robots cualquiera, sino de mentes humanas «descargadas» en cuerpos robóticos, como la última forma de lograr derrotar a un diabólico imperio, así que tenemos una serie de pruebas por delante con estilo visual voxel para lograr ayudar a la resistencia humana en sus momentos más complicados, a través de varios modos para uno y varios participantes, tanto en offline como en online.

 

Gameplay Clone Drone in the Danger Zone (Nintendo Switch)

 

Características clave

Jugabilidad única de Slice-and-Dice: cronometra perfectamente cada ataque en un intenso combate basado en la física donde cualquier parte del cuerpo puede ser cortada con precisión, y cada golpe puede significar la muerte.

Armas sorprendentes: equipa tu robot para que se adapte a tu estilo de juego con armas como espadas de fuego y martillos gigantes para equipos como propulsores, superkicks de pistón y dinosaurios que lanzan llamas.

Aventura para un jugador: sumérgete en una historia épica de desafío humano contra los señores de los robots en el modo historia o enfréntate a modos interminables y de desafío.

Online-Coop: Usa el poder de la amistad humana (¡y espadas láser!) Para sobrevivir en la arena.

Modo Versus en línea: Lucha contra amigos en «Last Bot Standing»: un modo de juego similar al Battle Royale con hasta 15 jugadores, o lucha en duelos 1v1.

Editor de niveles: crea niveles y desafíos personalizados y compártelos con otros humanos.

 

 

Fuente