BloodRayne Betrayal Fresh Bites

Análisis BloodRayne Betrayal: Fresh Bites – Nintendo Switch. Boca-daditos de sangre

BloodRayne Betrayal Fresh Bites
Fecha de lanzamiento
10 septiembre, 2021
Número de Jugadores
1
Idiomas
Español, inglés, alemán, etc.
Tamaño de la Descarga
1221,00 MB
Nuestra puntuación
60

Los vampiros son, y no lo digo sólo yo sino también el mismísimo Stephen King, uno de los principales arquetipos bajo los que se sustenta el género de terror contemporáneo. No obstante, más allá de esa fachada demoníaca y sobrenatural, son mucho más. Eternos románticos, tocados por el infortunio, cuya sed de sangre los aboca irremediablemente al lado más oscuro de su propio ser. Una herramienta perfecta para arrancar la imaginería videojueguil con multitud de propuestas. Desde títulos de corte RPG con un gran trasfondo narrativo, como la mítica saga Vampire, hasta propuestas de corte más enfocado a la acción. Y es, precisamente, en ese segundo ejemplo en el que nos centramos a la hora de presentaros BloodRayne Betrayal: Fresh Bites. Revisión del título original lanzado en 2011 y que ahora llega bajo el brazo de Ziggurat (tras adquirir los derechos de la saga) y Wayforward. Es hora de afilar los colmillos y cuchillas para lanzarse a la caza de vampiros ¿Listos? Por lo pronto, y a riesgo de parecer sedientos, os dejamos con nuestro análisis para Nintendo Switch.

 

 

Derroche de sangre, pero no de originalidad

El término dhampiro no fue acuñado, oficialmente, hasta la segunda mitad del siglo XX, y en su mayor parte lo hizo en forma de cómics, series o películas (con Blade como absoluto protagonista). Y, precisamente, la saga BloodRayne fue una de las máximos exponentes dentro del mundo de los videojuegos (omitamos los filmes del señor Boll). En esta ocasión, BloodRayne Betrayal: Fresh Bites nos presenta una propuesta que abandona el habitual entorno 3D para dar paso a un hack ‘n’ slash 2D de desplazamiento lateral en el que volvemos a controlar a Rayne. Una dhampira que, tras ser reclutada por una misteriosa sociedad secreta, decide utilizar sus habilidades para, básicamente, cazar vampiros. Algo que nos cruza, cosas del des-atino, en el camino de otra organización (malvada) cuyos planes pasan por conquistar el mundo. Como podéis leer, su argumento es el que es. Ni más ni menos.

 

¿El resto? Un festín de desenfreno, frenesí, acción y sangre, mucha sangre. Como ya hemos comentado unas líneas atrás, BloodRayne Betrayal: Fresh Bites es una remasterización del título original lanzado en Xbox y PS3, que se suma a las revisiones de sus dos primeros juegos aparecidas en Steam el año pasado y recientemente anunciadas para Nintendo Switch. A buen seguro que muchos de vosotros ya sabréis de que va todo esto.

 

 

El renacer de un clásico

La estructura de los niveles es siempre la misma, avanzar mientras vamos despedazado a todo lo que se cruza en nuestro camino hasta llegar a nuestro transporte hacia la siguiente zona (un ataúd tan chulo como el papa móvil). Podemos saltar, encadenar ataques, disparar (recolectando munición) y realizar diversos movimientos, con nuestra habilidad de salto como protagonista, para acceder a lugares secretos de los que hablaremos más adelante. Por el camino nos encontramos con diversos enfrentamientos con jefes finales y algún que otro apunte narrativo para no perder el contexto de su disparatado, y sangriento, guión. Parecemos estar ante los ingredientes perfectos para dar vida a un gran título, ¿verdad? Por desgracia, llegados a este punto ya son unos cuantos los peros encontrados por el camino.

 

Por una lado, Rayne responde con demasiada sensibilidad a nuestros movimientos con el mando. Algo que nos ha llevado, en no pocas ocasiones, a la desesperación. Por el otro, no contamos con ningún tipo de movimiento defensivo, más allá de un ruda animación de escape que en muy pocas ocasiones nos ha resultado efectiva. Por suerte, nuestra dentada protagonista cuenta con una serie de espectaculares, y sangrientos movimientos, que van desde los ataques con cuchillas hasta la posibilidad de absorber la sangre de nuestros enemigos para incrementar la vida. Todo un espectáculo visual que, al menos, entretiene. Por desgracia, el uso indiscriminado de los hitboxes, la horrible estructuración de algunas fases de plataformas (y pinchos), el desconcierto en pantalla (mala gestión de los tempos presentes en los ataques de corta y larga distancia), las repetitivas batallas con los «jefes» finales o la escasa variedad de enemigos vuelven a dejarnos claro de que pie diente cojea este título.

 

 

Un lavado de cara que mantiene todos sus defectos

BloodRayne Betrayal Fresh Bites incorpora, con respecto al juego original, un aumento de resolución que va hasta los 4K (evidentemente no es el caso de Nintendo Switch). Así como otro modo de dificultad más accesible y un nuevo doblaje con los miembros originales del reparto de BloodRayne: Laura Bailey (Rayne) y Troy Baker (Kagan). Aunque, muy a nuestro pesar, ni contamos con nuevos niveles ni se ha hecho cambio alguno en lo jugable. Algo que deja claro, una vez más, que nos encontramos ante una oportunidad perdida de solventar los errores del pasado.

 

En lo relativo a su duración, el juego cuenta con 15 niveles que pueden ser completados, en función de nuestra pericia, en 4 o 5 horas. Algo más, si decidimos obtener los objetos desbloqueables. Objetos que incluyen una calavera que, tras recolectar cierto número, nos da a escoger entre bonificaciones de vida o de munición.

 

BloodRayne Betrayal Fresh Bites

 

Para rematar, el punitivo sistema de puntuación nos califica como unos inéptos a no ser que completemos cada nivel sin el más mínimo error y a la velocidad de la luz. Algo que ha acabado por frustrarnos en más de una ocasión.

 

Un bonito baño de sangre a la luz de la luna

Más allá de los errores conceptuales y de diseño, anteriormente mencionados, es cierto que BloodRayne Betrayal Fresh Bites resulta bastante apetitoso (redoble de platillos) artísticamente hablando. Puede que algunos niveles pecan de vacíos y repetitivos, pero la ambientación, las distintas tonalidades claro-rojo-oscuras y las animaciones de los distintos personajes han sido trabajadas con bastante mimo y cuidado. Además, contar con el reparto de voces original de la saga (no presentes en el título al que remasteriza) otorgan un plus que los fans de Rayne agradecerán sobremanera. El apartado sonoro, aunque no destaca por el surtido de temas, acompaña correctamente con melodías bastante enérgicas y potentes. Una suerte de mezcla entre música coral, rock gótico y sonidos clásicos con la que Jake «virt» Kaufman, su compositor, ha logrado dar en la tecla.

 

En términos de rendimiento, no hemos notado ningún tipo de ralentización durante nuestras partidas. Eso sí, tras completar el primer jefe tuvimos un pequeño bug que hizo que la pantalla se quedará fija (aún dudo si es un fallo o una decisión más de esas que no logro terminar de comprender).

 

BloodRayne Betrayal Fresh Bites

 

BloodRayne Betrayal: Fresh Bites
Un buen bocado… con sabor amargo

No vamos a negar lo evidente. BloodRayne Betrayal: Fresh Bites es un hack ‘n’ slash divertido y frenético cuyo apartado artístico (2D) nos mete de lleno en el mundo de los vampiros y los enjendros de la noche. Por desgracia, está remasterización no ha ido al fondo del asunto, manteniendo intactos los errores jugables y de diseño que hicieron que en 2011 tampoco pudiéramos estar hablando de un título reseñable dentro de su género. En definitiva, si eras un fiel seguidor de Rayne y te gusta repartir estopa a todo trapo, sangre y desmembramientos incluidos, este es tu juego. En caso contrario, lo mismo encuentras más peros que pros.

Hemos analizado BloodRayne Betrayal: Fresh Bites gracias a un código digital cedido por ÜberStrategist. Versión analizada: 1.0

BloodRayne Betrayal Fresh Bites
Es hora de hacer sangre
BloodRayne Betrayal: Fresh Bites es un fresco, frenético y violento hack 'n' slash en 2D que podría haber llegado mucho más lejos si no hubiera quedado lastrado por diversos fallos de diseño y jugables. Que la remasterización no haya solventado ninguno de ellos no ayuda.
PROS
Volver a encarnar a Rayne
Su apartado artístico y cuidada ambientación
Una propuesta frenética y divertida...
CONTRAS
.. que por desgracia arrastra multitud de fallos jugables y de diseño
Se antoja corto
Una remasterización poco ambiciosa
60