Button City

Análisis Button City – Nintendo Switch. Una mini aventura de videojuegos y amistad

Fecha de lanzamiento
10 agosto, 2021
Número de jugadores
1
Idiomas
Español, inglés, alemán, etc.
Tamaño de la descarga
423 MB
Nuestra puntuación
68

Se suele decir que las grandes esencias vienen en frascos pequeños. A veces no importa que un videojuego pueda parecer corto siempre y cuando la experiencia que tengamos de él sea positiva y profunda. Este es el caso que nos ocupa con Button City, título indie que llegó a Nintendo Switch durante el verano.

 

Desarrollado y distribuido por Subliminal, este entrañable juego es de esos que entran por los ojos y llegan directo al corazón. Una pequeña aventura que gira en torno a los videojuegos, pero sobre todo a como estos pueden ayudar a crear vínculos con otras personas y a conocerlas un poco mejor. En NextN hemos podido dedicarle unas cuantas horas para ver lo que nos tiene que ofrecer… y aunque tiene algunos defectos, consigue hacer que esboces una sonrisa.

 

 

La ciudad donde los videojuegos mandan

La jugabilidad principal en Button City se desarrolla a través de sus tres “videojuegos” (o más bien minijuegos), todos inspirados en los arcade más clásicos. Bueno, es normal teniendo en cuenta que toda la trama gira en torno a un negocio de arcade, ¿no creéis? Y de entre los tres, el que tiene más peso en la historia es Gobabots, un juego de equipo 4 vs 4 en el que debemos recoger más bayas que el equipo rival dentro de un tiempo limitado. Es por ello que es el que tiene más opciones, como diferentes personajes que podemos desbloquear, cada uno con sus ataques y estrategia únicos. La propuesta en este juego es bastante llamativa y habría dado para mucho más (como al menos permitir un modo multijugador), pero sigue siendo bastante entretenido.

 

Los otros dos minijuegos son rEVOlución en el Camino (no, no está mal escrito) y Prisma Beats, un juego de carreras y otro musical respectivamente. En estos se nota que las opciones son más limitadas, como que solo haya un circuito en el primero y dos canciones en el segundo, y eso se debe a que mayormente no tienen peso en la historia. No es necesario jugar a ninguno de ellos para superar la historia, aunque sí es importante para algunas misiones secundarias (como comentamos más abajo). Y menos mal que es así, porque lamentablemente en la actual versión del título, Prisma Beats no funciona en Nintendo Switch. Se puede acceder al minijuego y escuchar la canción, pero es injugable debido a que no aparecen los botones que hay que pulsar. De nuevo, no es imprescindible para la historia, pero sí que afecta de forma negativa a nuestra experiencia. Lo que sí puede suponer una mejora es que podemos adquirir objetos (con dinero y boletos que ganamos al jugar o hacer misiones secundarias) y que nos permiten desbloquear opciones adicionales, como ventajas o dificultad más elevada, o directamente elementos estéticos.

 

Sal y haz amigos

Pero estos videojuegos son solo una parte de Button City. El juego está ideado de pies a cabeza para que sea una historia entrañable, y eso se ve nada más que por su aspecto. El estilo conocido como “low poly” (pocos polígonos) y los colores llamativos son la esencia para crear un mundo adorable y tierno. El estilo artístico es bastante minimalista, así como que los escenarios sean pequeños y cerrados, pero se puede percibir que le han puesto detalle y mimo al mundo. La banda sonora también contribuye a esa sensación, con melodías tranquilas y de estilo retro en la parte de exploración, pero en los videojuegos nos sorprenden con canciones tecno.

 

El otro gran foco del juego está en la historia y la exploración. Hinojo, nuestro protagonista, se acaba de mudar y no tiene amigos. Eso es hasta que conoce Button City, el arcade de la ciudad. Allí empieza a hacer amigos y rivales por igual, hasta que las cosas se empiezan a torcer ya que el arcade está en peligro de desaparecer. No penséis que es la típica historia de “juega y gana”. De hecho, a nivel de historia solo es necesario jugar a Gobabots unas 4 veces. A medida que avanza la historia, vamos descubriendo poco a poco el trasfondo de cada uno de los personajes, y descubrimos que sus vidas son más complejas y profundas de lo que cabría esperar. Es una historia sobre las emociones y sobre el miedo al cambio que está muy bien elaborada y que nos conduce a algún que otro minijuego adicional o pequeños puzles, todos ellos bastante fáciles. Por otro lado, también tenemos misiones secundarias que nos amplían la visión de la ciudad y de sus personajes. Por desgracia, estas misiones secundarias se limitan mayormente a hacer de recaderos, yendo de un lugar a otro o consiguiendo objetos. En ese aspecto, la exploración es bastante sencilla ya que podemos salir y acceder a cada zona de manera inmediata (mientras no estemos dentro de un edificio), pero se ve perjudicada por la lentitud de nuestro personaje, que hace que desplazarnos y hacer estas misiones se convierta en un suplicio.

 

Además, tampoco podemos obviar que la versión de Nintendo Switch de Button City posee algunos errores que afectan a nuestra experiencia. Ya mencionamos anteriormente que uno de los minijuegos directamente no funciona, pero a ello hay que añadir cosas como algunos tiempos de carga bastante largos, que interactuar con el entorno sea difícil (tienes que estar en una buena posición para seleccionar) o que uno de los personajes de Gobabots no logre golpear nada. Esperamos que la desarrolladora se encuentre trabajando en estos fallos y que los solucione en una próxima actualización.

 

Button City – ¿Echamos una partida?

En conclusión, Button City es un juego con muchos aspectos positivos que se ve lastrado por una ejecución sin pulir. La historia es enternecedora y el mundo es adorable. El núcleo del título, que son los minijuegos, están bien elaborados y podrían servir como base para algo mayor, pero aquí se limita a ser un pequeño aperitivo. Su mayor debilidad es quizá la acumulación de pequeños errores (y uno grande en forma de minijuego que no funciona) que emponzoña lo que a grandes rasgos es un gran juego.

 

Button CityHemos analizado Button City gracias a un código digital cedido por Subliminal Gaming. Versión analizada: 1.0.0

Button City
Más que una partida en el arcade
Button City no se limita a ser simplemente un pequeño recopilatorio de minijuegos, sino que lo envuelve todo en un mundo adorable y con una historia que profundiza en los sentimientos. Los minijuegos podían haber dado más de sí, y la versión de Nintendo Switch posee unos cuantos errores, pero esta pequeña historia nos ha emocionado.
PROS
Personajes muy humanos y una historia que nos hace reflexionar
Los minijuegos son entretenidos y tienen una base sólida...
CONTRAS
...que podrían haber dado un poco más de sí
La exploración y las misiones secundarias se hacen lentas y pesadas
Diversos errores que perjudican la experiencia jugable
68