Ni no Kuni II

Análisis Ni no Kuni II: El Renacer de un Reino PRINCE’S EDITION – Nintendo Switch. Una epopeya que augura un nuevo rumbo

Ni no Kuni II
Fecha de lanzamiento
17 septiembre, 2021
Número de jugadores
1
Idiomas
Español, inglés, francés, etc. (textos); inglés y japonés (diálogos)
Tamaño de la descarga
10955,00 MB
Nuestra puntuación
79

La saga Ni no Kuni es bastante conocida en la actualidad, con tres juegos disponibles (dos en consolas y PC y uno en dispositivos móviles) y una película que nos cuentan la historia de este segundo mundo a lo largo de varios miles de años. Así, varios años después de su estreno en PS4 y PC, Ni no Kuni II: el Renacer de un Reino llega a Nintendo Switch de la mano de LEVEL-5 y Bandai Namco con una «PRINCE’S EDITION» más que completa. ¿Está a la altura de lo que vimos en el resto de las plataformas en las que también está disponible?

 

 

Un rey, un reino y un espíritu protector

Varios cientos de años después de los acontecimientos del primero juego, Ni no Kuni II: El Renacer de un Reino nos pone en la piel de Roland, el presidente de una nación indeterminada de nuestro mundo que llega al “Ni no Kuni” totalmente rejuvenecido después de sufrir un accidente con misiles, y de Evan, el heredero al trono de Cascabel que se ve envuelto en una revuelta después de que su padre falleciera. Así, pronto este dúo escapa de la ciudad y, tras realizar el pacto con un espíritu guardián, llega el momento de fundar un nuevo reino, Estivania, en donde “todo el mundo pueda vivir feliz por siempre”.

 

Y por mucho que me pese decirlo así, la historia de esta segunda entrega está por debajo de la del primer juego, debido a que la parte central de la historia solo supone una repetición de los mismos sucesos, cambiando el lugar en el que ocurren y los protagonistas. Cuando Evan funda su reino, entonces se propone hacer como un rey de la antigüedad y firmar un tratado con el resto de las naciones que forman parte del mundo en la actualidad, así que lo que vivimos a partir de ese momento es llegar a una nueva nación, descubrir qué ser maligno está causando estragos, solucionar los problemas e incorporar un nuevo aliado para nuestra nación, con la correspondiente firma del tratado. No puedo negar que el penúltimo capítulo es mi favorito (aunque no voy a entrar en detalles para evitar spoilers), pero nos encontramos con una historia que merece la pena en los primeros dos capítulos y en los dos últimos, con un grueso central que se centra, sobre todo, en la jugabilidad y en las diferentes mecánicas que hacen que nuestro reino crezca.

 

Y es que un reino no se construye por arte de magia de la noche a la mañana, hacen falta recursos y tiempo, y eso es algo que forma parte de la jugabilidad de Ni no Kuni II. Una vez llegamos a la zona en la que se asentará Estivania, entonces debemos hacer misiones secundarias para conseguir nuevos habitantes que nos den acceso a nuevos recursos, pero también tenemos que conseguir recursos para lograr nuevas edificaciones que nos den ciertas ventajas en los combates y en la exploración del mapa. Además, como si de un juego de móviles se tratase, la construcción de nuevos edificios tiene un contador y, a diferencia de lo que pueda parecer, esto en ningún momento ha supuesto un problema. Cuando completé el juego en PS4, lo que hacía en mis partidas era poner estos contadores de construcción justo antes de salir a explorar el amplio mundo, ya fuera siguiendo con la historia o completando misiones secundarias para atraer a nuevos residentes, pero en Nintendo Switch contamos con la ventaja de que, si dejamos la consola en modo reposo, el tiempo dentro del juego sigue avanzando, por lo que podemos irnos a dormir una noche y levantarnos con una Estivania totalmente cambiada.

 

Y aunque para esta secuela el Studio Ghibli no participara (principalmente porque, mientras se estaba desarrollando, el mítico estudio japonés ya había detenido su trabajo), LEVEL-5 ha hecho un gran trabajo inspirándose para crear el mundo. Allá a donde vayamos, la magia sigue estando presente, y también ayuda que el mismísimo Joe Hisaishi (compositor habitual de Ghibli) volviera para seguir así expandiendo su trabajo anterior. De hecho, este mundo está muy trabajado, puesto que nos encontramos con algunas secciones laberínticas que no tienen nada que envidiar a las de las mazmorras, profundizando así todavía más en la exploración. Y un aspecto positivo es que, a diferencia de la anterior entrega (en su versión de PS3), los entornos están mucho más trabajados, siendo un ejemplo de esto el hecho de que las ciudades ya no sean meros pasillos, sino mapas amplios en los que perderse y en los que se han colocado varios puntos de teletransporte para poder desplazarnos rápidamente.

 

 

¡Olvida a los únimos y atízales con la espada y la pistola!

Ni no Kuni II cuenta con un sistema de combate totalmente renovado y, si en la historia de Oliver nos centrábamos en dar órdenes a las criaturas que íbamos capturando, ahora esto desaparece y nos encontramos con combates con hasta 6 personajes (3 activos en todo momento). Este sistema de contiendas es ahora totalmente activo, traduciéndose en que una pulsación del botón es un ataque, y contamos con la posibilidad de equipar hasta tres armas de corto alcance y un arma de largo alcance por cada personaje. Además, existen varias habilidades únicas de cada uno de estos luchadores, las que podemos ir asignando. Personalmente, puedo decir que esta forma de luchar es mucho más frenética.

 

Ni no Kuni II

Sin embargo, esto no es todo, porque también tenemos la ayuda de los “Fofis”, unos espíritus de la naturaleza inspirados en los Kodama de La Princesa Mononoke que son bastante importantes mientras luchamos. Además de ayudarnos a avanzar por el mapa en algunos momentos puntuales con sus habilidades, los Fofis también son unos grandes guerreros y cuentan con todo tipo de habilidades, ya sean ofensivas, defensivas o curativas. Un Fofi adecuado en el momento oportuno puede hacer que una batalla se decante a nuestro favor, y en Estivania tenemos que criarlos

 

Pero esta no es la única forma que tenemos de luchar en este juego, porque, ¿qué sería un reino sin luchas territoriales? Así, otro de los puntos fuertes de esta jugabilidad son los combates territoriales en donde, con un estilo de los más chibbi (el mismo que vemos en el mapa del mundo) debemos enfrentarnos a nuestros enemigos para hacernos con su territorio. De esta manera, y gracias a los diferentes batallones que dirigimos en todo momento, el juego da un giro de tuerca más a la estrategia que nos hace falta para seguir prosperando como monarcas.

 

Como decía, Ni no Kuni II peca de una historia repetitiva en su parte central, pero son tantas las mecánicas jugables, tanto lo que tenemos por hacer para que nuestro reino prospere, que cuando nos damos cuenta estamos totalmente enganchados a recorrer el mundo de un lado a otro, a pelearnos con unos y con otros, para que así Estivania se convierta en una nación próspera.

 

 

Un mundo que brilla a medio gas en ocasiones

Si pasamos a un plano más técnico, es hora de hablar del rendimiento de esta entrega en Nintendo Switch. Los gráficos son los mismos que pudimos ver en el resto de plataformas cuando se lanzó el juego originalmente, combinando un estilo más detallado en interiores con un estilo “chibbi” en exteriores y en el reino de Estivania, pero a la hora de adaptarnos a la portabilidad de la consola híbrida se ha sacrificado la nitidez de algunos fondos (sobre todo el del mapa del mundo y en modo portátil) y la estabilidad en los FPS. Jugar en Nintendo Switch es como estar en una montaña rusa, FPS arriba y FPS abajo, sobre todo en el modo portátil, que es donde aparecen principalmente estos problemas, ya que en modo sobremesa no los apreciamos tanto. De hecho, tengo que contar la anécdota de que, para poder comprobar esto, abrí mi partida en PS4 después de dos años sin jugar, y como había guardado en el mapa del mundo, pude notar rápidamente la diferencia en los FPS entre las versiones de las dos plataformas. Pero aún con todo esto, si valoramos la portabilidad por encima de todo, entonces esta plataforma es la adecuada, porque el juego en ningún momento deja de ser jugable por problemas técnicos, simplemente adolece en algunos momentos de algún que otro pulido más que habría sido necesario. De hecho, algo que solemos notar con los ports a esta consola es el aumento de los tiempos de carga, y en esta ocasión no es así. En las mazmorras no existen porque los combates se inician de forma automática en cuanto nos acercamos a un grupo de enemigos que vemos completo en todo momento, pero cuando estamos en el mapa del mundo, los combates sí nos trasladan hasta una arena de combate, y no se tarda mucho especialmente; y lo mismo ocurre cuando nos desplazamos por los diferentes mapas. Por todo esto podemos decir que a esta versión le falta algún que otro pulido más, pero que en ningún momento es algo grave que nos impida seguir avanzando.

 

Además, volviendo al juego en sí mismo, también se nota la ausencia de Ghibli en el desarrollo porque ya no se ha incluido ni una sola escena animada. En su lugar, la historia se nos cuenta a través de escenas generadas a partir del motor 3D del juego.

 

Por su parte, ya comentaba más arriba que Joe Hisaishi vuelve a encargarse de la banda sonora, algo que notamos desde un primer momento. Nos encontramos con temas continuistas con lo que ya habíamos visto, pero esto no quiere decir ni mucho menos que se trate de un punto negativo, sino que, al contrario, estas melodías nos recuerdan constantemente a qué saga estamos jugando, nos ayudan a meternos de lleno en esta magia del legendario estudio de animación. Hisaishi vuelve a superarse, tanto con nuevas versiones de algunos temas ya conocidos como con nuevas melodías que para nada desentonan con lo ya escuchado.

 

Por último, solo falta mencionar que, además de con textos completamente en español, podemos elegir si escuchar los diálogos en japonés o en inglés. Eso sí, Ni no Kuni II no está completamente doblado y encontramos diálogos tan solo en aquellos momentos más importantes; y, personalmente, tengo la sensación de que es un juego que grita constantemente que necesita un doblaje completo.

 

 

Ni no Kuni: El Renacer de un Reino PRINCE’S EDITION – Una Estivania que no saca a relucir todo su potencial en Nintendo Switch

Mi segunda partida a Ni no Kuni II: El Renacer de un Reino ha terminado de confirmarme varios aspectos del juego. Por un lado, nos encontramos con una evolución de mecánicas jugables que no podría sentarle mejor a la saga, después de pasar por el primer juego, y con una integración más que acertada de lo que es todo el contenido secundario con la construcción de nuestro propio reino; pero, por otro lado, la historia no termina de atraer al jugador, destacando solamente en su inicio y en su final, con una parte central repetitiva que puede llegar a hacerse lenta. Si nos mantenemos pegados las suficientes horas a la pantalla, es precisamente por construir nuestro reino, por verlo prosperar y, cuando nos damos cuenta, ya estamos en unos capítulos finales que nos hacen exclamar un “¿pero ahora que arranca a toda velocidad de esta manera ya se acaba?”. No obstante, por mucho que me pese, el port a Nintendo Switch podría haberse pulido algo más en modo portátil. No estamos ante el caso de un juego que sea injugable, pero los fondos borrosos en modo portátil y las caídas de FPS en algunos momentos puntuales y en el mapa del mundo empañan nuestra experiencia si queremos jugar en cualquier sitio. Eso sí, en Nintendo Switch los DLC están incluidos en el cartucho y si no nos importa jugar principalmente en sobremesa para que el juego se vea mejor (o jugar con una calidad ciertamente inferior en modo portátil), es una buena oportunidad para hacernos con esta secuela. ¿Creéis que tenéis lo que hace falta para convertiros en soberanos que sean recordados durante generaciones?

 

Hemos analizado “Ni no Kuni II: El Renacer de un Reino PRINCE’S EDITION” gracias a un código de descarga digital cedido por Bandai Namco. Versión analizada: 1.10

 

Ni no Kuni II
Construye una nación en la que todos sean felices
Ni no Kuni II: El Renacer de un Reino PRINCE'S EDITION es una secuela que se centra, sobre todo, en la jugabilidad y en el contenido secundario, proporcionándonos así una experiencia de gestión de recursos y de tiempo de lo más sólida. ¡No explotéis a los aldeanos!
PROS
La integración de la construcción de Estivania con todo el contenido secundario
El sistema de combate, totalmente renovado, y las luchas territoriales
La inspiración en Ghibli y su excelente banda sonora
CONTRAS
Caídas de FPS y fondos borrosos, principalmente en modo portátil
Una historia principal que solo destaca en su inicio y en su final
Siendo algo quisquillosos, y ya a nivel personal, podría haberse doblado todo el juego y no solo las escenas más importantes
79
COMPRAR