Análisis SkyDrift Infinity – Nintendo Switch. Carreras locas (y muchas explosiones) por el cielo

Fecha de lanzamiento
29 julio, 2021
Número de jugadores
Modo local 1-4, Modo en línea 1-8
Idiomas
Español, inglés, alemán, etc.
Tamaño de la descarga
991 MB
Nuestra puntuación
70

¿Quién dice que los juegos de carreras solo pueden ser de coches? A lo largo de los años hemos visto títulos de carreras con todo tipo de inspiraciones, ya sean otros vehículos o incluso algunos deportes de riesgo como snowboard. Pero, ¿y los aviones? Desde luego no conocemos muchos casos de carreras de aviones, pero hoy os presentamos SkyDrift Infinity, una nueva propuesta (o novedad a medias) que llegó recientemente a Nintendo Switch parahacer las delicias de los que buscan un poco de acción aérea.

 

El título desarrollado por Digital Reality y distribuido por THQ Nordic llega a la híbrida de Nintendo (y otras plataformas) para ofrecer carreras vertiginosas surcando los cielos con diversos aviones de guerra. Aunque no se trata de algo totalmente nuevo, ya que su lanzamiento original fue en 2011 en varias plataformas. Pero tras una década, esta remasterización (que se centra principalmente en su lavado de cara) llega a Nintendo Switch. En NextN hemos podido dedicarle algunas horas a este interesante título y, aunque se queda corto en ciertos aspectos, la diversión está garantizada. Así que, ¿os habéis puesto los cascos? ¡Listos para el despegue!

 

 

Pilotar nunca fue tan… difícil

Desde el primer momento en el que tomas los mandos, te das cuenta de que SkyDrift Infinity es diferente a otros juegos de carreras. Las bases son las que cabría esperar del género, con sus metas, sus vueltas y sus rivales. Pero en este caso, tratándose de aviones, el control supone una barrera más que hay que dominar. Aunque los circuitos son cerrados, no estamos pegados al suelo, lo que hace que nuestro campo de acción sea mucho más grande, lo que también conlleva a hacer frente a un mayor número de obstáculos que debemos evitar. Cada giro y cada recta están condicionados por riscos, salientes, edificios o incluso la propia limitación del mapa, lo que hace que sea muy fácil chocarte. Esto también se comprueba cuando no solo controlamos el rumbo, sino también la inclinación del avión. Por ejemplo, en las curvas cerradas es necesario inclinar el avión a un lado para hacer la curva sin chocarnos. Esto añade una complejidad adicional que no observamos en otros juegos. Por supuesto, existe un cierto factor riesgo-recompensa, ya que cuanto más nos acercamos a los obstáculos, obtenemos empuje para ir más rápido. En este sentido, SkyDrift Infinity muestra un diseño de juego bien logrado.

 

Tras superar el tutorial, nos encontramos que las opciones de juego son algo limitadas. Para un jugador solo hay disponible el modo Campaña, dividido a su vez en 7 fases con una media de 4-5 carreras por fase (a excepción de la última que es solo una carrera). No solo es necesario completar los desafíos para desbloquear la siguiente fase, sino que también sirven para desbloquear nuevos aviones y pinturas. Aquí descubrimos los diferentes tipos de carrera, divididos en Potencia, Velocidad y Supervivencia. La primera es una carrera en la que podemos recoger y utilizar armas contra nuestros enemigos. Estas armas tienen un poco de lo que se suele ver en el género (como misiles guiados, escudos o campos de fuerza) con otras específicas de los aviones como metralletas o incluso minas. Después tenemos el modo Velocidad, que elimina las armas e introduce unos anillos a lo largo del circuito para aumentar en gran medida nuestra velocidad. Y por último, el modo Supervivencia, que no deja de ser el clásico modo Eliminación (cada 25 segundos, se elimina al corredor en última posición hasta que solo queda uno). Superar toda la campaña nos ha llevado unas 4 horas, aunque el juego ofrece la posibilidad de elegir la dificultad en cada circuito, y en las fases más avanzadas se puede volver bastante desafiante.

 

Volando en solitario o en compañía

Fuera del modo Campaña, SkyDrift Infinity ofrece multijugador tanto local como en línea. Tanto en uno como en otro podemos seleccionar cualquiera de los 6 circuitos (en su versión normal o inversa) y de los tres modos para competir, además de un modo Lucha mortal (individual o por equipos) exclusivo del multijugador con sus propios circuitos donde debemos conseguir la mayor puntuación eliminando a nuestros rivales. Para el modo local se requiere mínimo dos jugadores, pudiendo usar cada Joy-Con de forma individual. Por desgracia, es necesario conectar esos dos mandos aunque estés solo si quieres disfrutar de ese modo. Por otro lado, no hemos tenido oportunidad de probar el modo en línea dada la ausencia de jugadores. Este quizá sea el mayor punto negativo del juego, ya que otros títulos similares ofrecen algunos modos extra para un jugador, ya sea Contrarreloj, Desafíos o incluso poder crear una partida personalizada. Pero aquí no nos encontramos con nada así. Aparte de esto, lo único que encontramos son Marcadores con los tiempos de jugadores de todo el mundo (sin posibilidad de enfrentarse a ellos) y Trofeos con logros que podemos conseguir durante nuestras carreras.

 

En el apartado gráfico, hay que reconocer que el diseño de los circuitos está muy bien logrado. Tanto los elementos naturales como los edificios o construcciones tienen bastante detalle, y se mueve bastante bien incluso cuando compartes la pantalla en el modo local. El apartado sonoro es quizá más estándar, con las típicas melodías estilo rock que suelen ser las habituales en esta clase de juegos. El título también cuenta con doblaje, pero curiosamente, solo la parte del tutorial se había doblado al castellano. Las frases tipo “Vas en cabeza” y cosas así las han mantenido en inglés por una razón que no entendemos.

 

Skydrift Infinity – Aviones mortales que disparan y explotan como idiotas

Tras varias horas de juego, la sensación que tenemos de SkyDrift Infinity es que podía haber sido algo más, pero se quedó corto. A nivel jugable está bastante bien, las partidas son emocionantes y divertidas, y aunque cueste dominar los controles al principio, es parte del desafío. Y los circuitos son bastante llamativos y únicos. Por desgracia, que solo ofrezca un único modo para un jugador (y en cierto modo corto) y que se centre tanto en el multijugador puede jugar en su contra para aquellos que buscan divertirse sin compañía. Si lo que queréis son específicamente carreras de aviones, esta es una buena opción.

 

Skydrift InfinityHemos analizado SkyDrift Infinity gracias a un código digital cedido por Dead Good Media. Versión analizada: 1.0.0

 

Un gran despegue, pero poco gas
SkyDrift Infinity ofrece una propuesta llamativa y bien construida, con carreras muy divertidas que te pueden poner contra las cuerdas en su dificultad más elevada. Y el poder jugar tanto en modo local como en línea es un punto a su favor. Por desgracia, la experiencia para un jugador se ve bastante limitada tanto a nivel de modos de juego como de circuitos.
PROS
Se nota un gran trabajo a nivel de jugabilidad
Las carreras son divertidas y emocionantes de principio a fin
Puedes compartir la diversión con un colega con un Joy-Con
CONTRAS
Para un jugador solo hay modo Campaña, y se hace corto
Poca variedad de circuitos
70