warioware

Análisis WarioWare: Get It Together! – Nintendo Switch. Microjuegos innovadores para compartir

boxart WarioWare: Get It Together!
Fecha de lanzamiento
10 septiembre, 2021
Número de Jugadores
1-4
Idiomas
Español, inglés, francés, etc.
Tamaño de la Descarga
1351,00 MB
Nuestra puntuación
75

— Wario entra por la puerta y se pone a escribir en el ordenador como si tuviese prisa —

Queridos lectores y futuros compradores de mi nuevo juego, tengo una cosas que deciros y es que Takaregal se ha dejado el ordenador abierto en la oficina y como no me acordaba de mi contraseña, he aprovechado para escribir en su nombre. ¿Qué quién soy en realidad? ¡JAJAJAJA! Soy yo, Wario. Lo sé, lo sé, quizás no haya sido el redactor más constante de la web, pero he decidido volver justo cuando tengo algo súper importante que contaros. ¡He sacado un juego nuevo! Tras WarioWare Gold los de Nintendo han vuelto a venir a mi puerta suplicándome que vuelva a sacar un juego que les haga ganar pasta y claro que les dije que sí, sobre todo porque les engañé y me quedo el cien por cien del dinero de las ventas. ¡Tendríais que haber visto la cara del presidente nuevo cuando leyó la letra pequeña después de firma! Pero bueno, seguro que si estáis aquí no es porque os interesen mis negocios, sino porque lo que queréis saber es qué tal ha salido mi nuevo juego: WarioWare: Get It Together!. Ya os digo que voy a ser sincero en este análisis, porque podré ser muchas cosas: mentiroso, ladrón de tumbas, egocéntrico, defraudador de impuestos (gracias Yoshi por esos consejos financieros), pero de hermanita de la caridad no tengo nada. Todo lo que diga será la verdad.

 

 

Este tesoro en forma de cartucho mejor compartirlo con amigos

Y tú te estarás preguntando, «Oh Wario, ¿en qué se diferencia esa nueva entrega de tu franquicia de las anteriores?» A lo que yo te respondo con una palabra: «todo». Los doscientos microjuegos son completamente nuevos. No hemos podido hacer un corta y pega de ninguno de los anteriores porque esta vez el gran Wario se ha estado estrujando bien los sesos. No es por echarme flores, pero la saga WarioWare siempre ha estado en la vanguardia a la hora de sacarle el máximo provecho a las posibilidades de la consola con cada una de sus entregas. En esta ocasión se me ocurrió que era buena idea aprovechar esa cosa tan guay que se veía en los tráiler de la consola de separar los Joy-Con y tener disponibles dos mandos para jugar con un amigo a un juego de baloncesto. El problema es que ese juego no le importa a nadie, porque lo que todos queréis es jugar a juegos donde se vea mi jeta.

 

Dicho y hecho. La principal gracia de WarioWare: Get It Together! es poder compartir el Joy-Con con la persona a la que más odies o ames y poder jugar a todos los microjuegos a dos jugadores. Por supuesto también puedes seguir jugando tú solo, en tu cuarto a oscuras, como si fuese un juego de mi saga normal. No voy a dejar tirado a las personas que me han llenado los bolsillos de pasta durante los últimos años, ahora que no voy de aventuras. Así que no os preocupéis que tanto solos como acompañados os espera una buena sesión de humor gamberro made in Wario, con ideas cada vez más locas, de esas que te hacen jugar con una sonrisa en la cara.

 

Aunque bueno, el desarrollo de este juego ha sido una aventura, tanto que os la colamos como modo historia. Resulta que un día estábamos a punto de darle al botón de publicar el juego, cuando de golpe y porrazo la consola nos tragó a todos, (Jimmy, Mona, el doctor ese rarito que no me acuerdo el nombre, Ashley y el resto), y nos encontramos en el mundo digital, lleno de molestos bugs que se querían comer el juego en el que tanto esfuerzo vertimos. ¡Idos a morderle los cables a compañías grandes que nosotros somos una modesta empresa independiente! Pero bueno, ya que estábamos dentro pues hicimos lo que teníamos que hacer: ir uniéndonos contra ellos para enfrentarlos a base de completar los microjuegos que programamos. WarioWare Inc. contra un montón de bugs y fallos de programación asquerosos. ¡JAJAJA! Casi me dan pena porque no tienen nada que hacer contra.

 

Innovar está bien, aunque a veces no salga perfecto

Pero como ya sabréis el resto de mis «conocidos» (me niego a llamarles amigos hasta que cambien su dieta a una basada en los ajos) no tienen el portentoso cuerpo que se gasta el menda, por lo que sus habilidades son bien distintas. Y eso se traduce en la otra gran novedad que veréis en WarioWare: Get It Together!. Se acabó controlar a otros personajes, objetos o cosas para hacer los microjuegos. ¡Ahora toca controlar a Wario (o sea yo) y sus amigos. Y como nos parecemos entre nosotros lo mismo que un huevo a una castaña, cada uno se controla de una forma distinta, con sus propias habilidades y esquemas de control.

 

En total estamos hablando de veinte personajes distintos, con los que afrontar los más de doscientos microjuegos. Y para añadir más ajo y carne al asador, dependiendo del modo en el que estés, tendrás que hacer un equipo de varios personajes (o incluso todos) que irán rotando entre sí. Esto hace que todas las pruebas puedan afrontarse de muchas formas distintas, con soluciones diferentes, aportando frescura y conservando esa sensación de incertidumbre de que hacer, como cuando te enfrentas a un microjuego por primera vez. ¡Menuda idea que tuvimos, ¿eh?! No os podéis dormir en los laureles por mucho que juguéis.

 

WarioWare
En este microjuego hay que darle de beber agua al perro moviéndole la lengua hacia el grifo. Pero Penny viene con un cañón de agua incorporada y puedes enchufársela directamente a la lengua. ¡Hay veces que puedes hacer trampas!

 

Con tanta variedad, pretendíamos que la rejugabilidad fuese tan alta que no nos hiciese falta sacar otro juego en décadas, pero también metimos la pata un poco. A ver, no me malentendáis, todos los juegos se pueden superar con todos los personajes, lo que pasa es que algunos juegos son más difíciles o fáciles en función del personaje que uses. Digamos que el ir cambiando de personajes, junto a que no están del todo equilibradas todas las pildoritas jugables que os ofrecemos para que sea igual de satisfactorio jugarlas con todos por igual. ¡Intentábamos ofrecer algo nuevo y fresco! Es cierto que la mayoría de las ocasiones es así, pero hay veces que va a ser más fácil perder una vida simplemente por no saber qué hacer en el microjuego y/o no saber como completarlo con ese personaje. No sé como decir esto pero…¡la culpa es de otro! Aunque ahora que lo pienso era yo el que tenía que encargarme de revisar todo esto.

 

Cajón desastre: gatchas, popurrí fiestero y torneos

Lo bueno de hacer videojuegos es que puedes copiar implementar todas esas mecánicas que os molan a los jugadores. Conforme vayáis completando las diferentes misiones, jugando a la historia o el resto de modos iréis ganando monedas que podréis gastar en un gatcha. ¡Sí, ya está aquí el gatcha de Wario Ware: Get It Together! Pero aquí no os saldrán waifusbandos de esos porque, reconozcámoslo, un adonis como yo está a un nivel más alto de lo que os podéis permitir. Lo que conseguiréis serán una serie de objetos y cachivaches raros, de distintas rarezas, que podréis regalar a cada miembro del equipo para que subamos de nivel nuestra amistad. ¡Por el interés te quiere Andrés! Como recompensa vosotros os lleváis nuevos colores y variaciones para cada personaje e ilustraciones. ¿Un buen trato no?

 

Y con esos colores nuevos podéis ir al modo Popurrí a picaros con los amigos en alguno de los diez minjuegos competitivos y cooperativos. Y hemos traído de todo: Volleyball, dar toques a un balón sin que caiga, explotación laboral, air hockey con microjuegos e incluso el retorno por la puerta grande del juego de la patata caliente que había en el juego de GameCube. Y por si hay algún despistado: mini es más grande que micro, lo he mirado en el diccionario, por lo que no son jueguecitos de pocos segundos.

 

«Pero Wario, oh fuerte y fornido Wario, pero no tan fuerte como tu olor a ajo, soy de esos que no tienen amigos para jugar en local y aún así quiero ver si soy mejor que el resto«. Lo primero que puedo decirte es  que yo antes era como tú. Así que quizás sea hora de darte una vuelta con tu descapotable morado, conseguir un par de tesoros y con lo que te saques lo mismo te da para montar un negocio y conocer gente. Y si eres demasiado vago, siempre puedes participar en las Copas Wario, donde cada semana se pone un desafío para todos los jugadores donde hay que competir por conseguir la mejor puntuación y en función de como lo hagáis ganáis más o menos dinero con el que comprar más cositas en la tienda. El de marketing dice que esto es retroalimentación entre los modos de juego, pero a mi esa palabrota solo hace que me entren ganas de comer pan de ajo un poquito pasado.

 

Uno juega, y los otros hinchan el globo como si les fuese la vida en ello para que explote. ¡Como en el vídeo de Chiquito en el Grand Prix!

 

¡Eh! ¡Que vuelve el parguela este a su ordenador! ¡Me tengo que ir antes de que se de cuenta de que le he cambiado el texto del análisis. ¡Nos vemos cuando salga otro juego mío!

 

— Wario salta por la ventana y se va a su planeta volando con su jetpack —

 

WarioWare: Get It Together! – Renovarse es arriesgarse

Maldito Wario, se va volando y me bloquea el texto para que no pueda cambiarle ni una coma.

 

WarioWare: Get It Together! hace lo que mejor sabe hacer la franquicia: aprovechar los diferentes gimmicks y características de la consola, para sacarle todo el partido a las distintas forma de jugar que ofrece a través de un buen puñado de microjuegos en clave de humor. Y para eso siempre hay que arriesgar y el riesgo puede llevar a muchas partes. Y en esta ocasión los cambios en la forma de jugarse al juego han sido una decisión bastante arriesgada. Sin duda aportan dinamismo, novedad y que esa sensación de afrontar un microjuego por primera vez, sea continua al tener que estar pensando siempre cómo hacerlo. Pero también habrá para quien esta incertidumbre le suponga una complicación de más de la simpleza original de la saga, sobre todo si eso se traduce en que el equilibrio de ciertos minijuegos se rompan con según qué personajes, tanto como para facilitarlos de más, como para complicarlos.

 

Pero lo importante aquí es que WarioWare Inc. ha vuelto a sacar un juego que quizás no sea el más completo, ni el mejor de la franquicia, pero sigue teniendo el espíritu gamberro, con ganas de innovar y sacar carcajadas con las situaciones de los microjuegos y hay pocos juegos cuya premisa sea esta. Y lo que es igual de importante, cumple a la perfección la premisa principal del juego de compartir el Joy-Con con alguien y jugar todo el juego en compañía o bien desatar la locura y las risas con el modo Popurrí, donde las risas y los piques están asegurados.

 

WarioWareHemos analizado WarioWare: Get It Together! gracias a un código digital cedido por Nintendo España. Versión analizada: 1.0.0

 

warioware
Las risas en compañía hacen olvidar los puntos negativos
WarioWare: Get It Together! es una buena entrega de la franquicia, que tiene la desgracia de venir justo después de la de 3DS, que probablemente sea la mejor. La variedad que aporta ir cambiando de personaje es un aire fresco a la saga y a la jugabilidad, pero hay minijuegos que funcionan mejor o peor con según qué personajes y puede no convencer a algunos jugadores. Un posible nubarrón, que no impide que la diversión, las risas y las locuras de WarioWare sigan brillando y más ahora que tiene tantas opciones multijugador, para reír en compañía.
PROS
La constante sensación de enfrentarte a un microjuego nuevo al estar cambiando de personaje todo el rato y tener que improvisar
El modo Popurrí puede convertirse en el alma de cualquier fiesta
Vuelve el doblaje al castellano de WarioWare Gold y sigue siendo igual de exquisito
CONTRAS
Por desgracia, no todos los microjuegos están igual de bien equilibrados para todos los personajes
Aunque tiene su puñado de extras, se queda corto en comparación a otros títulos de la franquicia
Por pedir, podría haber más microjuegos. ¡Nunca son suficientes!
75
COMPRAR