Happy's Humble Burger Farm

Happy’s Humble Burger Farm trae la cocina más terrorífica a Nintendo Switch

Esto da más miedo que un plato de brócoli

TinyBuild, a priori, puede no ser un nombre que llame la atención a la mayoría de los jugadores, pero lo cierto es que tienen un historial muy interesante a sus espaldas. Con nombres como Hello Neighbor y Graveyard Keeper en su currículum, la compañía estadounidense, con 10 años de experiencia a sus espaldas, presenta una oferta de videojuegos independientes de lo más interesante. Su nuevo evento, el TinyBuild Connect Show, ha traído unas cuantas novedades. Y entre ellas se encuentra Happy’s Humble Burger Farm, desarrollado por el pequeño estudio Scythe. Es el juego que hace que los infartos y la comida rápida vuelvan a verse vinculados… Aunque esta vez no es el colesterol el culpable.

 

Happy’s Humble Burger Farm: Pesadilla en la cocina

Los simuladores de cocina en restaurantes son un género que ha ganado muchos adeptos en los últimos años, especialmente en el sector de los indies. Happy’s Humble Burger Farm viene a dar un puñetazo sobre la mesa y poner el género patas arriba, combinándolo con un género que poco o nada tiene que ver a priori: la aventura de terror. Y eso significa que tendremos nuestra ración de hamburguesas, patatas fritas, perritos calientes y refrescos… Pero que habrá mundo más allá de la cocina de nuestro restaurante de comida rápida. El juego ha sido anunciado para todas las plataformas y verá la luz a lo largo del cuarto cuatrimestre de 2021, aún sin fecha fija.

 

 

Hay vida (por llamarlo de alguna manera, guiño guiño) fuera del restaurante. La ciudad de New Elysian, inquietante y desasosegante, tiene mucho que ofrecer en sus calles. Un café en el Jazzy Java Joint, una tienda de empeños en la que vender nuestras cosas, un museo lleno de arte e historia, un cementerio para presentar nuestros respetos a los fallecidos… Y más misterios por resolver. Como por ejemplo, desde cuándo trabajamos en un restaurante de comida rápida y por qué. Será mejor mantener los ojos muy abiertos, porque en la humilde hamburguesería de Happy hay sorpresas que puede que hagan que nos dé un vuelco el corazón.

 

Fuente: Nota de prensa de TinyBuild