Videojuegos antiguos

Hideki Kamiya reflexiona sobre la importancia cultural del videojuego antiguo

Siempre en mi equipo, Hideki

No hace mucho tiempo que en NextN reflexionábamos acerca de cómo la dificultad de acceder a videojuegos antiguos de forma legal se había convertido en un clavo ardiendo al que agarrarse para los defensores de la piratería. Centenares de videojuegos históricos que, al no recibir apoyo por parte de las compañías, resultan imposibles de jugar a día de hoy en las plataformas actuales, son la excusa perfecta para que muchos consideren que la única opción posible para acceder a ellos es a través del pirateo. Y en ocasiones, tristemente, así es: sólo una ROM ilegal posibilita acceder a ciertos títulos. La difícil accesibilidad a estos catálogos, ahora que se está empezando a poner en valor lo retro, es un tema de actualidad. Y así lo demuestra una de las caras más conocidas de la actualidad de los videojuegos: el productor de Platinum Games, Hideki Kamiya.

 

Hideki Kamiya y el impacto cultural de los videojuegos antiguos

El padre de Viewtiful Joe y Bayonetta, aparte de ser conocido por bloquear en Twitter a todo el que no le habla en japonés, también es un coleccionista de videojuegos retro y un amante de los videojuegos en todas sus vertientes. En una reciente entrevista para VideoGamesChronicle, ha hecho una valoración de la accesibilidad a videojuegos antiguos en relación con el mercado de compraventa de juegos retro. Y resulta muy interesante su punto de vista:

Hideki Kamiya (Platinum Games): Como coleccionista, yo mismo entiendo el encanto de tener esos juegos en un paquete precintado. La gente busca el valor de ese paquete en sí mismo, no del propio juego. Pero como aficionado, es un problema si alguien quiere jugar a esos juegos pero no puede porque están siendo comercializados a un precio ridículo.

 

El productor, además, no ha perdido la ocasión de valorar cómo afectan las políticas de las empresas de videojuegos a la accesibilidad a esos catálogos de videojuegos antiguos, en una línea bastante aproximada a la que comentábamos en NextN hace no mucho, pero yendo aún más allá: Kamiya alude al impacto cultural de estas políticas, o mejor dicho, de la ausencia de ellas.

Hideki Kamiya (Platinum Games): La responsabilidad de mantener el acceso a esos juegos pertenece a las empresas dueñas de las IP. Si la gente quiere jugar un videojuego clásico y no puede, ya sea por no estar disponible en plataformas nuevas o por no poder ser encontrado en su forma original, es una amenaza, un lastre para la cultura del videojuego. Las empresas que poseen esos derechos deberían estar moviéndose constantemente para preservar la cultura de los videojuegos y hacer que esos títulos estén disponibles para aquellos que quieran jugarlos.

 

Esto, por desgracia, está en el debe de empresas como Nintendo. Los interesantes movimientos que se hicieron en la época de Nintendo 3DS y Wii U han perdido fuerza con el rotundo éxito de Nintendo Switch, y los catálogos gratuitos de Nintendo Switch Online, aunque interesantes, palidecen en comparación con el potencial de sus respectivos catálogos. ¿Creéis que Kamiya tiene razón? ¿Qué movimientos creéis que podría hacer Nintendo en este sentido?

 

Fuente