metroid opera espacial fan

¿Una ópera espacial basada en Metroid? Ese es el ambicioso proyecto de un fan español

Jesús José Camacho Lucas-Torres es, además de fan de Metroid, un colaborador habitual de NextN

A pesar de sentar cátedra con una contundencia que sirvió para crear un nuevo género, Metroid ha sido siempre una saga de nicho. Desde el lanzamiento de la primera entrega en 1986 han transcurrido 35 años en los que los diferentes títulos de la franquicia han conseguido ventas sólidas, si bien no espectaculares hasta el punto de lo llamativo, y han afianzado una base de fans realmente fiel cuya fidelidad, más que los números, nos habla de la gran calidad que hay detrás de cada juego. El anuncio de Metroid Prime 4 fue celebrado en todo el mundo, y no lo fue menos la presentación de Metroid Dread, un título que se ha cocinado durante 15 años, que ha impulsado las ventas online de anteriores entregas en 2 dimensiones como Fusion o Zero Mission y que, a juzgar por las reservas, podría convertirse en el juego más vendido de la historia de la franquicia.

 

Esta época de bonanza con un horizonte saturado de contenido, ha pillado a los fans desprevenidos, pero eso no significa que no se estén preparando ya para una nueva #OperaciónSamusReturns, un movimiento que nació de la propia comunidad, fue aupado por YouTubers y otras personalidades de Internet, y comenzó en 2017 con la llegada del remake de Metroid II desarrollado por Mercury Steam para reivindicar la importancia de estos títulos y para intentar difundir su existencia para que más jugadores la conociesen, no solo a través del material oficial sino también de fanarts, canciones y arte de todo tipo.

 

Metroid Dread

 

Desde que comencé a trabajar con NextN en 2020, y como fan acérrimo de Metroid que soy desde que jugué a Fusion siendo un adolescente, yo he intentado aportar mi granito de arena a visibilizar la franquicia con varios artículos, quizá no objetivos pero sí fieles a mi punto de vista y mi concepción del arte del videojuego, lo cual en alguna ocasión puede llevarme a ser muy crítico, sobre todo en lo que respecta al apartado narrativo. A excepción de las #PokéExpediciones, la mitad de los artículos que he escrito han versado sobre Metroid: cuál es su futuro, cuál es su pasado, cuál es la posibilidad de que haya crossovers… Sin embargo, a título personal, he estado trabajando en un proyecto mucho mayor que paliase (o satisficiese, al menos) los vacíos argumentales que fui encontrando al jugar. ¿Qué sabemos de la Federación? ¿Qué sabemos realmente de los chozo? ¿Qué sabemos de Adam Malkovich, que tan importante fue en Fusion y aparentemente también lo será en Dread, o de su hermano Ian, que apenas fue un apunte en Other M cuando todo el conflicto entre Samus y Adam parece girar en torno a él?

 

Organizar la cronología de Metroid ha sido cuestión de muchos años de juego, mucho gameplay en YouTube y mucha pasión gamer, pero tras el anuncio de Prime 4 y la decepción de su reinicio, aún sin noticias de Dread, mi cuerpo pedía salsa. Y, viendo que no iba a ser Nintendo quien me diese lo que necesitaba, decidí guisármelo yo, siendo lo más fiel posible a la franquicia, pero también a mí mismo. Como un proyecto fan que es, decidí no ponerme límites: crear lo que quisiera, y cambiar lo que me pareciera. Libertad total.

 

 

Metroid es un proyecto mastodóntico, una ambición ante la que quizá sucumba. La ópera espacial es un subgénero dentro de la ciencia ficción caracterizado por desplegar un universo vastísimo, y eso era justo lo que me proponía hacer. Quería dar explicación a todo lo que no entendía. El prólogo, que pronto podréis leer en NextN, surgió de manera visceral, sin meditar y sin investigar en absoluto, el otoño de 2019. A partir de ahí, comencé a ser más cuidadoso, a orientar mejor las preguntas que me hacía, a prestar más atención a lo que los juegos no decían, pero mostraban. Así es como apunté directamente a la infancia de Samus, a sus padres, a la situación de la colonia minera donde nació, llamada K2L, y al estado de la Federación Galáctica en aquella época, porque lo que ocurriese entonces es lo que determinó a todos los personajes a ser como son durante los juegos.

 

¿En qué misiones estuvo involucrado Adam? ¿Qué hacían Gandrayda o Sylux antes de ser cazarrecompensas? ¿Qué intereses hay tras la destrucción y la violencia de los piratas espaciales? ¿De dónde vienen los chozo? ¿Quién gobierna la Federación y cómo vive la población civil?

 

Eso es lo que quiero investigar a través de este proyecto. Y, si me lo permitís, os llevaré a SR388, a Norion, a Zebes, y a zonas del planeta Tierra que no seréis capaces de reconocer, para que lo descubramos juntos. ¿Alguna objeción, señoritas?