Super Animal Royale

Análisis Super Animal Royale – Nintendo Switch. La ley de la jungla en batalla campal

Super Animal Royale
Fecha de lanzamiento
26 agosto, 2021
Número de jugadores
1-4
Idiomas
Alemán, Inglés, Español, Francés, Italiano, Japonés, Coreano, Ruso, Chino
Tamaño de la descarga
795 MB
Nuestra puntuación
80

Uno de los géneros multijugador que más se ha popularizado en los últimos años es el de los Battle Royale, lo que viene siendo una batalla campal en la que participan simultáneamente muchos jugadores, peleando entre sí por sobrevivir en medio de un mapa enorme donde encontrar todo tipo de recursos con que ir ganando poder frente al resto y ser la última persona, o equipo en caso de participar de forma cooperativa, que quede en pie, escalando hasta la posición más alta dentro de un ránking. Por supuesto, es nombrar este estilo de juegos y el primer título que viene a la mente es el celebérrimo Fortnite, con sus skins para personajes, sus progresivas actualizaciones de contenido cada cierto tiempo y sus colaboraciones crossover con diferentes franquicias de videojuegos, todo un fenómeno cuya popularidad y éxito es innegable, siendo conocido incluso más allá del mundillo en que nos movemos quienes nos gustan los videojuegos, sentando así precedentes para juegos posteriores que se aventuran en este estilo. Bajo esta inspiración nace Super Animal Royale, el primer trabajo del estudio independiente Pixile, que cuenta con el apoyo de la editora Modus Games, quien ha participado ya en la publicación de unos cuantos juegos en la consola híbrida, y que además se presenta de forma gratuita, permitiéndonos así jugar online contra otros 63 jugadores más a la vez, sin necesidad de estar suscrito al servicio de pago Nintendo Switch Online, con opción eso sí a comprar un par de cosillas que mencionaremos más adelante. Vamos pues a saltar del avión y aterricemos en el safari más salvaje, ¡prepara tus mejores armas para la batalla!

 

 

Lucha por la supervivencia

Un grupo de animales, de aspecto mono pero feroces como ellos solos, han decidido reunirse una isla con un parque safari abandonado para resolver sus diferencias y demostrar quién es el más fuerte, armas en ristre y tendiendo emboscadas. Nada de juego limpio, con una simple espada al empezar, la partida comienza saltando con un paraguas a modo de paracaídas desde una gigantesca ave avión que planea en diagonal por encima de la mencionada isla, es nuestro turno entonces de elegir en primer lugar el punto donde vamos a descender dentro de dicho recorrido. Gracias a ese paracaídas, podemos ampliar el rango de zonas donde aterrizar dentro de la isla, mientras descendemos lentamente, y una buena estrategia para comenzar es calcular un sitio donde no haya nadie cerca para comenzar a buscar armamento con que poder defendernos del resto de participantes; toca romper cajas para encontrar armas o munición, y una vez mejor pertrechados, podemos empezar a buscar rivales a los que eliminar. Por supuesto, el tipo de estrategia en los battle royale es totalmente libre, podemos optar por lanzarnos a pecho descubierto y disparar a todo lo que se mueva, o bien podemos alejarnos, esperar a que el resto se vayan eliminando mutuamente y aprovechar los descuidos de los demás para atacarles por la espalda o antes de que tengan tiempo de reaccionar y apuntarnos. Puesto que la vista es aérea en todo momento, la ventaja por un lado es que es más fácil ver venir a los enemigos desde lejos, por otro lado es más complicado que pueda realizarse algún tipo de emboscada, quedándose los encuentros en una cuestión más de apuntar rápido y saber esquivar a tiempo los proyectiles enemigos.

 

 

El mapa por donde nos movemos junto al resto de los participantes es una isla enorme con varias zonas temáticas como desiertos, bosques, playas o lugares nevados, con algunas construcciones entremedias que pueden servir de parapeto temporal, o para dificultarnos el paso, según se mire. No hay especial diferencia en términos de jugabilidad entre unas y otras, más allá de que hay sitios de campo abierto donde te expones más al fuego enemigo y otros donde por ejemplo hay más árboles u objetos irrompibles que nos pueden hacer más fácil escapar de una situación desventajosa, lo que le da un toque de estrategia, ya que nos puede convenir más movernos por unos lugares u otros en función del tipo de combate que prefiramos o como vayamos de equipados en cada momento. La presencia de algunas hogueras repartidas por ciertos puntos nos ayuda a recuperar algo de vida en caso de necesidad si no hemos logrado reunir otros objetos de apoyo, y por otro lado sí que hay que tener en cuenta que existen algunos objetos rompibles como cajas donde encontrar cosas prácticas como armas o barriles con explosivos, estos últimos son de cuidado, ya que si no los destruimos desde cierta distancia nos pueden ventilar casi toda la energía en cuestión de un abrir y cerrar de ojos, por lo que hay que andarse con ojo no sólo con el resto de participantes sino también de lo que nos vamos encontrando por el camino, ya que puede cambiar nuestra situación en la batalla. Antes de comenzar la partida en sí, visitamos primero el menú principal, donde se puede apuntar de uno a cuatro participantes, se elige el personaje y se lo personaliza con las cosas compradas, se compran mejoras, se ven logros desbloqueables, las estadísticas de partidas anteriores, e incluso se pueden crear nuevas especies combinando las muestras de adn que vayamos consiguiendo. En ese mismo menú es donde podemos escoger el tipo de partida donde vamos a participar: en solitario, en dúos, en escuadrón con otros participantes o en partida privada con amigos por medio de código, que aún se encuentra en versión beta, y eventos especiales con fecha determinada.

 

 

Rodar, atacar y repetir

En cuanto a los aspectos técnicos de Super Animal Royale decir que, aunque se ve un juego sencillo a nivel visual, no deja de tener mucho encanto. Gráficamente tiene un estilo de dibujos a mano, llenos de color y variedad, los personajes representan diferentes animalitos en libertad como zorros, conejos, lobos, gatos, osos, tigres, etcétera, con aire tierno, como en los cuentos infantiles, pese a que vayan armados y zurrándose unos a otros por hacerse con el puesto más alto en el combate, como decía antes los escenarios dentro de la isla son variados -desiertos, junglas, tundras, playas…- incluyendo construcciones inspiradas en el arte oriental, con carteles indicando espectáculos y eventos relacionados con ese mundo poblado exclusivamente por animales, como una especie de lore interno del juego. El único detalle que le veo negativo es el tamaño de la tipografía, que en la pantalla de Nintendo Switch se ve un tanto pequeña, lo que no la hace demasiado recomendable para jugar con poca iluminación ambiental o mucho tiempo seguido. En cuanto al apartado sonoro, sin resultar muy espectacular al menos acompaña bien con la acción de los combates, hubiera estado gracioso que los personajes tuvieran algún tipo de voces, pero por lo demás los efectos -disparos, explosiones…- están bien, suenan convincentes. Los controles son de lo más asequibles, la palanca izquierda para moverse, ZL para realizar el movimiento de evasión, ZR para atacar, ya sea con la espada inicial o para disparar con las armas de munición limitada que vayamos recolectando en el escenario de batalla, en cuyo caso apuntamos a nuestro alrededor con la palanca derecha, como es propio de los Twin Shooters, y L y R para elegir entre las armas o los objetos de recuperación que tengamos encima. Curiosamente para recoger los objetos que nos encontramos, hay que usar el botón Y, en lugar del habitual A, igualmente para saltar desde el ave avión y para abrir o cerrar el «paraguas-caídas» durante el descenso al terreno al principio de cada partida, nada a lo que no poder acostumbrarse por supuesto. Los controles responden bien en todo momento y las partidas transcurren de forma fluida, sin ningún tipo de cortes o saltos, lo que demuestra que se puede jugar sin problemas en online gratuito, por tanto en este caso no se puede echar la culpa al juego de ser derrotado en combate, sino más bien a la habilidad que vamos desplegando con la práctica.

 

 

De hecho lo normal en los primeros encuentros en Super Animal Royale es caer rápido, frente a los otros 63 participantes, dependiendo de la gente con la que te vas encontrando en el online, y después con más manejo, resistir más tiempo y alcanzar posiciones más elevadas en el ránking, de hecho puedo decir, que sin tener yo mucha experiencia en tema de Battle Royale, la verdad que en este juego no he sido aniquilado en cuestión de segundos de pisar tierra, como me ha pasado con otros, y tras varias partidas le he cogido bastante manejo. En caso de perder, siempre nos llevamos algunos objetos de regalo, y tenemos opción de permanecer en esa partida en modo espectador o rápidamente regresar al lobby inicial y que nos emparejen con una nueva partida a punto de iniciarse; el servicio va rápido y normalmente más de un minuto entre partidas no toca esperar, por lo que no se pierde apenas el ritmo. Como en todo buen Battle Royale, o en cualquier juego centrado en la experiencia multijugador online, no tiene una duración determinada, podemos seguir jugando todo el tiempo que nos siga llamando la atención, con el aliciente de ir progresivamente desbloqueando nuevos animalitos, objetos y elementos de personalización, además de los eventos especiales que prácticamente cada semana van saliendo, además que, por el momento Super Animal Royale parece contar con una comunidad de participantes bastante activa -podemos elegir servidor a nivel global, o por las regiones habituales- por lo que no suele haber problema en encontrar gente con la que jugar en cualquier momento del día o de la noche. El juego es gratuito para jugar, la única parte que tiene de pago es completamente opcional, en forma de dos paquetes: Starter Pack Season 1, que incluye tickets para realizar compras en el juego, objetos de diseño premium, trajes de diseño tribal y un nuevo arma cuerpo a cuerpo, y Super Animal Royale Super Edition, que incluye conjuntos de objetos estéticos, cuatro razas de súper animales, tickets y tener el doble de probabilidades de encontrar monedas especiales para intercambiar en la tienda de objetos estéticos, en definitiva, dos pases que ofrecen contenido exclusivo sobre todo a nivel visual, por lo demás el juego se puede disfrutar plenamente sin tener que gastarse nada más en ello.

 

 

Super Animal Royale – Apunta alto por hacerte tu lugar en la jungla

En conclusión, estamos ante una experiencia multijugador online interesante y que en general resulta de lo más accesible para cualquier persona, incluso para quien tenga menos experiencia con los Battle Royale, por lo común tremendamente competitivos y enfocados a un público bastante experimentado, algo de agradecer para quien quiera disfrutar de este tipo de juegos sin frustrarse mucho a los pocos minutos. Por supuesto es más divertido si juegas junto a alguien más a quien conozcas, pero incluso participando junto a gente anónima de todo el mundo se puede pasar un buen rato en cualquier momento del día, y de forma totalmente gratuita, sin necesidad de tener suscripción al servicio de Nintendo Switch Online, con una calidad de partida muy aceptable, sin interrupciones y sin apenas esperas entre partidas.

 

Super Animal Royale

Análisis realizado gracias al código cedido por Dead Good Media

versión 1.0.1

Super Animal Royale
La supervivencia del más fuerte y astuto
Pixile Studios nos presenta un Battle Royale de perspectiva aérea y simpáticos gráficos dibujados a mano donde cualquiera puede disfrutar de un buen rato multijugador online, se tenga la experiencia que se tenga en este tipo de juegos
PROS
Multijugador online accesible y gratuito, sin caídas de red ni esperas
Una gran cantidad de objetos, personajes y elementos de personalización por desbloquear
CONTRAS
No tiene ningún tipo de campaña individual u opción de partida junto a CPUs, por lo que dependes todo el tiempo de estar conectado online en casa
El tamaño de la letra es algo pequeño
80