Pokémon Diamante Brillante

Descubren una forma de clonar Pokémon en Diamante Brillante y Perla Reluciente

Pocos días después del lanzamiento de los remakes de Pokémon Diamante y Perla regresa una de las costumbres más arraigadas en la cultura de la crianza de los Pokémon desde la primera generación: la clonación. Como bien sabéis, debido a diferentes errores, gliches o como queráis llamarlos, a lo largo de los años y de los juegos siempre han aparecido formas diversas para clonar a nuestros monstruos de bolsillo. Y en Diamante Brillante y Perla Reluciente no iba a ser diferente.

 

Un glitch nos permite clonar en los remakes de Pokémon Diamante y Perla

 

Los pasos a seguir, siempre teniendo en cuenta que os estáis aprovechando de un error y eso puede tener efectos inesperados sobre la partida (o no), se detallan a continuación. Por si sois de los que lo preferís ver en vídeo, también compartimos uno después de estas líneas.

 

  1. Coloca dos Pokémon en la misma posición de una caja en cajas diferentes (por ejemplo, un Pokémon en la esquina inferior derecha de la Caja 1 y el otro en la esquina inferior derecha de la Caja 2)
  2. Coge uno de esos Pokémon y ponlo en la Battle Box.
  3. Ve a la Guardería Pokémon de ciudad Sosiego (Solaceon en su versión en inglés), asegúrate de que no hay ningún Pokémon, habla con la mujer, y elige al Pokémon de la otra caja.
  4. Antes de cerrar, haz clic en «Listado de cajas» de la parte inferior izquierda.
  5. Pulsa el botón «Y» y cambia las posiciones en las que están colocados, entonces deposita tu Pokémon.
  6. Vuelve a abrir tus cajas y ve de nuevo a la Battle Box.
  7. Coge un Pokémon que no quieras (va a ser eliminado) e insértalo en la Battle Box.
  8. Coge el Pokémon que quieras clonar y añádelo a la lista.
  9. Va a la pantalla de resumen del Pokémon que acabas de añadir; en cuanto salgas se habrá clonado.

 

 

Es más que probable que The Pokémon Company y la desarrolladora ILCA le pongan remedio más pronto que tarde con un parche, por lo que si queréis aprovecharos de este fallo del juego más os vale poneros manos a la obra. Eso sí, a vuestra cuenta y riesgo, que aprovecharse de errores a veces puede ser jugar con fuego.

 

Fuente