Análisis Super Mario 3D All-Stars Super Mario 64 Nintendo 64

Arabia Saudí se convierte en uno de los accionistas mayoritarios de Nintendo al comprar un 5% de la compañía

Acostumbrados ya a las compras multimillonarias de compañías de videojuegos, a ver el nombre de Tencent cada pocos días en las noticias, o el de Microsoft, desde luego que lo que no esperábamos es que el Fondo de Inversión Público de Arabia Saudí, conocido como el PIF por sus siglas en inglés, fuese a comprar más de un 5 por ciento de las acciones de Nintendo tras una inversión que, según ciertas especulaciones y rumores, ha supuesto un desembolso de más de 3.000 millones de euros.

 

Está inversión multimillonaria sigue los pasos dados por el fondo público, que ya había comprado más de 37 millones de acciones de Activision Blizzard Inc., con grandes pérdidas hasta la llegada de la compra por parte de Microsoft Corp. por valor de 69.000 millones de dólares. También invirtieron 1.900 millones de euros en EA y 1.000 millones en Take-Two. No solo eso, en 2020 compraron el 33,3% de la famosa compañía y distribuidora SNK, y anunciaron que planeaban comprar más acciones. En febrero de este mismo año elevaron su participación hasta el 96%.

 

Arabia Saudí pone el foco en Japón

 

El Fondo Público Saudí ha puesto su foco de inversiones en los videojuegos y las empresas de deportes electrónicos, especialmente en el mercado japonés, que concatena años de debilidad, lo que ha reducido el valor del yen, facilitando las inversiones extranjeras. Durante 2022 el PIF reveló que poseía también participaciones de mas del 5% en Capcom Co. y en Nexon Co., un proveedor de juegos online.

 

Los videojuegos no son la única inversión del petrolero país de oriente, que ha invertido millones de dólares en equipos de fútbol, en la Formula 1 o incluso en Hollywood. Estas compras masivas entran en su plan ‘Saudi Vision 2030′, con el que planean reducir su altísima dependencia del petróleo e invertir en sectores públicos como la educación, la salud, el turismo y, obviamente, en el entretenimiento.

 

Una compra que está claro que creará polémica, sobre todo viendo los antecedentes del país, pero hay que tener en cuenta que, realmente, con un 5% de la compañía, poco poder tendrán para realizar cambios dentro de ella. Los problemas realmente llegarían si ésta solo es la primera de muchas inversiones en la compañía de Kioto.

 

Fuente