Fire Emblem Engage Tutorial Cómo Cambiar Dificultad

[Tutorial] Cómo cambiar la dificultad en Fire Emblem Engage

Fire Emblem Engage se estrenó hace poco en el mercado y si has llegado a este texto quiere decir que estás empezando en el juego y quieres saber si tu elección inicial será reversible o que ya has avanzado un poco y te diste cuenta de que el desafío no está a tu altura o viceversa. Sea cual sea tu situación, en este breve tutorial vamos a explicarte las opciones que tienes para cambiar la dificultad de una partida ya empezada y de paso te daremos un par de consejillos. ¡Vamos al lío!

 

Es hora de elegir las piedras que se cruzarán en tu camino en Fire Emblem Engage

 

Toca empezar hablando de subir la dificultad. Intelligent Systems tomó la decisión de hacer que, en la actualidad, sea imposible cambiar la dificultad de forma ascendente en esta entrega. En otras palabras, si optamos por la dificultad «Normal» o «Difícil» y queremos una experiencia más compleja, por desgracia la única opción que dan es empezar una partida nueva.

 

Fire Emblem Engage Tutorial Cómo Cambiar Dificultad

 

Sin embargo, si tu caso es el inverso y notaste que la dificultad «Difícil» o «Extremo» se te hace cuesta arriba, te alegrará saber que aún tienes un as bajo la manga. No puedes hacerlo desde el principio, pero si logras completar los tres primeros capítulos del juego, se desbloqueará el Somniel, el cuartel general al que necesitas ser capaz de acceder.

 

Ya en el capítulo 4 o superior, verás que hay un edificio central en el cuartel general (el que posee una cafetería, el gramófono y un tablón). Si subes por las escaleras darás con una puerta por la que tienes que entrar y no tiene pérdida, pues al acercarte pone «Mis aposentos». Al fondo de la habitación de Alear hay una cama con la que debes interactuar para así seleccionar la opción «Dificultad». Es importante mencionar que esta acción es irreversible, por lo que si no estás seguro, te aconsejamos guardar tu partida en otra ranura para cubrirte las espaldas.

 

Fire Emblem Engage Tutorial Cómo Cambiar Dificultad

Para finiquitar el artículo, vamos a dejar una pequeña recomendación para aquellos que aún no decidieran qué hacer: optad por «Difícil» o «Extremo». Las primeras batallas son tutoriales y aunque tus unidades pueden morir igualmente, tienes cierto margen de maniobra para experimentar con la dificultad. En lo personal, el redactor de este texto cree que la posibilidad más sencilla quizá se queda algo corta para los veteranos de la franquicia y que «Extremo» es más disfrutable en una segunda vuelta. En resumen, que a su parecer lo mejor que puedes hacer es empezar en «Difícil» y si no te convence, acudir a la cama. Dicho esto, hasta aquí llegó el tutorial. Para cualquier duda, pon un comentario y esperamos que disfrutes de Fire Emblem Engage, independientemente del desafío que te plantes delante.