Sentry City

Análisis Sentry City – Nintendo Switch. El mundo cyberpunk no deja margen al error

Sentry City
Fecha de lanzamiento
28 septiembre, 2023
Número de jugadores
1
Idiomas
Inglés, japonés
Tamaño de la descarga
281 MB
Nuestra puntuación
72

En tiempos como los que vivimos, en los que los avances tecnológicos alcanzan un ritmo que a veces nuestra condición humana no es capaz de seguir, no es raro que la corriente artística del momento reflexione sobre las posibles consecuencias de ello. Es por esto que el género cyberpunk, más allá del popular título de los autores de The Witcher, se encuentra en un momento de bastante buena salud. Ya sea en la literatura, en medios audiovisuales o en videojuegos, las distopías hipertecnológicas están a la orden del día. Incluso en títulos que, lejos de ser representantes de la tecnología punta, se entregan más a lo retro y a lo arcade. Es el caso, por ejemplo, del título del que hablamos hoy: Sentry City.

 

Desarrollado por el pequeño estudio independiente norteamericano Crashable Studios, y distribuido por Flynn’s Arcade, este título hizo su debut en Nintendo Switch en el año 2023. Su aspecto visual es una evidente encarnación del pasado tecnológico de la industria de los videojuegos, pero su propuesta narrativa toma un camino diametralmente opuesto: un futuro en el que las máquinas y la inteligencia artificial condicionan el mundo. No, no está Skynet de por medio. Pero tampoco sería de extrañar que lo estuviese. Cúbrete y acompáñanos, que ahí fuera llueve y el mundo es peligroso.

 

 

No hay paz para los humanos en Sentry City

La premisa de Sentry City es sencilla: no hay tregua para los humanos. En un mundo en el que las personas y algunos robots conviven de forma medianamente pacífica, la amenaza de Xicon, un androide con inteligencia artificial, colma cada rincón de la ciudad, con los humanos en el punto de mira. Los secuaces de Xicon acechan en cada esquina, listos para disparar sin hacer preguntas, y sólo Chris, un valiente aventurero, parece dispuesto a plantar cara a la dictadura cibernética, tratando de acabar con su líder. El aroma a obras como Terminator y Blade Runner se hace muy presente.

 

Es necesario comentar que el título no está en español, algo que posiblemente pese a la hora de que algunos jugadores decidan darle la oportunidad. Pero, en esta ocasión, podemos asegurar que este aspecto no afecta en gran medida a la experiencia del juego. Los textos y diálogos escasean, y el peso recae totalmente sobre la acción. Dicho de otro modo: es uno de esos juegos en los que tampoco pasa nada si no te enteras del argumento. Lo importante aquí es liarse a tiros con todo bicho metálico que se ponga a nuestro alcance. Pero hay que hacerlo con criterio, ojo.

 

 

Las calles nos esperan… Y debemos darnos prisa

La jugabilidad de este título es simple en su esencia: recorremos los escenarios, plagados de plataformas y enemigos, buscando la manera de avanzar con seguridad en cada momento, destruimos al «mother brain» al final de cada nivel, recogemos el microchip que nos deja, y a repetir. Así, durante un total de 14 niveles, y con tres jefes repartidos a lo largo del recorrido. Esto nos da alrededor de dos o tres horas para completar una primera partida, pero exprimir al máximo las posibilidades de Sentry City.

 

Cada vez que completamos un nivel, el juego nos califica con una puntuación de una a tres estrellas, en función del tiempo que hayamos tardado en completar dicho nivel. Y no es un detalle casual, puesto que influye en el desenlace de la aventura. Si no logramos obtener la mejor puntuación en todos los niveles, obtenemos un final distinto del que veríamos en caso de haber bordado todo el recorrido. Algo que no es tarea fácil, y es que los desafíos que encontramos en el camino están hechos para exprimirnos al máximo. ¿Te animas a ser un speedrunner?

 

 

Caminando, saltando y disparando por Sentry City

A pesar de ser un título simple en su base, goza de una minimalista riqueza en sus recorridos. La diversidad de enemigos no es especialmente grande, apenas se pueden contar con los dedos de una mano. Lo mismo sucede con el tipo de obstáculos que podemos encontrarnos en el camino: barreras láser, plataformas flotantes móviles, barricadas, interruptores… No hay mucho más, pero no importa. A veces, menos es más. Y donde brilla Sentry City es en la versatilidad y el diseño a la hora de disponer todas estas amenazas en nuestro camino. A pesar de que todos los elementos de cada nivel nos resultan familiares al cabo de un rato, cada recorrido es único y especial, debido a su secuenciación.

 

Esta secuenciación es una de las claves que da dinamismo a un título que, como ya hemos dicho, no es especialmente prolongado, pero que da para mucho. Nuestro recorrido se basa en ser cautos, midiendo siempre cada salto, cada avance, cada disparo. No se trata de ir pegando tiros a lo loco. Si nos alcanza un solo ataque, estamos muertos, y regresamos al anterior punto de control. Estudiar los movimientos del enemigo, los obstáculos del entorno y los tempos de cada elemento convierten cada escenario en una suerte de puzle en el que, mediante ensayo y error, vamos avanzando y conquistando metas, sintiendo esa satisfacción que surge de superar un reto exigente. Puede que haya jugadores a los que no les guste morir tanto, pero ahí va un mensaje tranquilizador: tenemos vidas infinitas. La perseverancia nos acaba premiando.

 

 

El avance siempre deja cosas atrás

A pesar de esto, la propuesta de Sentry City tiene pequeñas lagunas. La primera de ellas recae sobre el aspecto técnico. Poca queja puede haber sobre su estética pixel art dibujada a mano, que ambienta de forma única el título y lo hace brillar tanto en modo sobremesa como en portátil. Tampoco podemos ponerle pegas a su excelente banda sonora electrónica de estilo synthwave. Pero, al menos en la versión de Nintendo Switch, las pantallas de carga pueden hacerse un poco molestas. Especialmente, en los combates contra los jefes. El dinamismo del título se ve interrumpido de forma excesiva en esos momentos, y se agradecería más agilidad en una fase de clímax como ésa.

 

Hay otro detalle que quizá podría mejorarse, y es la función de disparar en sí misma. Chris sólo puede apuntar hacia adelante y hacia atrás para disparar a sus enemigos… Pero éstos, sin excepciones, pueden disparar en diagonal. En ocasiones, esta limitación puede llegar a sentirse injusta. Es un detalle pequeño, pero causa un impacto notable en las posibilidades del juego. Quizá no sea suficiente para lastrar la experiencia, y sea un detalle que esté muy medido en el diseño, pero para algunos jugadores, podría ser un detalle suficientemente decisivo como para que merezca la pena mencionarlo en este análisis.

 

Sentry City
¿Así son los antidisturbios del futuro?

 

Sentry City – Nintendo Switch. Un arcade que mira al futuro

Si te gusta ponerte a los mandos de un título con sencillez en su planteamiento y exigencia en su recorrido, Sentry City es una extraordinaria opción para ti. Con una excelente ambientación, un diseño medido al milímetro e incluso opciones de rejugabilidad que influyen en el final de su historia, resulta un desafío que engancha y frustra a partes iguales, ya que se basa en el ensayo-error y garantiza un gran número de muertes. Podría ser algo más fino en su manejo, y más ágil en su carga, pero no deja de ser una experiencia dinámica e interesante. Alguien tendrá que pararle los pies a la inteligencia artificial…

 

Sentry City

Hemos analizado Sentry City gracias a un código digital proporcionado por Flynn’s Arcade. Versión analizada: 1.0.3

Sentry City
Dispara, corre, escóndete
Sentry City encarna de manera excelente la sencillez de las plataformas arcade. Su excelente diseño de niveles no necesita mucha variedad de elementos para proponernos un recorrido dinámico, único en cada uno de sus puntos, y que nos propone el ensayo y error como base para la progresión. Aunque hay algún detalle que podría empañar ligeramente la experiencia, el resultado final es más que satisfactorio.
PROS
Su diseño de niveles logra mucho con muy poco
Excelente ambientación visual y musical
Los distintos finales invitan a la rejugabilidad
CONTRAS
Le vendría bien más agilidad en las pantallas de carga
La mecánica de disparo es extremadamente limitada
72
Mostrar Comentarios (0)