Palworld

Palworld, objeto de una curiosa recomendación a los influencers japoneses

En un mes de enero de 2024 que no ha contado, por lo general, con lanzamientos de gran calado, hay uno que ha destacado por encima de todos los demás, por diversos motivos. Obviamente, hablamos de Palworld. El desenfadado título de supervivencia con evidentes «inspiraciones» en Pokémon ha sido tan exitoso en el mercado (7 millones de copias en sus primeros días, a pesar de estar aún en acceso anticipado) como polémico, debido a unos parecidos tan razonables que ya han puesto a investigar a la maquinaria legal de la compañía de los monstruos de bolsillo.

 

Palworld, el juego que no debe ser nombrado

Es innegable que la existencia de Palworld estará para siempre ligada a la saga Pokémon. El título desarrollado por Pocket Pair ha jugado sus cartas, llamando la atención de los jugadores a través de unos monstruos que bordean la fina línea entre la inspiración y la copia descarada. La posición exacta que ocupan los Pals en esa línea está por definir, y no sería de extrañar que se acabe decidiendo en un tribunal si los abogados de The Pokémon Company llegan a la conclusión de que dichas criaturas utilizan material perteneciente al mastodonte del entretenimiento.

 

Ante esa posibilidad, y siendo como es Pokémon prácticamente una religión en Japón, se está dando una situación de lo más curiosa en el país del sol naciente: una suerte de autocensura velada. El asunto es considerado allí lo suficientemente polémico y escabroso como para que al menos una agencia de talentos esté aconsejando a los profesionales del entretenimiento no hablar del juego. Así lo explica un miembro de una agencia al medio Tokyo Sports: «Hemos dicho a nuestros talentos que no mencionen Palworld en redes sociales ni en público. Lo hemos hecho por consideración a Pokémon como agencia, y también en consideración a potenciales colaboraciones futuras.»

 

En otras palabras, Japón quiere cubrirse las espaldas ante un posible juicio futuro que acabe determinando que el juego de supervivencia viola la propiedad intelectual de Pokémon. De todos es sabido lo protectoras que son Nintendo y The Pokémon Company con sus propiedades intelectuales, con lo cual esto se trata de una medida de precaución de lo más curiosa.

 

Fuente

Mostrar Comentarios (1)
  1. Este simple comentario es uno de esos temas que si opinas, se te pueden tirar las masas al cuello: me parece normal. «AY, no DEFIENDAS A LA COMPAÑÍA MULTIMILLONARIAAAAAA». Si es que no se trata de eso… Yo pienso, sobre todo, en los creativos que diseñaron las criaturas originales, en ese esfuerzo, y no me parece justo. Pero es que el juego en sí tiene más de ARK, que de Pokémon. Debería existir un límite entre la inspiración y el plagio y es responsabilidad de los jugadores también proteger nuestra afición… al menos si te sientes orgulloso de este mundillo y de las cosas que surgen de él. Si solo ves la parte económica, y crees que las compañías harían videojuegos si no ganaran dinero, pues estás equivocado. No existirían los videojuegos, o al menos no como los conocemos, si no hubiera gente queriendo enriquecerse… Eh, y en ese sentido, hay desarrolladores, y desarrolladores, y muchos no es que puedan hacer nada sin sus inversores. Y habrá inversores, e inversores. En fin, el dinero, por suerte (porque hace posibles cosas) o por desgracia (por ejemplo, porque solo pensar en lo económico lleva a graves errores), es el que manda :-/