El auge de las criptomonedas ha centrado la atención de la industria del videojuego en los NFT: os contamos qué son y por qué pueden ser peligrosos.