Death Squared Switch

Análisis – Death Squared (Nintendo Switch) Resuelve el puzle o muere en el intento

No hay género más variado y que pueda atraer a un público más amplio que el de los puzles o rompecabezas, ni nada más relajante y satisfactorio que estrujar las neuronas hasta que echen humo y dar con la clave demostrando lo inteligentes que podemos llegar a ser. Bajo esta premisa el equipo independiente australiano SMG Studio ha decidido dar su primer paso desde el mundo de los dispositivos móviles al de las consolas, con una original propuesta que aúna el humor, la ambientación futurista, los puzles sesudos y la precisión quirúrgica. ¿El resultado? Death Squared, un juego que sorprende por saber convertir una actividad tan solitaria como es la de darle al coco en casi un deporte de equipo en el que tan importante como la agudeza visual y mental es la coordinación.

Haz tests de inteligencia artificial decían, será muy fácil decían…

Omnicorp es una empresa del futuro dedicada entre otras cosas a la fabricación de robots de alta tecnología destinados a ayudar en todo tipo de actividades humanas, pero claro, unos organismos artificiales de tan alto nivel e inversión no se pueden lanzar al mercado así como así, por ello hay que hacerles antes montones de pruebas para comprobar su inteligencia. Ésa es la historia que lleva de base este título para captar nuestra atención y, en cierto modo justificar su complicada serie de acertijos que nos proponen, mientras acompañamos a David Valenzuela, un tester de Omnicorp que se encarga de comprobar las capacidades de resolución de problemas de un equipo de robots, y nosotros… somos esos robots.

Death Squared Switch

Death Squared se estructura en un modo principal o Story para uno o dos jugadores, compuesto por una serie de 80 niveles, y un modo Party para cuatro a su vez dividido en 40 más. Cada uno de los niveles se compone de una serie de plataformas y trampas flotando en una habitación cerrada, que en conjunto conforman un puzle, y nuestro objetivo es lograr que cada uno de los robots alcance su respectivo punto de meta sin morir en el intento. Y cuando se dice morir es literal, ya que al menor movimiento en falso que hagamos unos afilados pinchos, un láser, un muro móvil o un amplio surtido de maquinaciones perversas puede acabar con la frágil existencia de cualquiera de nuestros robots, teniendo que repetir desde el principio el nivel. Y es que para llegar sano y salvo a cada meta tendremos que calcular muy bien los pasos que vamos a dar, y coordinar a la perfección la posición de cada jugador en todo momento para poder seguir el camino correcto y sortear a la perfección todos los peligros, muchos de ellos moviéndose si nos desplazamos nosotros. ¿Preparado para abordar el reto?

Death Squared Switch

La belleza de los robots fabricados en cadena

Pese a la sencillez que suelen caracterizar a los juegos de puzles, en este caso hay que reconocer que SMG Studio ha logrado darle un acabado gráfico bastante bueno, acompañado de unos efectos visuales muy logrados, aunque quizás sin mucha variedad. Si bien es cierto que obedeciendo a las exigencias de la trama (los robots realizan los tests de inteligencia artificial siempre en el mismo departamento de la empresa) tiene su lógica, no obstante, se echa en falta aunque fuera un sucesivo cambio en el color de los bloques, siquiera para dar una mayor sensación de progresión en la aventura, en lugar de parecer que siempre estamos en el mismo lugar pero con diferentes trampas.

Death Squared Switch

Uno de los rasgos característicos de los juegos de puzles es el contar con un apartado sonoro bastante discreto, compuesto por melodías tranquilas dirigidas a mantenerse en segundo plano y ayudarnos a mantener la concentración sin ponernos nerviosos, objetivo que cumple a la perfección este título. Contamos con una musiquilla de fondo, con arreglos muy tecnológicos, que muy sutilmente cambia introduciendo nuevos tonos a lo largo de los niveles, y que acompaña bien sin hacerse repetitiva en ningún momento, aunque no hubiera estado de más un poco más de variedad.

Respecto a los efectos sonoros, suenan bien, muy contundentes, en especial las explosiones de los robots, que serán lo que con más frecuencia escucharemos. Mención aparte merecen las voces del tester y de Iris, una CPU asistente, que cada cierto tiempo intercambian impresiones sobre cómo lo estamos haciendo y comentan aspectos propios de su trabajo en clave de humor, además de montones de chistes de lo más ingeniosos, eso sí, en perfecto inglés y sin subtítulos, lo cual es una pena porque, a menos que se cuente con cierta soltura con el idioma de Shakespeare, nos podemos perder alguno cuando más concentrados estamos en resolver un puzle.

Nervios templados como un robot

Death Squared cuida bastante bien el apartado de los controles, de una sencillez y precisión envidiables para que en caso de fallar o caer en una trampa no le puedas echar la culpa más que a la impaciencia. En todo momento hemos hablado de robots en plural a pesar de contar con modo para un jugador porque el objetivo es llevar a cada meta a ambos robots al tiempo, y para ello haremos uso de las palancas que acompañan a cada Joy-Con, con el izquierdo controlaremos al rojo y con el derecho al azul. Al principio puede parecer lioso, especialmente porque en muchos momentos será importante que uno de los robots haga de escudo del otro, y cualquier error en el proceso puede desembocar en la pérdida de uno de ellos y tener que volver a empezar, pero pasado un tiempo es fácil acostumbrarse a seguir el patrón de controlar dos personajes al mismo tiempo o alternativamente; de todas formas puede ayudar mucho usar el Joy-Con izquierdo rojo neón y el derecho azul neón para distinguir cuál mueve a cuál sin tenerse que pararse a pensar o a mirar que uno lleva un ojo y otro dos.

Death Squared Switch

Los controles responden con fluidez, tan sólo necesitamos usar los dos joysticks, el resto de botones sirven nada más que para que los robots hagan movimientos graciosos, y en función de la fuerza con que presionemos se desplazarán más rápido o más despacio. Esto último es especialmente valioso para observar el movimiento de las trampas, ya que muchas de ellas se desplazan al mismo tiempo que nosotros, por lo que saber coordinarlos es clave. Un fenómeno curioso que ocasionalmente se puede percibir es una especie de tirones o saltos en los frames, como si perdiera la señal por un momento y la recuperara, pero hay que reconocer que pasa muy de vez cuando y no suele ser en momentos clave de mayor tensión; en cuanto a las cargas entre pantallas, suele haberlas cada cinco o seis fases, y no duran más allá de unos treinta segundos, además están amenizadas con conversaciones entre el tester y la CPU o con cartas de la dirección de la empresa proponiendo extrañas actividades de ocio a los empleados.

Death Squared Switch

Demostrar la inteligencia artificial lleva su tiempo

Como mencionamos antes, el juego consta de dos modos principales, Story para uno o dos jugadores, y Party para cuatro jugadores, aparte hay unos desafíos extra en Vault que se desbloquearán cuando hayamos superado todos y cada uno de los niveles de los dos modos anteriores, lo cual nos llevará su esfuerzo en tiempo (y lágrimas), en especial por la progresivamente creciente dificultad de los retos propuestos. Los puzles se basan sobre todo en la observación y en la prueba y error, acabando por superar muchas de las trampas al aprendernos de memoria sus patrones de movimientos; también es muy importante atender al código de colores ya que, por ejemplo, los bloques de cristal rojo pueden ser atravesados por el robot rojo pero no por el azul, o los rayos láser azules no le hacen daño al azul pero sí destruyen al rojo. Quizás se echa en falta alguna pequeña ayuda en forma de pistas, por ejemplo a cambio de objetos recolectados (como en el caso de la trilogía Box Boy) para esos momentos en los que nos bloqueemos por completo y no sepamos cómo continuar, puesto que lo más que vamos a conseguir es, si andamos muy despistados o repetimos varias veces el mismo error, oír al tester refunfuñar o decir “está claro que eso no funciona, prueba otra cosa”, o si nos vamos acercando al procedimiento correcto que nos anime a seguir por ese camino.

Death Squared Switch

En algunos niveles hay piezas ocultas que si las encontramos y cogemos nos permitirán personalizar nuestros robots en el acto, lo cual rompe la linealidad con pequeños toques de exploración. Aparte, si vamos muy sobrados y resolvemos los puzles muy rápido, habrá momentos en que el tester introducirá algunos temporales cambios drásticos en la mecánica, como invertir los controles o mandar una avalancha de robots que se moverán de manera sincronizada con los nuestros para confundirnos, por si se nos hace “demasiado fácil” la tarea.

Death Squared – Afina la mente para sobrevivir

Este título ofrece una sólida experiencia de entretenimiento en la que pasar un buen rato de forma tranquila, requerirá más o menos unas diez horas en modo un jugador para ser completado, dependiendo sobre todo de la habilidad y paciencia que cada uno tenga con los puzles. Sin duda el punto fuerte del juego es el modo Party, donde ponerse de acuerdo cuatro jugadores y colaborar juntos de forma coordinada es un reto de lo más divertido, y puede dar de sí muchas más horas, el modo Story es más serio, aunque compartido con otro jugador o en solitario también resulta bastante entretenido mientras nos acostumbramos a su mecánica, y en especial si pillamos todos los chascarrillos de fondo que amenizan la partida.

En conjunto Death Squared ofrece una experiencia de juego muy lograda, quizás un poco más de variedad y la presencia de subtítulos le daría más puntos a su favor, pero en todo caso es un título recomendable, más aún si te gustan los rompecabezas con humor o si buscas un juego que disfrutar con más amigos.

Death Squared Switch
Análisis realizado gracias al código cedido por SMG Studio
Puzles desafiantes, diversión con amigos y humor desenfadado nos aguardan en Death Squared, ¿aceptas el reto?
Gráficos
75
Sonido
65
Duración
90
Jugabilidad
80
Nota de lectores0 Votos
0
Pros
Gran diversión en el modo Party
Mucho sentido del humor
Controles pulidos y sencillos, responden bien en todo momento
Contras
Sin subtítulos en los diálogos
Pequeños saltos de frames ocasionalmente
Falta un poco más de variedad
78
Más artículos
Hatsune Miku: Project Diva MegaMix season pass
Hatsune Miku: Project Diva MegaMix contará con un pase de temporada. Desveladas las seis canciones del primer pack