Análisis – All-Star Fruit Racing (Nintendo Switch). Estas carreras son la pera

All-Star Fruit Racing es el juego que hoy nos toca analizar, un divertido y colorido título de carreras cuya principal temática es la fruta. ¿Será capaz de hacerse un hueco entre los grandes juegos de conducción arcade o se quedará poco tiempo entre nosotros cual fruta de temporada como un simple aspirante? Acompañadnos y veréis cómo «exprimimos» hasta la última gota de este fructífero título.

 

 

Cuidado, riesgo de piña-zos

Este afrutado y delicioso título de carreras para Nintendo Switch no posee una historia propiamente dicha, pero es como todos los juegos de conducción arcade, ¿quién necesita de densas tramas cargadas de fuertes dilemas filosóficos o metafísicos para disfrutar de unas buenas carreras? Quizás haya quien sí necesite de ese tipo de profundas motivaciones, pero en general no suele ser un requisito imprescindible en este género, puesto que con tener nuestras copas (de frutas) listas para saborear una gran competición nos sobra y nos basta, no obstante, si alguien se queda con ganas de más siempre puede tomarse el postre personalizando su vehículo. Con cerca de una docena de copas diferentes y 4 carreras en cada una, podemos estar disfrutando de esta macedonia de diversión durante mucho tiempo. Además vamos a tener que usar mucho el coco para ganar las carreras, ya que hay que pensar mucho en la mejor estrategia a seguir dependiendo de la pista que nos toque correr. Algunas están plagadas de atajos, otras de trampas y en todas nos vamos a encontrar potenciadores y diferentes armas para poder llegar el primero a la meta. Dicho sea de paso, estas armas y potenciadores que nos encontramos en los escenarios se presentan de forma completamente aleatoria y podemos conseguir desde el clásico impulso extra temporal para ir más rápido hasta un barrera que nos proteja de algún ataque puntual. Además de esos ítems que vamos adquiriendo en las carreras, a su vez cada personaje posee un ataque especial, por lo que dependiendo de a quién elijamos podemos contar con un bazoka o incluso un coco gigante que puede arrasar con todo lo que se cruce por delante, a lo película de Indiana Jones.

 

Análisis All-Star Fruit Racing

 

 

Una vez acabamos una carrera individual o una copa, nos dan diferentes piezas para personalizar nuestro vehículo, desde ruedas hasta antenas pasando por el chasis o el claxon de nuestros cochefrutas, y decimos cochefrutas porque todo lo que compone a nuestro vehículo tiene esa misma temática, desde las ruedas hasta los elementos decorativos que pueden ser pequeñas frutas, algo totalmente lógico si observamos también que todos los escenarios e incluso nuestras protagonistas están basadas en estas frutas. Y sí, habéis leído bien, he dicho nuestras protagonistas porque todas las corredoras son chicas, algo que demuestra que ellas pueden ser incluso más guerreras que los chicos. Esta decisión de que todo el plantel de corredoras esté compuesto por personajes femeninos lo encuentro muy acertado e incluso lo aplaudo ya que se ha de dar más visibilidad a las mujeres en este sector, sin que por ello deje de ser un juego perfectamente dirigido a público de cualquier sexo.

 

Análisis All-Star Fruit Racing
Cuenta con diversas partes de personalización de lo más afrutadas

 

Su multijugador local es divertido, con la posibilidad de darle a un amigo otro Joy-Con, ya se puede comenzar a disfrutar de unas carreras de lo más alocadas. La pantalla se divide para facilitarnos la carrera aunque en ciertas ocasiones podemos llegar a perdernos un poco entre el jaleo de ataques y contraataques de nuestros adversarios, si bien es cierto que cuando controlamos nuestra parte de la pantalla podemos jugar sin riesgo a perdernos ningún momento de cada trepidante carrera. En ningún momento hemos llegado a notar bajones, algo muy loable ya que en algunas ocasiones podemos encontrarnos con decenas de elementos interactuando entre sí. Desgraciadamente no podemos decir nada de ningún modo online ya que este título carece de él en Nintendo Switch, una verdadera pena, puesto que suele ser un punto fuerte en este tipo de juegos para poder sacarle más jugo.

Análisis All-Star Fruit Racing

Experiencia online pocha… por el momento

Y es que a día de realización de este análisis, y tras esperar unas semanas para ver si llegaba la previamente anunciada actualización que incorporaría modo multijugador online, All-Star Fruit Racing no ofrece esta opción en Nintendo Switch. Sus creadores encontraron algunas dificultades para implementarlo, pero prometieron incorporarlo en un futuro. Si mejorará la experiencia, o si por el contrario no estará bien llevado, es algo que desconocemos por completo, por lo que, por lógica, no se realizará valoración de un apartado que no sabemos lo bien o mal que podría funcionar, pero sí en cambio que ahora mismo encontrarás una experiencia incompleta con la ausencia del factor online, muy necesario para un título de carreras a día de hoy.

 

No pidáis peras al olmo

El apartado gráfico sin ser una gran maravilla, sí nos deja preciosos escenarios y una ambientación bastante bien detallada. La temática frutal está muy bien conseguida con todos sus niveles, coches y personajes compuestos total y exclusivamente de frutas, por lo que podríamos considerarlo como un juego repleto de imaginación y de creatividad. Quizás uno de los puntos negativos que se puede destacar en este racer son los extensos tiempos de carga que nos encontramos, bien entre los menús o bien entre carrera y carrera, algo que esperemos se pueda paliar en parte en futuras actualizaciones.

 

Análisis All-Star Fruit Racing

 

Respecto al aspecto sonoro por su parte, no puede salvarse tanto como los gráficos. Es resultón a lo que calidad de sonido se refiere, aunque creedme si os digo que en más de una ocasión no os vais a dar especial cuenta de la música de fondo que nos acompañan durante las frenéticas carreras, porque no posee lo que se dice una banda sonora precisamente remarcable. De manera que, por más que se diga que en este tipo de juegos se suele estar más concentrado en ganar la carrera que en prestar atención a la banda sonora, lo cierto es que en este caso sí podemos decir que es uno de los puntos en el que más flojea.

 

Análisis All-Star Fruit Racing

Otro punto a tener en cuenta es que su dificultad puede amargar un poco a pesar de que tengas vicio con otros juegos de carreras arcade, y no se debe tanto a las exigencias de nivel como a que la posición de sus botones no es muy sencilla. Si bien es cierto que el uso de los gatillos para acelerar y frenar resulta muy cómodo, no lo es tanto el hecho de que haya que utilizar las armas y habilidades que vamos adquiriendo en las carreras a base de pulsar el stick derecho, lo que hace que tengas las manos un poco forzadas al principio para habituarte a estos controles. Otra de las cosas que pueden no gustar es la forma en que se ejecutan los derrapes, algo toscos si estás acostumbrado a la suavidad de los títulos de la saga Mario Kart. En sí son algo diferentes; primero nos encontramos con que son un poco más cerrados y en segundo lugar es que si abusamos de ellos nuestro motor puede explotar dejándonos unos segundos parados y perdiendo rápidamente posiciones, por lo que conviene no abusar, cosa cuanto menos curiosa, que un juego de carreras te disuada de utilizar demasiado técnicas con las que correr más.

 

All-Star Fruit Racing (Nintendo Switch). Estas carreras son la pera

En conclusión, estamos ante un título resultón y pintoresco, bastante entretenido y con carreras frenéticas que en más de una ocasión nos pueden sacar de quicio eso sí. Quizás adolece de algunos fallos notorios si lo ponemos frente a frente con otros grandes del género, como Mario Kart 8 Deluxe, en cuya comparación sale perdiendo, a pesar de eso siempre es de agradecer un soplo de aire fresco a los juegos de conducción arcade, aportando algunas ideas originales. Si os gustan las carreras de tipo alocado con pasión, podéis darle una oportunidad, pero si no sois muy duchos en la conducción y no tenéis la suficiente paciencia para jugar a los circuitos una y otra vez hasta lograr aprenderlos casi de memoria para ganar sin problemas, siempre tendrás la alternativa con menos fruta y más bigote / champiñones.

 

All-Star Fruit Racing

Este análisis ha sido posible gracias a un código de descarga para Nintendo Switch cedido por Meridiem Games.

All-Star Fruit Racing es un juego de conducción arcade divertido y ágil, aunque solo los fanáticos del género disfrutarán plenamente de él.
Nota de lectores0 Votos
0
Pros
Divertido e imaginativo, aporta ideas frescas (y afrutadas)
Entretenido multijugador LOCAL
Carreras rápidas y dinámicas
Contras
Inicialmente sus controles pueden resultar complicados
Tiempos de carga excesivos
Ausencia de modo online en su versión lanzada al mercado
60