Ayuda a NextN comprando en Amazon
LEGO Worlds Análisis Nintendo Switch

Análisis LEGO Worlds – Nintendo Switch. La dura lección de ser el primer Maestro Constructor

Cuando uno piensa en LEGO en general, lo primero que le viene a la cabeza son las construcciones creadas con esta popular marca de ladrillos de plástico. En cambio, si nos paramos a pensar el la franquicia de videojuegos, los simpáticos muñequitos basados en una multitud de franquicias son los verdaderos protagonistas. Es decir, el apartado de construcción en estas divertidísimas aventuras queda relegado a lo anecdótico, pese a que constantemente vemos a los personajes montando a toda velocidad objetos, figuras y demás de forma automática, la sensación de construir simplemente no existe. Irónico, ¿no crees? Algo tan ligado a la palabra LEGO como es la construcción, realmente estaba ausente en la franquicia de videojuegos. Es por ello que cuando LEGO Worlds fue anunciado, no fuimos pocos los que pensamos que era el movimiento lógico. ¡La idea era la bomba! Combinar todo el humor y encanto de esta franquicia, con las posibilidades que ofrece un videojuego de mundo abierto. Además, el equipo tras este trabajo tiene un largo recorrido a sus espaldas. ¿Qué podría salir mal?

 

Le hemos dedicado muchas horas a LEGO Worlds en su versión Nintendo Switch, y no todo ha sido un camino de rosas. En este análisis echaremos un detallado vistazo a la fórmula escogida para este sandbox, determinando si es la más acertada o no. Cabe destacar que nos hemos topado con muchos bugs, problemas y diversos errores que nos han estropeado la experiencia. El caso es que Warner Bros. prometió lanzar una actualización que incorporaría el modo cooperativo para dos jugadores, puliendo de paso este título. Destacar que hemos esperado al lanzamiento de esta primera actualización, disponible desde el martes 26 de septiembre de 2017, para terminar de realizar este análisis. ¿Y qué decir? Algunos problemas desde luego se resolvieron, pero no del todo. No obstante, nos centraremos en lo que el título ofrece para determinar nuestro veredicto.

 

¿La historia la haces tú?

La saga de videojuegos LEGO es caracterizada por el gran humor que desprenden todos y cada uno de sus títulos basados en franquicias. Todos esos guiños y bromas dirigidos a fans de Star Wars, Marvel, Batman, Harry Potter, Indiana Jones, fácilmente han conseguido dibujarnos una sonrisa en más de una ocasión. En este sentido, LEGO Words parte con la desventaja de no poder seguir un argumento basado en una franquicia, sino que ofrece a los jugadores la posibilidad de crear su propia historia. Matizar que sí hay franquicias dentro de este título, de la propia LEGO, como Nexo Knights, LEGO Agents o la serie DINO, siendo representadas por personajes y elementos de estas colecciones.

 

La aventura comienza con nuestro personaje pilotando una nave espacial, mientras una voz le promete que todo será posible, que va a adentrarse en una aventura creativa donde tendrá que dominar multitud de herramientas, domar criaturas, conjurar casas, dar forma al paisaje… con el fin de convertirse en un Maestro Constructor capaz de moldear mundos a su antojo. En pocas palabras, no tendría mucho sentido hablar de un apartado «historia», puesto que la cosa no va mucho más allá.

 

 LEGO Worlds Nintendo Switch análisis

 

Los personajes que pueblan el mundo de LEGO Worlds están ahí, junto a sus peticiones, para que podamos crear nuestra propia historia. Las propuestas de estos habitantes son variadas, pero no dejan siempre de ser lo mismo. Arregla una casa, rescata a cierto personaje atrapado, construye X cosa, atrapa a ese malechor… La variedad de misiones no es grande, tampoco consigue hacer que la experiencia sea más agradable, algo que también tiene que ver con la aleatoriedad de los mundos. Cuando no estamos a la búsqueda de los cofres del tesoro repartidos por el mundo (a veces en lugares muy curiosos), estamos charlando con «PNJ», escuchamos sus peticiones, nos topamos con algunos momentos divertidos, pero no llega a ofrecer en ese sentido lo que cabría esperar de un videojuego de esta franquicia. Cierto es que en un título de infinitos mundos aleatorios, como es LEGO Worlds, es muy complicado crear algo consistente en cuanto a relaciones con los personajes no jugables, pero tampoco podemos decir que la forma en la que interactuamos con ellos nos haya parecido consistente. Por cierto, no todo es generado al azar, encontrarás una selección de mundos temáticos creados por los desarrolladores del juego.

 

 LEGO Worlds Nintendo Switch análisis
El humor de la serie está presente en LEGO Worlds… de forma diluida en comparación con otros títulos.

 

El apartado técnico y audiovisual de un port

Desde un primer momento entra por los ojos. Los mundos son grandes, las construcciones variadas, los personajes, en apariencia, tan divertidos como siempre. Marchas a explorar los coloridos mundos y no puedes hacer otra cosa que maravillarte. O eso es lo que sucede durante las primeras horas. Estuvimos esperando varias semanas por la prometida actualización de LEGO Worlds, sin saber si solucionaría todos los problemas que nos encontramos, con la sensación de que estábamos ante un producto inacabado. Sufrimos numerosos «cuelgues», errores que no nos han permitido avanzar en un mundo, hemos visto como nuestro personaje no quería continuar moviéndose sin motivo alguno (sin posibilidad de reiniciar su posición), o cómo las luces de una mazmorra, pese a estar ahí, dejaban de iluminar, haciendo tortuoso nuestro avance. ¿Qué ocurrió tras la actualización? El juego se volvió más estable, más fluido. La tasa de imágenes por segundo (FPS) mejoró bastante, a cambio de una ligera disminución de la resolución, sobre todo en las secciones acuáticas, donde ahora podemos movernos con fluidez. Pero no todo fue resuelto.

La distancia de dibujado de los mundos, por ejemplo, no es generosa que digamos. Diríamos que incluso ahora presenta más niebla. Cuando jugamos en modo multijugador local se reduce de tal forma, que si volamos con un vehículo rápido seremos más veloces que la generación del mundo; esto es algo que ocurría también con la primera versión. También nos hemos encontrado con algunos bloqueos que nos han obligado a reiniciar el juego y algún que otro bug, menos que antes, pero ahí siguen. En lo técnico, bugs aparte y desconociendo si futuras actualizaciones mejorarán la experiencia, la versión de LEGO Worlds para Nintendo Switch no está todo lo optimizada que debería estar. En base a sus posibilidades, por norma general es estable (puedes estar horas sin encontrarte un error), pero el apartado técnico nos deja el sabor de que las cosas podrían haberse hecho algo mejor… aunque no cabe duda de que el primer parche ha hecho parte de ese trabajo.

 

 LEGO Worlds Nintendo Switch análisis
La iluminación de LEGO Worlds está muy conseguida

Es justo decir que los personajes LEGO y todo lo relacionado con ellos es puro amor. Cada uno de los modelos que desbloqueamos tiene simpáticas animaciones propias. Por ejemplo, veremos al esqueleto andar de una forma característica, tratando de asustar si lo dejamos unos segundos parado. Lo mismo ocurre con el científico malvado, el arlequín, y el resto de seres que pueblan el mundo lo hacen con su propio estilo, ya sean controlables o no. Absolutamente todos los modelos están perfectamente recreados y lucen de maravilla. Y si tuviéramos que hablar del sonido, mencionaríamos el doblaje en español de la voz en off que nos acompaña durante nuestras aventuras, y os hablaríamos de su repertorio musical, del que podríamos decir que cumple con su cometido, pero sin llegar a ser maravilloso, o llegar al notable.

 

Cuando la jugabilidad debía serlo todo

Siempre es complicado hablar de la jugabilidad de un título (o una conversión, mejor dicho) que está empañada por un apartado técnico que parece no dar más de sí. Pero dejaremos esto a un lado para analizar lo que ofrece LEGO Worlds en su lado jugable. Este apartado podría dividirse en varias secciones. Por un lado tendríamos las misiones que proponen los habitantes de los mundos, que nos llevarán a conseguir los ladrillos dorados necesarios para explorar nuevos planetas, a veces en manos de escurridizos bichejos verdes, llamados Alborotadores, a los que tendremos que atrapar para que suelten el botín. De estas podríamos decir que son anecdóticas, aburridas. Están ahí para tratar de limitar el avance, para no ofrecer todo desde un principio en el modo aventura. Cabe decir que si tuviéramos todo desbloqueado desde un principio estaríamos tan abrumados que no sabríamos que hacer. Las misiones iniciales sirven a modo tutorial para explicar cómo funciona cada nuevo elemento, presentarnos a algunos personajes, etc.

Por otro lado, tenemos la exploración, muy divertida en un comienzo. Descubrir los distintos mundos, basados en diversos tipos de biomas, para ver qué nos encontramos por el camino es una grata experiencia inicial. Nuestra misión es escanear todo lo que podamos, descubrir nuevas criaturas, estructuras, vehículos y demás, o incluso comprarlos en una tienda que viaja en globo, para añadirlo todo a nuestro inventario de descubrimientos, estando limitado el descubrimiento de algunos de ellos por haberlos ayudado, por ejemplo, en una misión. Las caprichosas formas de algunos mundos son dignas de visitar, sobre todo aquellos que combinan más de un bioma, no disponibles hasta que hayamos conseguido un número determinado de bloques dorados. ¿Y qué decir? Explorar está muy bien, pero llega un momento en el que deja de tener sentido, algo que depende mucho del jugador; dado que lleva varias semanas a la venta, he podido charlar con algunos jugadores que han disfrutado más o menos de este apartado.

LEGO Worlds Nintendo Switch análisis
Ejemplo rápido de personaje personalizado.

Construir es otra de las opciones. Podemos hacerlo tanto en el modo aventura, como en creativo, siendo las posibilidades casi infinitas. Tenemos a nuestra disposición diversas herramientas con las que dominar el entorno, algunas las echamos de menos en otros juegos con los que LEGO Worlds comparte género. Ahora es cuando es inevitable hablar de Minecraft. El título que nos ocupa nos permite crear montañas de la nada, o por contra agujeros hasta el fondo del mundo. Podemos generar formas y construir con ellas en segundos formas que se alcen más allá de las nubes… o sacar de nuestro inventario construcciones pregrabadas y plantarlas donde deseemos. ¿Te gusta una casa que has visto en un mundo? Puedes guardarla en tu inventario, o copiarla y pegarla cuantas veces desees. ¿Y qué tal construir algo desde cero pieza a pieza? También puedes hacerlo, haciendo uso de una gran variedad de tipos de ladrillo LEGO, pudiendo salvar tu creación para poblar mundos con ella.

Si pintas una montaña del «color lava», ni te acerques a ella. También puedes colorear una casa del «color agua» y bucear por su estructura.

Es que incluso puedes cambiar el color y las características de cualquier cosa con una máquina especial de pintura, con la que podrías hacer que un edificio se vuelva totalmente líquido. Y aquí volvemos a mencionar Minecraft, que propone una forma de construcción mucho más simplificada, más básica, arcaica… pero por otro lado más agradable. En ocasiones, «más» no significa «mejor», algunas de estas opciones son grandes ideas, deseos de jugadores hechos realidad, pero que en la práctica pueden llegar a ser tediosos. Dominar la herramienta de construcción libre de LEGO Worlds puede llegar a ser verdaderamente desesperante, echándose en falta la simplicidad. Digamos que es muy ambiciosa, y que el jugador podría o no tener la paciencia necesaria para dominarla, o simplemente para disfrutar de ella. Sobre la primera actualización, podemos decir que a partir de esta, es algo más agradable de utilizar, pero siguen ocurriendo los casos en los que colocar la última pieza de tu construcción puede convertirse en un infierno… simplemente porque el juego no quiere colocarla en el lugar correcto, o porque cambia su forma sin saber por qué. Evidentemente, es otro bug que esperamos solucionen.

Aparte de construir, podemos personalizar nuestro personaje o generar infinidad de cosas. Vehículos para explorar o transformar el terreno, personajes, construcciones… es fácil sentirse abrumado en un principio por todas las opciones que ofrece LEGO Worlds. Con el tiempo, pasas a optar por los elementos que más te gustan, obviando el resto.

 

Modo multijugador

El modo para dos participantes es divertido, salvo cuando te encuentras con algún molesto bug o problemas de optimización. Insistimos, algunos han sido arreglados por medio de la actual versión de LEGO Worlds y es probable que otros temas sean solucionables en el futuro, mientras que hay cuestiones que quizás sean más complicadas de solventar. Nos tememos que Nintendo Switch no podrá mover mucho mejor este título multiplataforma, a no ser que sus creadores inviertan un tiempo considerable en su optimización. Lo comentábamos en el apartado técnico; volar más rápido que la velocidad de generación del mundo es algo muy molesto en el modo local a pantalla dividida.

La prometida primera actualización incorporó el modo para dos jugadores a través de Internet, limitado a nuestra lista de amigos. Para acceder a él pulsaremos en la opción «Unirse a la partida» del menú principal, haciendo un repaso rápido de nuestra lista de amigos, comprobando si hay alguien conectado. Esto limitará las veces que podamos hacer uso de este modo, no estaría de más alguna opción para encontrar a otros jugadores.

 

En definitiva, lo que ofrece este título para un jugador, es lo mismo que ofrece para dos jugadores pero con algunas limitaciones técnicas (menor distancia de visionado, por ejemplo). Pese a que ponernos a construir junto a un amigo puede convertirse en algo caótico, disfrutarlo en compañía lo convierte en una experiencia mucho más divertida. Hacer carreras, pelear contra otros utilizando armas o vehículos, explorar mazmorras… sin duda es más divertido en compañía. Hasta que llega ese momento el que te das cuenta que no hay mucho más que hacer.

 

Controles a la altura del resto de la experiencia

De igual forma que otros apartados de LEGO Worlds nos han parecido poco pulidos, podríamos decir lo mismo de los controles. El control básico de tu personaje se basa en el de otros juegos de la franquicia LEGO, con un botón de ataque para dar puñetazos o disparar, otro de salto, y el resto se lo reparten las múltiples opciones disponibles en esta aventura creativa. Cuesta poco acostumbrarte a las decisiones de control de algunos vehículos, pero donde más molesto te parecerá este apartado es a la hora de construir. A veces la cámara no es la adecuada, porque el personaje continúa moviéndose a pesar de que la herramienta de creación se encuentra en otro sitio. Eso es fácilmente solucionable a través de una actualización, pero no es el mayor de sus problemas. La herramienta de construcción libre nos permite poner ladrillo a ladrillo, a veces no atinando correctamente donde colocarlos, quizás el por el ángulo de visión, o puede que el pequeño tamaño de las piezas. Desespera inicialmente, requiriendo que aprendas a manejarla tras unas buenas horas de uso. Al final todo está en la habilidad y/o paciencia de cada jugador, pero desde luego no es algo sencillo de controlar.

El capitán dijo «¡¡¡Arrrrr… eglar los bugs!!!» Y bueno, algunos fueron arreglados.

Una de las preguntas que más nos han hecho es si se puede jugar con un Joy-Con por jugador, y la respuesta es NO, pero tiene mucho sentido. Y es que utilizas todos los botones de ambos Joy-Con, o del mando Pro, por jugador. No hay forma de imaginar LEGO Worlds, tal y como se ha planteado, con menos botones.

 

¿Funciones de LEGO Worlds exclusivas de Nintendo Switch?

Lo que más destacaríamos de la versión Nintendo Switch de LEGO Worlds es su modo portátil. Poder llevarte este videojuego a cualquier parte es sin duda su mayor baza. Fuera de eso, no existe nada reseñable que destacar. Quizás un modo táctil para diseñar mejor nuestras construcciones habría sido algo práctico, pero esa posibilidad, u otras posibles en la consola híbrida, no han sido contempladas.

LEGO Worlds Nintendo Switch análisis
La única versión de LEGO Worlds para consola que podrás llevarte contigo

 

Y en cuanto a duración…

En un sandbox de mundo abierto es típico decir que la duración puede ser infinita, cuando realmente el usuario se quedará en ese mundo hasta que se aburra, terminen los objetivos que le interese, o simplemente vea que nada más le puede ofrecer. El LEGO Worlds prácticamente vamos saltando de mundo en mundo y estos en ocasiones no son muy distintos unos de otros, más allá de lo caprichoso que pueda ser el generador aleatorio, o los personajes que podamos encontrar.

 

LEGO Worlds Nintendo Switch análisis
Puedes montar sobre un perro, ¡corren que se las pelan! Menos mal que éste no ha visto lo que lleva encima…

 

Digamos que la base de todo es si tenemos paciencia para aprender a dominar las herramientas de creación, momento en el que llegaríamos al punto en el que podríamos encontrar la auténtica diversión de poder crear estructuras de lo más complejas, mucho más de lo que cualquier título del estilo pudiera ofrecer. En pocas palabras, lo que pueda durar LEGO Worlds dependerá del jugador… Y lo decimos con conocimiento de causa, pues hemos visto diversas personas que duran más o duran menos con este título.

 

Conclusión: ser el primer Maestro Constructor es muy duro

Y aquí llegamos, a la conclusión, tras un gran repaso sobre todo lo que ofrece LEGO Worlds. Quizás nos hayamos centrado más en sus aspectos negativos, pero lo cierto es que empañan la calidad general del producto. Entendemos que este primer acercamiento de TT Games ha sido demasiado ambicioso, tanto, que se ha ido la cosa de las manos. Encontramos una gran cantidad de ideas buenas, que fallan en la práctica. Si eres fan de los videojuegos de la franquicia LEGO, erróneamente podrías tener este título en el punto de mira. La libertad que nos ofrece contrasta enormemente con las limitaciones del resto de títulos de la serie, infinitamente más guiados, más limitados, de forma que las cosas tradicionalmente divertidas podría ser que en esta ocasión no te lo resulten tanto, o simplemente esa diversión dure unos instantes, demostrando que la libertad es buena, pero hasta cierto punto.

 

LEGO Worlds Nintendo Switch análisis

 

Como sandbox de construcción y exploración, innova frente a otros representantes del género, pero no de la forma correcta. Tener más opciones a la hora de construir es sin duda algo bueno, los resultados si se aprende a utilizar sus herramientas son sin duda sorprendentes, pero es probable que te diviertas más con otros juegos del mismo género, menos limitados en otros sentidos. Lo que ofrece de más LEGO Worlds lo encuentras, por ejemplo, en Minecraft en otras formas. Con mundos más grandes, con opciones multijugador más ricas y con más participantes, con una simplicidad mayor a la hora de construir… y más diversión y consistencia en general. Es por ello que LEGO Worlds no es un mal título, pero sí una primera experiencia de esta franquicia que debe madurar para presentarse como una alternativa a tener en cuenta en este género.

 

LEGO Worlds Nintendo Switch análisis

 

Hemos realizado este análisis gracias a una copia digital proporcionada por Warner Bros. España

LEGO Worlds es un intento de reclamar el trono de los juegos de construcción de mundo abierto, con opciones tan solo soñadas en otros títulos... que por contra contribuyen a crear una experiencia compleja, que además cuenta con numerosos fallos en cuanto a controles y apartado técnico. Puede ofrecerte tanta diversión, como paciencia tengas con él.
Gráficos70
Sonido70
Historia50
Jugabilidad70
Duración65
Nota de lectores4 Votos53
PROS
Una variedad de herramientas tan solo soñadas en otros títulos del género
Los personajes LEGO, tan encantadores como siempre
Podrás crear construcciones realmente complejas
CONTRAS
Falla en la ejecución de muchas de sus variadas buenas ideas
Apartado técnico empañado
Multijugador online / local limitado a dos jugadores
65
Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
Más artículos
Yo-kai Watch 4
Yo-kai Watch 4 recibe un nuevo tráiler de su versión 1.3.0, ¡con nuevo enemigo incluido!