Crear cuenta

Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

¿Sois fans de Bear Grylls, el famoso superviviente? ¿Os encanta oír la frase de “puede suponer una diferencia entre la vida y la muerte”? Si es así, seguro que querréis vivir una aventura como él, pero eso de arriesgar la vida… como que no. Pues para eso están los juegos de supervivencia, y The Flame in the Flood es una de las últimas incorporaciones a Nintendo Switch que nos propone esta apuesta tan arriesgada.

 

The Flame in the Flood Launch Trailer – Nintendo Switch

 

Naturaleza: aliada y enemiga

El encuentro con un solitario perro es lo que marcará el comienzo de nuestra aventura por los tortuosos bosques de América. Nuestro objetivo: sobrevivir a toda costa. Y no creáis que la cosa va a ser fácil, ya que The Flame in the Flood nos obligará estar muy atentos a todo tipo de condiciones para permitir que Scout (el personaje principal) llegue al final de su aventura. Diversos indicadores nos mostrarán en todo momento el hambre, la sed, la temperatura corporal y el descanso, y conforme se vacíen nos veremos obligados a satisfacer cada una de sus necesidades. Para ello, tendremos que valernos de la naturaleza y de todo lo que tenga que ofrecernos, por lo que una de nuestras principales tareas será recolectar todo lo que nos vayamos encontrando y utilizarlo a nuestro favor.

 

 

 

Ya desde primera hora, la supervivencia muestra su lado más duro, ya que no podremos recolectar todo lo que queramos: tendremos un límite sobre los objetos que podemos llevar encima (contando los que puede llevar el perro y los que guardemos en la balsa, de la que os hablaremos después). Saber aprovechar al máximo los recursos y decidir qué dejar atrás es un gran condicionante, ya que cualquier cosa nos podría servir. A medida que encontramos objetos, se irán desbloqueando “recetas” con las que podremos crear herramientas más avanzadas, ya sea comida más elaborada, prendas para vestir o trampas para acabar con animales salvajes. Para hacernos más “fácil” progresar, podremos encontrar buzones con objetivos, lo que nos dará pistas sobre qué objetos nos viene mejor ir fabricando con el tiempo.

 

Pero claro, ¡la supervivencia no es solo recolectar y alimentarse! La naturaleza esconce muchos peligros, desde animales salvajes como jabalíes o lobos hasta elementos más inesperados, como enfermedades o parásitos. Ya sea un corte, una rotura o una mordedura de serpiente, cualquier cosa puede suponer tu final. Si unimos este factor de peligro a lo anterior, nuestro viaje ya no parece tan placentero.

 

Las aguas que nos llevan a la salvación

Una mitad del título supone todo lo que hemos hablado hasta ahora. La otra mitad es la navegación por el infinito río que recorreremos a bordo de nuestra balsa. Aquí tendremos menos problemas, pero igual de importantes, ya que tendremos que conducir nuestra balsa entre rocas y escombros para evitar que se rompa o que nos caigamos al agua. Conforme avancemos, iremos descubriendo las diferentes zonas disponibles, y cada una ofrecerá diferentes recursos y opciones.

 

Y así llegamos al punto clave de The Flame in the Flood, que es la generación aleatoria: en cada partida, los entornos a los que tendremos acceso cambiarán, y también lo harán los recursos que podremos encontrar en cada uno. Eso tiene su parte positiva, pero también su parte negativa. La generación aleatoria contribuye a la sensación de supervivencia de la que hace alarde el juego, pero ello supone que nos encontraremos con problemas cuando no hallemos los recursos para cubrir nuestros problemas. Por otro lado, habrá partidas en las que nos veamos abarrotados con objetos. La suerte juega un papel demasiado importante en este título y va a condicionar mucho que lo podamos completar y disfrutar. Resulta frustrante que, nada más empezar, te encuentres con un jabalí y que tengas que evitarlo para que no te rompa una pierna porque no tienes trampas…

 

 

 

Aún con todo, The Flame in the Flood es un título con una gran sensación de realismo, y no lo decimos solo por todos los elementos de supervivencia. Los paisajes y personajes están diseñados de tal forma que nos hace sentir que estamos realmente en un paraje inhóspito donde solo los personajes más extraños pueden sobrevivir. Las diversas melodías que sonarán en nuestro viaje tienen su toque especial para ambientarnos y hacernos creer que viajamos por alguno de esos estados del sur de EE. UU.

Otro punto en su contra son las pocas opciones para configurar nuestra partida. The Flame in the Flood ofrece un modo historia con dos niveles de dificultad (y si el nivel normal es difícil, el otro ya ni hablamos) y un modo infinito en el que tendremos que sobrevivir lo que podamos. Aparte de eso, ni siquiera podemos crear a nuestro personaje, y solo podemos elegir entre dos perros diferentes para que nos acompañen.

 

The Flame in the Flood – ¿Sobrevivir a duras penas, o a duras penas sobrevivir?

Si os gustan los juegos complejos y los desafíos, The Flame in the Flood es una buena opción. Capta con bastante fidelidad los problemas de la supervivencia en la naturaleza, y el abanico de opciones aporta bastante dificultad. Pero puede ser un juego bastante frustrante, y quizás eso no sea del gusto de todo el mundo.

 

Análisis realizado gracias a un código de descarga cedido por The Molasses Flood.

Análisis - The Flame in the Flood (Nintendo Switch). Una aventura donde el objetivo es sobrevivir
Si os gustan los juegos complejos y los desafíos, The Flame in the Floods es una buena opción. Capta con bastante fidelidad los problemas de la supervivencia en la naturaleza. Pero puede ser un juego bastante frustrante, y quizás eso no sea del gusto de todo el mundo.
PROS
  • Supervivencia bastante realista
  • Paisajes preciosos
CONTRAS
  • Puede llegar a ser bastante difícil
  • La historia queda como algo secundario
70%Nota Final
Puntuación de los lectores: (1 Voto)
98%

Hacer Comentario