Nintendo 3DS logo

Nintendo no planea desprenderse de la familia Nintendo 3DS, continuará vendiéndola en un futuro

Con aproximadamente 70 millones de portátiles distribuidas a lo largo de todo el planeta, la familia Nintendo 3DS no ha logrado alcanzar a su antecesora ni de lejos. Señalar que para para nada son malos números, más teniendo en cuenta la dura batalla que ha tenido que librar contra smartphones, aquellos dispositivos de los que hace unos años se decía que terminarían con el reinado de las videoconsolas… por suerte, no fue así, y si bien el público en smartphone es imbatible en número, los jugadores no están dispuestos a desprenderse de las máquinas dedicadas exclusivamente a juegos, ya sea por sus controles físicos, o bien por una oferta de software más que interesante.

 

Pero a la familia Nintendo 3DS le ha salido una gran competidora dentro de su propia casa: Nintendo Switch, la consola del momento, y no solo en terreno portátil. Existe un curioso efecto, que hemos escuchado de infinidad de jugadores, una especie de «pereza» por volver a utilizar Nintendo 3DS, cuando ya tienes una Nintendo Switch en tu haber. La diferencia está en el software, 3DS continúa poseyendo grandes títulos… pero, echando un vistazo a futuros lanzamientos, el panorama no es muy alentador.

 

El caso es… ¿qué planea hacer la Gran N? En una reciente entrevista con el diario nipón Kyoto Shimbun, Tatsumi Kimishima, presidente de Nintendo, ha reiterado una vez más que la compañía planea continuar vendiendo Nintendo 3DS (o New Nintendo 2D XL,) en un futuro, sin especificar fecha alguna. Lo cierto es que no es algo que haga falta reconfirmar, puesto que cuentan con una previsión de ventas para la portátil, que no sería posible de tener intenciones de cesar su producción. La cuestión está en los futuros lanzamientos, pues ciertamente los anuncios han descendido de forma drástica, y ya no digamos en peso.

 

Fuente

Más artículos
Los Pitufos Microids
Microids anuncia que un juego de acción y aventuras en 3D de Los Pitufos está en camino. ¡A pitufar!