Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

29 de octubre del año 2009, aterriza en Japón Bayonetta y con ello, una de las brujas más extravagantes del mundo de los videojuegos hizo acto de presencia. Pasando por Xbox 360, PlayStation 3, PC y Wii U decidió que el próximo objetivo sería dejar su huella en Nintendo Switch, y vaya si lo hizo. En el día de hoy os traemos el análisis de Bayonetta para la híbrida de Nintendo que, al igual que en el avance, será desde la perspectiva de alguien que no lo jugó hasta ahora, un servidor. Antes de entrar en materia, os recordamos que Bayonetta saldrá a la venta junto a su secuela el próximo 16 de febrero, secuela que también analizamos en NextN y que, si así lo preferís, podréis comprar por separado en la Nintendo eShop.

 

Bayonetta y Bayonetta 2 – Tráiler presentación (Nintendo Switch)

 

Sexy, carismática y lleva el ritmo de la adrenalina muy dentro de ella, pero… ¿quién se supone que es Bayonetta?

 

Precisamente de averiguar eso trata este juego. Bayonetta es una Bruja de Umbra que tras cierto suceso perdió sus recuerdos y, como es natural, quiere recuperar los mismos. Aunque la cosa no se queda ahí, puesto que las Brujas de Umbra no son los únicos seres con poder en el universo y donde hay poder, hay conflicto. Mientras que las Brujas obtienen sus habilidades con la ayuda de la facción de Inferno, los Sabios de Lumen lo hacen con la de Paradiso. Luz y oscuridad, las dos caras de una misma moneda están enemistadas, haciendo que casi siempre sea el canto el campo de batalla. ¿Logrará Bayonetta lidiar con los ángeles de Paradiso a pesar de su amnesia? ¿Qué otros problemas encontrará por el camino?

 

¿La trama es compleja? Si bien es cierto que la historia tiene algún que otro giro argumental y que suele emplear el recurso de los flashbacks, esta está bien llevada y se puede seguir fácilmente. Por norma general nos ponen en situación haciendo uso de cinemáticas elaboradas que corren en el motor del juego y que van seguidas de la acción, por lo que no hay que preocuparse de que algún enemigo nos interrumpa mientras intentamos ubicarnos. PlatinumGames también pensó en formas para que podamos profundizar en el lore del juego con cosas como “El cuaderno de Antonio”. Dichos apuntes están esparcidos en los niveles por los que pasaremos, cumpliendo así el rol de coleccionables junto con los “Himnos angelicales” y las “Lágrimas de Umbra”.

 

Let’s Dance, Boys!

 

Una de las cosas en las que más destaca este juego es indudablemente en su jugabilidad, es simple y llanamente una delicia. Una breve pausa en un combo o un giro del joystick en el momento justo puede cambiar radicalmente las acciones de Bayonetta; sin olvidar, claro está, la influencia del “Tiempo Brujo”. El catálogo de posibilidades es muy amplio y las diferentes armas que podemos emplear tienen peculiaridades que aportan su granito de arena. En el estilo de combate de esta bruja pueden influir hasta los trajes que tanto acostumbran a no hacer nada más allá de un cambio de look. Un buen ejemplo es el traje de Link, una vestimenta que está disponible desde el principio del juego y que nos permite usar el escudo Hyliano para bloquear ataques enemigos.

 

El modo táctil no está mal como alternativa jugable, pero el método tradicional le saca bastante ventaja. Los combos pasan a ser automáticos, lo que resta muchas posibilidades a Bayonetta a la hora de atacar y la verdad es que no se nos hizo muy cómodo el manejo cuando lo estuvimos probando. Solo le recomendamos esta opción a aquellos que hayan terminado el título y busquen disfrutar de la aventura de una manera distinta.

 

 

Las puestas en escena, el diseño de los enemigos, los escenarios, el humor que han sabido incluir… no se puede calificar al apartado artístico del juego de otra forma que no sea con un sobresaliente. No hay ningún nivel que deje a uno indiferente, habiendo algunos que hasta cambian todos los esquemas expuestos con la única meta de asombrarnos una vez más. Bayonetta ha hecho que estemos constantemente en guardia, pues nunca se sabe con qué nos saldrá de un momento a otro.

 

El campo sonoro está lejos de quedarse atrás y si da la casualidad de que eres fan de la serie de animación Evangelion seguro que te enamorará, pues uno de sus temas principales es una adaptación del famoso “Fly me to the Moon”. Cuenta con composiciones musicales de todo tipo que cubren cualquier situación, no solo tiene piezas que despuntan en la acción, sino que también consta de temas tranquilos o tristes más que decentes, así como de otros que están más sujetos a la ubicación y que logran hacer que nos veamos aún más inmersos en esta travesía. Los efectos de sonido cumplen perfectamente con su cometido y como apunte os comentamos que el doblaje inglés no tiene nada que envidiarle al japonés.

 

Así que no me quieres poner una motosierra en el brazo, ¿eh? ¡Chúpate esa, Rodin!

 

Bayonetta tiene una duración media de entre 10 y 12 horas, de primeras da la impresión de ser un juego corto pero, aun sin tener funciones online, puede multiplicar esas horas fácilmente gracias a su enorme rejugabilidad. Primero están los coleccionables que os mencionamos antes: con los Himnos angelicales desbloqueamos armas en la tienda de Rodin, con las anotaciones de Antonio profundizamos en el lore y luego están las lágrimas de Umbra, que además de ser coleccionables también actúan como logros. Una vez finiquites el modo normal obtendrás el difícil y si completas este, también conseguirás el modo Clímax. En total hay 5 dificultades posibles, siendo las 2 primeras pasables con una mano y las últimas un desafío muy a tener en cuenta, aunque ya os aseguramos que en “Normal” el juego tampoco es precisamente un paseo.

 

Tras concluir la campaña, además de desbloquearse una galería en los extras llamada “El Mundo de Bayonetta”, el “Espejo Brujo” en la tienda de Rodin y la opción de comprar un nuevo surtido de trajes para cambiar nuestra apariencia, aparecerá un historial donde podremos consultar las puntuaciones que conseguimos anteriormente; eso, sumado a la capacidad que tenemos de elegir cualquier fase que queramos, puede picarnos durante horas con el objetivo de superar nuestros récords, aumentándose así la vida del título considerablemente. ¿No tienes suficiente con esto? Pues os dejamos caer que hay personajes jugables que se desbloquean después de conseguir ciertos requisitos y que incluso hay un boss secreto, no entraremos en más detalles para no destruirle la experiencia a nadie, pero ahí está el dato.

 

Fly me to the Switch

 

No se puede decir que esta versión sea solo un port 1:1 de Bayonetta porque ciertamente hay alguna que otra mejora en lo visual, los tutoriales fueron adaptados a Nintendo Switch, hace un poco de uso de la vibración HD y el peso de Bayonetta fue comprimido desde los casi 16 Gb que ocupaba en Wii U hasta los 8,5 Gb, algo que agradecerán nuestras memorias. Ambos modos de juego van a 720p / 60 fps y, a simple vista, no hay caídas del framerate en ningún momento. En las opciones se puede elegir si jugar con las voces en inglés o en japonés, modificar la cámara a nuestro gusto, cambiar el brillo y decidir si queremos activar o no la vibración entre otros ajustes.

 

Bayonetta es un Hack and Slash y, como es sabido por todos, los 60 fps son una parte muy importante de su experiencia jugable. Que estén ahí es una buena noticia, pero pensamos que la potencia extra que aporta Nintendo Switch con respecto a su predecesora debería haber hecho que la cosa fuera a más y que al menos alcanzara los 900p / 60 fps en el modo dock. Otra posibilidad hubiera sido ofrecer una alternativa, como ya hizo Fire Emblem Warriors en su día. Sacrificar framerate a cambio de una mayor resolución puede no sonar apetitoso para muchos, pero esto ya dependería de las necesidades de cada usuario.

 

¿Merece la pena Bayonetta en Nintendo Switch?

 

La respuesta a la pregunta es un rotundo sí. Es una ocasión excelente tanto para conocer la saga como para que los más veteranos revivan sus experiencias pasadas con más libertad que nunca. Su OST, sus guiños, su carisma, su capacidad de sorprender… pocas fallas se pueden encontrar en este lanzamiento. Ni que decir tiene que mantenemos el mismo pensamiento que ya os comentamos en el avance: es una gozada poder jugar un título de esta categoría en el lugar que se nos antoje. Bayonetta sigue siendo Bayonetta, solo que ahora llega a cualquier parte gracias a Nintendo Switch.

 

Nota del autor del análisis: quiero confesaros antes de terminar que, cuando no conocía cómo iba Bayonetta, pensaba en que quizás era el típico juego que emplea el cuerpo de las mujeres para venderse. Afortunadamente la cosa no fue así y me encontré con un título que no se dejaba llevar tanto por su erotismo, que tenía una personalidad fuerte y que incluso poseía momentos tiernos o situaciones que te podían sacar una lágrima. Sin lugar a dudas, no me arrepiento en lo absoluto de haberle dado una oportunidad a esta bruja y tan pronto como pueda, me haré con su secuela.

 

Hemos podido realizar este análisis gracias a una copia digital de Bayonetta proporcionada por Nintendo España.

Análisis – Bayonetta (Nintendo Switch). Un videojuego de Platino Puro
Bayonetta es uno de los grandes referentes de los Hack and Slash, el cual te enganchará de principio a fin si le dejas. Su jugabilidad, su apartado artístico y su aspecto sonoro han sido sus pilares fundamentales para aguantar el paso del tiempo. ¿Te atreves a usar el cincel para descubrir sus demás estructuras?
Pros
  • El apartado artístico, el jugable y el sonoro son sensacionales
  • 60 fps estables tanto en el modo dock como en el portátil
  • Es extremadamente rejugable y ahora se puede llevar a cualquier parte
Contras
  • Los 720p se quedan algo cortos
  • En Occidente solo se puede comprar en formato digital
  • La ausencia de grandes novedades para Nintendo Switch respecto a su versión de Wii U
91%Nota Final
Puntuación de los lectores: (2 Votes)
91%

4 Respuestas

Hacer Comentario