Ayuda a NextN comprando en Amazon
Old Man's Journey

Análisis – Old Man’s Journey (Nintendo Switch). Melancolía naval

Acostumbrados ya a las historias reflexivas personales que caracterizan a la mayoría de los juegos independientes de los últimos años, Old Man’s Journey nos propone un viaje de perdón, remordimiento y añoranza basado en perspectivas y recuerdos. Broken Rules quiere dejar su granito de arena en Nintendo Switch con un título ameno que puede llegar a tocar algún que otro corazón. Un relato que narra el pervivir de un hombre que tomó mal diversas decisiones y la nostalgia le corroe por dentro en los momentos más importantes de su existencia.

 

 

La Odisea

Dejando atrás su casa en un acantilado frente al mar, nuestro protagonista pone rumbo a un destino que desconocemos tras recibir una carta de gran importancia. Old Man’s Journey basa su jugabilidad en la manipulación del escenario, dividiéndolo en capas que debemos mover para ir uniéndolas unas con otras y conseguir así avanzar. Mezclando puzles con las aventuras Point-and-Click, las montañas, prados, carreteras o suelos se convierten en elementos móviles capaces de conectarse entre ellos, formando un gran rompecabezas de principio a fin. Esta elección en cuanto a la jugabilidad no es casual, ya que sirve de metáfora para inculcarnos aún más la idea de que para arreglar nuestros errores y conseguir perdón primero debemos ordenarlo todo y crear nuestro camino paso a paso.

 

Old Man's Journey
Las líneas amarillas marcan las superficies móviles y el puntero naranja indica dónde estamos apuntando si utilizamos los Joy-Con separados de la consola. Además, abajo a la derecha se puede ver un poste con varias señales, que se colocará donde nosotros mandemos al protagonista para que sepamos exactamente a qué capa vamos a ir

 

Los niveles se dividen en capítulos, accesibles desde un menú principal muy simplificado y separados entre sí por una escena que el anciano recuerda debido a cierto estímulo externo en forma de imagen estática. Todo con un estilo artístico exquisito que no solo destaca del resto para que entendamos perfectamente cuándo estamos en un recuerdo y cuándo jugando, sino que expresa muy bien el sentimiento de nostalgia que empapa Old Man’s Journey. De esta manera se nos presenta una historia humana con un planteamiento sencillo basado en un sentimiento que todos podemos tener en nuestro interior como son los remordimientos y la búsqueda del perdón a lo largo del tiempo. Así, el anciano y su camino nos recuerda que todos hemos hecho cosas de las que nos arrepentimos, pero que nunca es tarde para tratar de arreglarlas. Con paciencia, esfuerzo y dedicación, podemos demostrar que nuestros errores son, también, formas de aprendizaje.

 

Old Man's Journey

 

El despertar de los lienzos

Artísticamente, el juego de Broken Rules es minimalista y colorido. Con escenas que rozan lo fantasioso gracias a la gran elección de la paleta de colores, casi podríamos describir este título como un cuento clásico infantil en el que, detrás de todo ese animado tinte embriagador que desprenden los vivos pigmentos que forman Old Man’s Journey, se esconde una moraleja tan dolorosa como gallarda, tan desgarradora como esperanzadora. Tan cruel como real.

 

Old Man's Journey

 

Acompañando a este cuadro en movimiento disfrutamos de una banda sonora producida por Andrew Rohrmann, más conocido como scntfc, compositor norteamericano y responsable de otras bandas sonoras de videojuegos, como Oxenfree. Old Man’s Journey nos propone melodías primordialmente instrumentales en las que perdernos mientras resolvemos el constante rompecabezas en el que nos vemos envueltos. Sin terminar de destacar a excepción de algunos episodios puntuales a nivel personal, se mezclan de forma más que correcta el apartado gráfico con esta colección de piezas musicales, creando la atmósfera esperada y cumpliendo con su objetivo de engendrar saudade a todos los que se adentren en ella.

 

 

Podemos jugar de distintas formas, dependiendo de nuestras preferencias. Si decidimos conectar la Nintendo Switch al dock, el Joy-Con derecho funciona como puntero que debemos ir moviendo por la pantalla al más puro estilo Wii Mote, mientras que el izquierdo servirá para el segundo jugador, ya que Old Man’s Journey puede jugarse en cooperativo local para compartir la experiencia, sobre todo, con alguien que comparta un vínculo sentimental cercano con nosotros. Si por el contrario jugamos en modo portátil, podemos usar la pantalla táctil para controlar al protagonista por los distintos niveles y colocar las capas de los escenarios de forma idónea para resolver los obstáculos que nos encontremos.

 

Además, si no nos convence jugar con el dedo, también podemos controlar el puntero con los sticks si tenemos los Joy-Con conectados a la consola. Personalmente, he decidido jugarlo de principio a fin con el giroscopio y os puedo confirmar que, probablemente, es la forma más interactiva y natural de sentir esta experiencia. Experiencia que, como punto más negativo de Old Man’s Journey, tan solo dura una hora y media. Dejando de lado si es suficiente o no, el precio es algo elevado para la duración del título y la falta completa de rejugabilidad. Una vez terminado no vais a volver a abrirlo, así que debéis valorar si vale los 9,99€ que cuesta en la eShop.

 

 

Old Man’s Journey: morriña, travesía y acuarelas

La jugabilidad original y metafórica del título mezcla de forma sencilla pero eficaz la gran carga emocional que Broken Rules introdujo en Old Man’s Journey. Artísticamente es magnífico, y el acompañamiento musical cumple lo justo y necesario. Experiencia disfrutable por cualquier persona gracias a sus sencillos controles, estoy convencido de que más de uno de vosotros se sentirá reflejado en cierto modo por este anciano con más corazón que barba, y eso que es difícil.

“Nunca es tarde para el arrepentimiento y la reparación”.

 

Old Man's Journey

Hemos realizado el análisis de Old Man’s Journey gracias a una copia proporcionada por Josef Wiesner.

 

Old Man's Journey es un juego donde se trata el tema del arrepentimiento y cómo podemos hacer frente a nuestros errores con esfuerzo y dedicación utilizando la propia jugabilidad como metáfora para que entendamos la única forma de enmendar nuestros fallos.
Nota de lectores0 Votos0
PROS
Artísticamente es una delicia.
Carga emocional que todos podemos sentir.
Cooperativo local.
CONTRAS
Precio elevado.
Duración excesivamente corta.
Puede hacerse repetitivo.
75
Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
Más artículos
¡Coge una madeja de lana y ponte a tejer con Más Kirby en el Reino de los Hilos para Nintendo 3DS!