Ayuda a NextN comprando en Amazon

Impresiones – Super Mario Party (Nintendo Switch). ¡Fiesta donde quieras!

Super Mario Party es uno de los títulos que podremos disfrutar el próximo mes de octubre en Nintendo Switch. En NextN hemos tenido el placer de poder probar parte del juego final para traeros nuestras impresiones, así que sin más dilación… ¡Que comience la fiesta!

 

 

Una súper fiesta

Super Mario Party es un juego que trae consigo 80 minijuegos nuevos, más de seis modos de juego diferentes y opciones jugables para que disfruten hasta 4 jugadores. Al tratarse de un título nuevo, desde Nintendo no se ha considerado una continuación de la saga Mario Party, y por ello no se ha numerado. No estamos ante Mario Party 11, aunque la esencia de esta subsaga fiestera se mantiene.

 

Durante las últimas entregas hemos visto algunos experimentos en la jugabilidad, como pueden ser que todos los personajes se desplacen juntos por el tablero, o que se eliminen los turnos de movimiento para hacer un único turno en el que todos se mueven. Sin emabrgo, Super Mario Party ha optado por volver a la fórmula clásica de la subsaga Party: cada personaje tiene un turno en el que puede lanzar el dado y utilizar objetos, y cada uno se mueve individualmente por el tablero. Las casillas que nos otorgan monedas (las azules) y las que nos las quitan (las rojas) vuelven, también hay casillas de evento y, por supuesto, nuestro objetivo es comprar estrellas para ganar.

 

 

Minijuegos muy grandes

Cuando hablamos de Mario Party lo más importante son los minijuegos y Super Mario Party no iba a ser la excepción. Aunque no hemos podido probar los 80 minijuegos de los que os hablamos antes, sí hemos podido probar por lo menos 15 de ellos, y os adelantamos que la Vibración HD va a ser crucial para ganar en alguno de ellos. Podéis esperar encontrar minijuegos en la línea de las últimas entregas de sobremesa que se benefician de controles por movimiento, pero también encontraréis el típico machacabotones o minijuegos en los que debemos mover a nuestro personaje, atacar o saltar. También tenemos una mala noticia: Vuelve a haber juegos de memoria y azar.

 

Todos los minijuegos que hemos probado están repletos del típico humor y aire desenfadado del universo de Mario, pero sin perder el factor competitivo y rompe amistades. Es posible que Nintendo haya querido romper un poco con esa “mala fama” que se ha ganado Mario Party con los años, por lo que cuando completamos un minijuego cooperativo o en ciertos modos como Torrente de Aventuras, tenemos que realizar una pose con el mando al ritmo de “Hip, hip, hurra” para obtener bonificaciones de tiempo o monedas.

 

 

Rompiendo estereotipos

Aunque gran parte de lo que asociamos a las fiestas de Mario se mantiene, en Super Mario Party, como hemos adelantado antes, se ha roto con algunas reglas. Sin ir más lejos, Bowser es un personaje jugable, y hay un pequeño easter egg que consiste en que si vamos perdiendo con Bowser cuando Kamek debe repartir las bonificaciones a los rezagados o hacerle una jugarreta a un jugador, se disculpará y pedirá comprensión, pues se limita a cumplir su trabajo. Otra de las novedades que nos trae el título es el modo Torrente de Aventuras, en el cual los 4 jugadores comparten una balsa que se mueve mediante remos. El objetivo de este modo es llegar al final del trayecto, pudiendo elegir diferentes rutas en ciertos momentos, y teniendo que superar obstáculos que aparecerán en el recorrido procurando no quedarnos sin tiempo. Para obtener más tiempo tenemos que ganar minijuegos, hacer “hurra” en los momentos adecuados, o recoger los relojes que hay en el agua. Tanto para jugar a minijuegos como para recoger estos relojes, hay que cooperar, pues nosotros movemos la balsa remando con los Joy-Con, teniendo que hablar y ponernos de acuerdo para desplazarnos sin complicaciones.

 

Otro de los modos únicos de este juego es el Sala de Recreo de Toad, donde podemos acceder a ciertos minijuegos algo diferentes a los típicos del modo fiesta, como es una batalla de tanques donde creamos nosotros el mapa, o unimos mediante las dos pantallas táctiles imágenes de unos plátanos. Como habéis intuido, nos encontramos ante el gran atractivo de este modo, que consiste en jugar utilizando las pantallas de dos consolas diferentes. Aunque os adelantamos que no es necesario para jugar a este modo, ya que permite jugar de forma individual. Desgraciadamente, os confirmamos que para conectar ambas consolas, se necesitan dos copias del juego.

 

 

Impresiones – Super Mario Party ha sabido evolucionar

Nuestras impresiones con el título han sido bastante positivas, sobre todo porque después de ver las últimas propuestas de la saga, nos mostrábamos escépticos ante lo que pudiera pasar en esta ocasión. No obstante, parece ser que han rectificado y retomado el rumbo de la saga. Super Mario Party aprovecha las posibilidades de los Joy-Con y de Nintendo Switch para que cualquier tipo de jugador pueda pasar un buen rato, todo eso sin descuidar el apartado técnico, cuyos gráficos son muy similares a los de Mario Tennis Aces, y su apartado sonoro está en la línea de la subsaga, con el añadido de la voz en castellano que hace de comentarista.

 

Super Mario Party promete ser el típico juego al que jugar en cualquier momento con tus amigos de forma desenfadada y “por las risas”, ofreciendo piques y competitividad (como es ya marca de la casa) pero también apostando por unas opciones cooperativas que se centran en minijuegos de habilidad y comunicación. Todo eso sin dejar de lado otras novedades jugables como pueden ser el añadir un dado único a cada personaje, o la ya mencionada inclusión de Bowser como jugador. Por lo que creemos que puede llegar a ser la mejor opción dentro del género para la consola.

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
Más artículos
Artbook Xenoblade Chronicles 2
Nintendo anuncia el artbook oficial de Xenoblade Chronicles 2