Regístrate

Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

Super Mario Party está a la vuelta de la esquina y nosotros hemos tenido el placer de ser invitados a la fiesta del año. Como os avanzamos en nuestras impresiones del título: no os asustéis, se ha dejado completamente de lado la movilidad en vehículos de las últimas entregas. Ahora bien, ¿es motivo suficiente para salvar el juego? Sigue leyendo y lo descubrirás.

 

Super Mario Party – Tráiler de lanzamiento (Nintendo Switch)

 

Convirtiendo la competición en fiesta

Super Mario Party se justifica porque Mario y compañía quieren averiguar quién es la superestrella. Con ese pretexto y con la participación de Bowser y algunos de sus secuaces, Toad, Toadette y Kamek se encargan de organizar la competición definitiva: ¡Una fiesta! Esto nos introduce a la Plaza Party, desde la que accedemos a los diferentes modos de juego. Estos modos son los siguientes: Mario Party, Torrente de Aventuras, Mario Party a Dobles, A Todo Ritmo, Minijuegos, Mariotlón en Línea y Sala de Recreo de Toad. A continuación os detallamos en qué consiste cada uno.

 

Mario Party es el modo clásico. Cuatro jugadores se desplazan en un tablero lanzando los dados de forma individual, pueden caer en casillas con efectos positivos o negativos, adquirir objetos o iniciar eventos únicos de cada tablero. El objetivo del juego es acumular monedas para comprar todas las estrellas que podamos y la ubicación de la estrella va cambiando cada vez que obtenemos una. Podemos determinar el número de rondas de cada partida, siendo 10 el mínimo (unos 60 minutos de juego) y el máximo (según el tipo de tablero) puede ascender hasta las 30 rondas, lo que equivaldría a unas tres horas. Después de cada ronda se juega a un minijuego.

 

Torrente de Aventuras es un modo cooperativo en el que 4 jugadores hacen un recorrido en balsa mientras reman (literalmente) utilizando los Joy-con. Durante la travesía, sortean diferentes obstáculos, superan minijuegos cooperativos y eligen diferentes rutas. Este modo tiene límite de tiempo y podemos obtener más tiempo en función al resultado de los minijuegos, y al superar ciertos tramos.

 

Mario Party a Dobles es una variante del modo clásico enfocada al dos contra dos. En esta modalidad los tableros cambian y la jugabilidad se inspira en la de Mario Party Star Rush de 3DS. Es decir, los jugadores pueden moverse libremente por el tablero para obtener monedas, y las tiradas de cada equipo se suman. Es posible robar monedas a los rivales al saltar sobre ellos y el objetivo sigue siendo comprar estrellas. Como es de esperar, tras cada ronda hay un minijuego.

 

A Todo Ritmo es un modo competitivo donde los jugadores se enfrentan en una sucesión de minijuegos rítmicos que calculan el porcentaje de precisión de sus movimientos para determinar su puntuación. Esta modalidad se beneficia de la Vibración HD y es algo similar a lo que puede verse en juegos como Just Dance 2018. Los minijuegos de este modo también pueden aparecer en el modo Mario Party.

 

Minijuegos es un modo que se subdivide en diferentes opciones. Podemos jugar a Minijuego libre, es decir, elegir el minijuego que queramos de todos los desbloqueados. También participar en un Mariotlón, que consiste en ver qué jugador es el mejor en 5 minijuegos consecutivos. O jugar al modo Conquista a cuadros, donde cada victoria en un minijuego se convierte en territorio a conquistar. Además, tenemos oportunidad de participar en Mariotlón en Línea, una variante online de Mariotlón.

 

Sala de Recreo de Toad es el modo donde podemos conectar dos consolas diferentes (cada una con su copia del juego) para beneficiarnos de jugabilidad a dos pantallas. No obstante, los minijuegos pueden jugarse sin problema en una única consola, con la excepción de Aplatanados, que precisa de la segunda consola. Los cuatro minijuegos diferentes de este modo están separados del total de minijuegos del título.

 

Super Mario Party es la fiesta que pedíamos

Los nuevos modos de juego, los minijuegos que se aprovechan de la Vibración HD y pequeños detalles como practicar desde la pantalla que explica los controles, que cada personaje cuente con un dado único o poder reclutar aliados para que nos ayuden en ciertos minijuegos, hacen de Super Mario Party un título indispensable en fiestas. Nintendo ha aprendido de sus errores y de la experimentación a la que habían sometido a la saga durante los últimos años para demostrarnos que pueden reinventarse sin tocar la esencia clásica que hizo triunfar a la saga. Estamos ante un título bastante mimado tanto en gráficos como en el apartado sonoro, que cuenta con doblaje al castellano y que sienta las bases de la nueva dirección que debe tomar Mario Party. Nos hemos divertido mucho con el título y seguiremos haciéndolo. Los 80 minijuegos ofrecen una variedad más que aceptable, la jugabilidad está pulida y nos da justo aquello que demandamos de un título de estas características.

 

A la hora de ponerle pegas al título destacamos la escasez de tableros (4 diferentes, 8 si contamos la variación del modo a dobles), que se hayan eliminado los duelos y la falta de más casillas negativas. Las casillas ceniza y superceniza hacen de las antiguas casillas de Bowser, pero no son tan radicales como podían llegar a ser estas últimas. Da la sensación de que han querido hacer la saga algo más amigable, y desde aquí opinamos que no hay nada más sano y que refuerce los lazos de amistad que un buen pique a Mario Party. Como hemos mencionado antes, estamos ante un título que sienta las bases de futuras entregas, y esperamos que nos sigan sorprendiendo a mejor. Super Mario Party estará disponible en exclusiva para Nintendo Switch el próximo 5 de Octubre. ¿Estáis preparados para la fiesta?

 

Al cumplir ciertos requisitos en cada modo, obtenemos una joya. ¿Qué pasará si obtenemos todas?

 

Análisis realizado gracias a un código de descarga proporcionado por Nintendo España

Super Mario Party vuelve a la esencia clásica de la saga, sin dejar de lado las novedades. Esto es gracias a modos cooperativos, nuevas mecánicas, minijuegos rítmicos y la posibilidad de conectar dos consolas para utilizar ambas pantallas a la vez.
Nota de lectores1 Vota100
Pros
Variedad de minijuegos
Aprovecha las posibilidades de los Joy-con
Incorporación de juego online
Contras
Minijuegos de memoria
Escasez de tableros
Eliminación de los duelos
85

4 Respuestas

  1. Trekker87

    Oops, la verdad que tengo muchas ganas de este Mario Party, pero no sé, me ha dejado algo frío. 4 tableros me parecen muy pocos. No sé si más adelante meterán actualizaciones con nuevos escenarios, ojalá, pero la verdad que me parecen pocos. Otra cosa, por qué este Mario Party no está enumerado como el 11?

  2. Euleriano

    Respecto a lo siguiente: “se hayan eliminado los duelos y la falta de más casillas negativas. Las casillas ceniza y superceniza hacen de las antiguas casillas de Bowser, pero no son tan radicales como podían llegar a ser estas últimas”.
    En el texto lo ponéis como algo negativo. Yo la verdad es que lo veo muy positivo jajaja. Quitar el duelo evita que los demás “se queden simplemente mirando” por lo que agilizará las partidas de manera positiva. Han quitado las casillas de Bowser, pues genial, habrá menos azar y el que gane se lo habrá merecido, no porque por una carambola del destino Bowser le haya quitado dos estrellas.

    Buen artículo.

  3. Fodo

    No se llama 11 porque según nos contaron en Nintendo, tiene tanta novedad que no lo consideran continuación. Respecto a lo de los duelos y Bowser, realmente los duelos eran minijuegos bastante divertidos y no siempre juegas a 4. Yo mismo suelo jugar siempre con un amigo y los duelos eran el momento que más esperábamos. Pese a la escasez de tableros, en contenido no se queda corto y es un buen juego.

  4. AntoniOT.26

    Buenas Alfredo, buen análisis pero solo quería preguntarte una cosa, siempre he utilizado el modo contra la IA, y aunque era generalmente fácil, me ha resultado entretenido.

    Quería preguntar si la IA en esta versión compite bien en los minijuegos, si realmente planta cara, o por el contrario siempre es un “paseo” aunque la dificultad la pongamos al máximo.

    Si puedes contestarme lo agradecería un montón. Un saludo.

Hacer Comentario