Dagerhood

Análisis – Daggerhood (Nintendo Switch). Donde pongo el ojo, pongo la daga… y me teletransporto

Fecha de lanzamiento
22 febrero, 2019 G:i
GÉNERO
Plataformas 2D
LANZAMIENTO FÍSICO
No
Nuestra puntuación
67

A cada semana que pasa, el catálogo de títulos indies disponibles en Nintendo Switch se amplía. Cada desarrolladora busca su propuesta original, ya sea algo complejo o que se base en la sencillez. En esta ocasión, nos encontramos ante Daggerhood, un título que mezcla un poco ambos conceptos para ofrecer un juego pequeño, pero divertido. Desarrollado por Woblyware y distribuido por Ratalaika Games, el título que tenemos entre manos es un plataformas 2D donde las claves son la velocidad y la precisión… y en ocasiones, la paciencia. Poniéndonos en la piel del legendario ladrón Daggerhood, debemos usar nuestras habilidades y talento para salir de la prisión y robar el tesoro al rey.

 

 

La leyenda de Daggerhood

Lo primero que te encuentras al jugar a Daggerhood por primera vez es su sencillez en todos los aspectos. El estilo pixelart (muy habitual dentro de los juegos indie), unido al contraste de colores oscuros y claros, hace que los personajes y escenarios tengan cierto encanto retro. El apartado musical sigue esa misma estela retro con melodías rítmicas y breves.

 

En cuanto a mecánicas, el título no es demasiado complejo, pues solo disponemos de unas breves acciones para superar los niveles: saltar y lanzar una daga. La particularidad es que podemos teletransportarnos a la posición en la que se encuentra la daga, y es este elemento tan sencillo sobre el que gira todo el concepto de Daggerhood, superando niveles haciendo movimientos arriesgados como saltar a una plataforma lejana o lanzar la daga a través de una zona de pinchos para atravesarla, y en ambos casos se falla mucho. Aparte de estos movimientos, en los niveles aparecen “potenciadores” que nos aportan habilidades especiales (mi favorita es la de invertir la gravedad).

 

daggerhood

 

 

En principio, parece que la propuesta de llegar a la salida saltando obstáculos es bastante fácil, pero no es así. Como se ha dicho al principio, este juego también ofrece una buena dosis de dificultad, ya que cualquier error que cometamos nos lleva de vuelta al principio. Los niveles pueden ser cortos, pero a veces te encuentras pasillos bastante largos llenos de pinchos o con muchas plataformas y trampas en los que hay que reunir agallas y tener una mano firme para superarlos. También hay algunos enemigos que intentan detenernos, pero la dificultad radica especialmente en el diseño de los niveles.

 

A la caza del tesoro

Y si ya resulta difícil de por sí llegar a la salida del nivel (un centenar de ellos repartidos entre 5 mundos), los desafíos adicionales nos hacen sudar la gota gorda. Dentro de cada nivel, se reparten 5 tesoros que podemos reunir, y en muchas ocasiones, están en lugares muy arriesgados. Los otros desafíos, sin embargo, se centran más en la velocidad. El otro objeto coleccionable es un hada que desaparece pasado un tiempo tras empezar el nivel (y que en ocasiones también se encuentra en lugares de difícil acceso). El último desafío es completar el nivel dentro de un tiempo establecido para obtener estrellas, pero los tiempos que se deben superar demuestran que se ha de tener un gran control y precisión del personaje y del nivel.

 

daggerhood

 

 

La única diferencia a esta mecánica de “llegar a la salida” en Daggerhood la encontramos en el último nivel de cada mundo, con enfrentamientos variados con diversos jefes, pero de mecánicas sencillas. Hay un par de ellos en los que luchamos directamente contra el monstruo, pero los otros son más una “persecución” de la que hemos de salir victoriosos.

 

Si hemos de ponerle una pega importante a Daggerhood es que resulta muy injusto que sea un título tan corto. Lo único que alarga la experiencia son estos desafíos que nos obligan a repetir un nivel una y otra vez, pero si nos limitamos a superar los niveles, no le sacamos muchas horas de juego. Ofrece unas mecánicas de juego especiales, sobre todo cuando entran en juego los potenciadores, pero de haberse centrado más en la exploración y menos en la velocidad, se podría haber sacado más partido a la propuesta.

 

Daggerhood – Un rápido paseo por Nintendo Switch

La propuesta de Daggerhood es original y divertida, y el aspecto gráfico nos hace rememorar tiempos más sencillos dentro de la historia de los videojuegos. Por otro lado, ofrece esa dificultad elevada que muchos jugadores expertos buscan. Por desgracia, su mayor problema es que su reducida duración lo limita a ser un breve capítulo más dentro de la biblioteca que supone la Nintendo eShop.

 

daggerhood

Análisis realizado gracias a un código de descarga de Daggerhood proporcionado por Ratalaika Games.

CADA SALTO PUEDE SER EL ÚLTIMO
Daggerhood puede pecar de ser un título bastante corto, pero tiene varios puntos a favor. La mecánica del teletransporte le aporta originalidad al género, y es ideal para los que buscan un buen desafío. Además, tiene ese estilo retro muy popular hoy en día.
PROS
Propuesta original y divertida
Dificultad media-elevada para los que buscan retos
CONTRAS
Duración breve
67
Daggerhood
Más artículos
Tower of Babel No Mercy Switch
Tower of Babel No Mercy cimenta su fecha de lanzamiento más allá de navidades en Nintendo Switch