Ayuda a NextN comprando en Amazon

Análisis de Oninaki – Nintendo Switch. Una mística aventura entre dos mundos

Fecha de lanzamiento
22 agosto, 2019
Número de jugadores
1
Idiomas
Inglés, japonés, francés, etc.
Tamaño de la Descarga
3.1 GB
Nuestra puntuación
85

Presentado en el Nintendo Direct del pasado mes de febrero, Oninaki fue mostrado por primera vez como la nueva obra de Tokyo RPG Factory. Este estudio, cuyos trabajos anteriores se habían centrado en volver al sistema de los RPGs más clásicos, nos sorprendió con un título que ofrece algo diferente y más actualizado, pero que conserva de principio a fin los principios con los que trabaja la compañía. Fue hace tan solo unos días cuando os ofrecimos nuestras impresiones del título, que sale a la venta esta semana. Ahora, después de haber profundizado más en el maravilloso mundo que ofrece y haber visto el más allá de cerca, hemos preparado nuestro análisis. Solo os adelantamos una cosa: si os gustaron I am Setsuna y Lost Sphear, Oninaki no os decepcionará.

 

 

¿Qué hay más allá de la muerte?

Ya comentamos en las impresiones que la historia de Oninaki gira en torno a la vida, la muerte y el paso al más allá. Normalmente, son conceptos que suelen tener gran impacto en otras historias y, por tanto, aparecen en momentos importantes. Pero en este título, han logrado presentar estos conceptos de una forma natural, como elemento omnipresente en todas las partes del reino que exploramos. La gente acepta que no hay que temer a la muerte, pues todas las almas se reúnen en el más allá. Y tampoco hay que llorar por las personas que han perdido, ya que al hacerlo esas almas no acceden al más allá e incluso corren el riesgo de convertirse en monstruos. Aquí entran en juego los Watchers, soldados que pueden ver a las almas y ayudarlas a continuar.

 

Oninaki

 

Kagachi, nuestro protagonista, es miembro de los Watchers. Es a través de él que descubrimos este mundo y sus creencias, pero no se limita a ser mero espectador. Los personajes que conocemos son complejos y se ven afectados de una u otra forma por este “ciclo de la vida”, e incluso el propio Kagachi evoluciona a medida que transcurren los acontecimientos (y que se aprecia de forma especial en algunas de las secuencias que vemos). De alguna forma, Tokyo RPG Factory regresa a la época de I am Setsuna para mostrarnos un relato que nos haga pensar e incluso cuestionar lo que vemos. No pretende ser una historia épica, sino un relato sobre el vínculo entre las personas y el valor que se le da a la vida. Esta atmósfera se intensifica con las misiones secundarias en forma de almas pérdidas que te piden un último favor antes de ir al más allá.

 

La desarrolladora también busca innovar en el apartado jugable, y lo hace alejándose de esa vertiente clásica que tanto caracterizó a sus trabajos anteriores. Se trata de un juego de acción RPG, con Kagachi como único luchador. Esto puede dar la impresión de que va a ser limitado, y si nos enfocamos solo en Kagachi, en cierto modo lo es. El protagonista sube de nivel, obtiene más vida y puede llevar más inciensos (el único objeto que se puede utilizar en los combates), pero nada más. Eso es porque el mayor bloque del aspecto RPG de Oninaki se encuentra en el sistema Daemon. A medida que avanzamos en la historia, obtenemos diferentes Daemon (espíritus poderosos) que nos ayudan a luchar. Cada uno lucha de una forma diferente, y también mejora de forma diferente, pues cuentan con su propio árbol de habilidades con los que obtener mejoras y nuevas habilidades.

 

Más opciones para mi Daemon

Y es aquí donde se aprecia el toque de Tokyo RPG Factory. Sus títulos anteriores ofrecían una experiencia “a la carta”, donde poder mejorar objetos o habilidades con total libertad para crear tu propia experiencia y estilo de combate. En Oninaki se aprecia lo mismo. Cada habilidad puede desarrollar efectos especiales que les asignamos. Las armas que obtenemos de los monstruos (y que son únicas para cada Daemon) se pueden mejorar para hacer más fuertes y equipar accesorios con los que añadirles más efectos incluso. Todo ello en cada uno de los Daemon que forman parte de la decena que encontramos en nuestra aventura, de los cuales equipamos cuatro para cambiar al instante entre uno u otro. No importa en qué modo de dificultad lo juguemos (fácil, medio o difícil): la cantidad de opciones es abrumadora.

 

Oninaki

 

Lo más interesante, y para terminar de crear un mundo amplio y complejo, es que los Daemon no se limitan a ser simples “armas”, sino que también cuentan con sus propios relatos que descubrimos a medida que desbloqueamos elementos del árbol de habilidades. Son historias directas, en las que no interactuamos, pero que siguen ofreciendo una mirada a la cara oculta de la esencia humana. Por desgracia, todos estos relatos (y la historia en general) tan interesantes solo están al alcance de los que sepan inglés, pues Oninaki no cuenta con textos en español. No supone un problema para jugar el título, pues te marca en todo momento hacia dónde te debes dirigir, aunque sí puede ser un obstáculo para entender algunas de las mecánicas jugables.

 

Todo ello se nos presenta en el marco de un mundo creado con un estilo clásico, pero precioso. Los personajes cuentan con gran detalle y las zonas que exploramos aprovechan el color para aportar esa sensación natural y mística a las localizaciones, acompañado de melodías tranquilas e instrumentales (que cobran más fuerza en los combates contra los jefes). Esto se intensifica al cambiar entre el mundo de los vivos y el más allá, con una gama de colores oscuros y brillantes que le aporta ese carácter espectral. Este elemento de los dos mundos es importante a la hora de explorar, pues hay momentos en los que debemos cambiar entre un mundo y otro para poder avanzar. Sin embargo, para cruzar el más allá, deberemos eliminar a monstruos especiales que bloquean nuestra visión.

 

Oninaki – Es la hora de cruzar el velo al más allá

Tokyo RPG Factory se supera una vez más con una obra especial y emocionante a partes iguales. Si bien el sistema de combate sufre grandes cambios, sigue ofreciendo una larga lista de opciones para que nuestra experiencia sea única. Además, nos muestra un relato emotivo e intrigante que profundiza en el corazón del ser humano y en sus creencias y dudas. Quizá pase un poco desapercibido ante el gran catálogo de juegos que llegará pronto a Nintendo Switch, pero no dudamos al decir que Oninaki es un título que brilla con luz propia.

 

Oninaki

Hemos analizado Oninaki gracias a un código digital cedido por Koch Media. Versión analizada: 1.0.1

Ayuda a los espíritus... o lucha contra ellos
Oninaki es una mezcla entre el regreso a los orígenes de la desarrolladora y la búsqueda de ideas originales. El nuevo sistema de combate en tiempo real ofrece diversión más directa, pero sigue contando con la gran gama de opciones a las que Tokyo RPG Factory nos tiene acostumbrado. La historia es profunda y llena de reflexiones, con personajes complejos y situaciones difíciles. Un buen RPG que se añade al catálogo de Nintendo Switch.
PROS
Muchos estilos de combate y opciones de personalización
Historia diferente y profunda
CONTRAS
No hay un mundo que explorar poco a poco
No hay más aparte de luchar y las misiones secundarias
85
Más artículos
Persona 5 Scramble
Persona 5 Scramble presenta 3 nuevos anuncios japoneses. ¡Este grupo de ladrones se muestra de nuevo!