Zumba Burn It Up

Análisis Zumba Burn It Up! – Nintendo Switch. ¡Hora de trabajar todo el cuerpo al ritmo de la música!

¡A mover esas lorzas sabrosonas, que el cuerpo fitness no va a conseguirse solo!

Fecha de lanzamiento
21 noviembre, 2019
Número de Jugadores
1-4
Idiomas
Español, inglés, francés, etc.
Tamaño de la Descarga
6,6 GB
Nuestra puntuación
70

Una vez pasadas todas las fiestas navideñas y de Año Nuevo, una de las propuestas que más nos hacemos es la de perder peso y llevar una vida más sana, propuesta que, si la repites cada año, es porque, al igual que yo, no acabas de cumplir a rajatabla. En muchos casos, esta propuesta no se lleva a cabo porque nos organizamos mal o porque nos cuesta más de lo que creíamos cambiar nuestros hábitos alimenticios. Si tu problema, en cualquier caso, es más bien el primero, Zumba Burn It Up! llega a Nintendo Switch para buscar la forma de convertirse en la alternativa deportiva que te lleve a trabajar en tu objetivo sin tener que salir de casa (o si no te queda más remedio que salir pero no precisamente a hacer deporte), y que puedes perfectamente compaginar (siempre con una moderación) con otros juegos del estilo como Fitness Boxing o Ring Fit Adventure para trabajar, aún más, en las metas marcadas, ya sea perder peso o mantenernos activos sin más.

 

«Pero el zumba al final es como bailar y ya está, ¿no?» Sí y no. Por si no conocéis la disciplina, se encuentra dentro del mundo del fitness, y nos permite, al ritmo de la música latina en su gran mayoría, quemar calorías, ampliar nuestra flexibilidad y tonificar músculos mediante coreografías de baile que nos llevan a realizar un trabajo aeróbico suficiente como para sudar la gota gorda y liberar, de paso, algunas toxinas y mejorar el humor (y creedme que lo hace). «Pero, ¿Zumba Burn It Up! consigue ser ese sustitutivo necesario para introducirme al mundo del zumba y trabajar en mi objetivo?» Eso es lo que voy a responderos a lo largo de este análisis. ¡Dentro música!

 

 

¡Dame salsa; dame bachata!

Zumba Burn It Up! es sencillo de presentar. Estamos ante un videojuego que busca recrear en nuestra consola una clase de zumba para poder realizar ejercicio físico sin tener que desplazarnos a un gimnasio o salir de casa. De hecho, los profesores están ahí, mirándonos y sonriéndonos todo el rato, aunque se hubiese agradecido (y hubiese sido un acierto) que tuviesen algún tipo de diálogo, ya sea para anunciar el movimiento siguiente o simplemente para animarnos a seguir.

 

Lo novedoso de este título en comparación a otros de su género es que, en caso de encontrarnos fuera de casa, también podemos realizar nuestra clase de zumba, puesto que ofrece la posibilidad de jugarse en modo portátil (mejor dicho, en modo soporte portátil. Aún no ha llegado el momento para que bailéis abrazados a vuestras Nintendo Switch… ¿o sí?). Para ello, solo tenemos que desacoplar uno de los Joy-Con y utilizarlo tal y como haríamos en el Modo Dock. Porque sí, para jugar a Zumba Burn It Up! necesitamos tener en la mano uno de los Joy-Con (aunque parezca algo obvio, en ocasiones no lo es tanto, por lo que mejor dejarlo claro) que es el responsable de que el juego reconozca si hacemos mejor o peor los pasos de baile. Eso sí, más nos vale conocernos los movimientos o tener una vista de lince, porque, como era de esperarse, el seguir los pasos se puede complicar si estamos a una distancia prudencial.

 

Zumba Burn It Up

Una vez estamos en el menú de inicio, las opciones de juego que se nos presentan son: Una canción, donde podemos seleccionar una de las 31 coreografías variadas para hacer e intentar superar nuestra puntuación máxima, nuestra racha máxima de movimientos perfectos hechos o nuestro porcentaje técnico, o simplemente para practicarla para aprendernos mejor aún los pasos o porque nos guste la canción en sí. Clase completa, donde podemos seleccionar una rutina de 15, 30 o 60 minutos (clase corta, intermedia y larga, respectivamente), con un buen número de las mismas para variar entre unas y otras, así como con la selección de canciones. Fitness grupal, en el cual podemos acceder a los otros dos modos descritos pero en compañía y con la peculiaridad de que las estrellas y los porcentajes son compartidos, por lo que, si queremos obtener mejores puntuaciones, todos los participantes tienen que darlo todo.

 

Para mantener viva la llama del zumba, también tenemos el apartado de Seguimiento Fitness, donde podemos consultar nuestras estadísticas y progresión, los retos del juego, que hacen la función de logros y trofeos, los objetivos, que nos marcan el desafío a superar tanto diario como semanal, y los premios que obtenemos subiendo de nivel y cumpliendo con los objetivos y retos. Estos premios se transfieren en nuevos títulos e imágenes de perfil. Estos alicientes, aunque simples de entrada, son de ayuda para coger la rutina que en muchos casos tanto nos cuesta y llevar a cabo, al menos, una de las clases diarias.

 

Zumba Burn It Up

 

¿Zumba solo o en compañía?

Zumba Burn It Up! nos mantiene activos con un gran número de canciones y clases variadas, en las que podemos encontrarlas de distintos géneros y dificultades, así como con diferentes profesores y profesoras. Para llevar a cabo las rutinas, basta con seguir los pasos de los mismos. Si los enlazamos bien, conseguimos más puntos y subimos la barra de estrellas aún más rápido; si, por el contrario, fallamos, la racha se rompe y el multiplicador comienza a cargarse de nuevo. El primer problema viene en el reconocimiento de los Joy-Con que, a pesar de realizar correctamente los movimientos, no siempre son todo lo bien reconocidos que cabría esperar. Si no te importa mucho el tema de puntos, esto no será un gran problema para ti, pero al tratarse de un videojuego, doy por hecho de que eres del grupo al que sí, por lo que es algo a tener en cuenta.

 

Por otra parte, otro de los grandes problemas del título es a la hora de realizar la coreografía, puesto que, sobre todo cuando nos enfrentamos a dichas canciones las primeras veces, la sensación de pérdida es más habitual de lo que cabría esperar. Porque sí, los pasos siguientes son anunciados mediante una ventana emergente, pero ni son claros ni se marcan con la suficiente antelación como sí haría, por comparar, un juego de Just Dance. Esto, sumado a que ciertos pasos no se comprenden siquiera con la ventana emergente, hacen que nos cueste seguir el ritmo en más de una ocasión, creando una ligera sensación de frustración. Y lo malo es que tampoco tenemos un modo que nos permita practicar los pasos y movimientos a nuestro ritmo, o trozos concretos de una canción, haciéndonos repetirla una y otra vez al completo si queremos dominarla.

 

Zumba Burn It Up
Arriba a la derecha podéis observar el «aviso» del siguiente paso que, en ocasiones, no es suficiente para seguir la coreografía

 

Zumba Burn It Up! – Muévete al ritmo de tremendo cumbiote

Zumba Burn it Up! cumple de sobra con su acometida a pesar de todo, y lo positivo sobresale de lo negativo. Es cierto que habría cosas que podrían haberse pulido más, como la «interacción» de los profesores de zumba con el jugador o la forma en la que se nos avisa de las próximas rutinas, pero al final, si somos constantes en el juego, estos pasos los vamos interiorizando, facilitando aún más ese seguimiento que puede hacerse rudo y frustrante al principio y siendo una gran herramienta para cumplir con nuestros objetivos de salud.

 

Eso sí, ya sea en casa o fuera, más os vale tener espacio suficiente para moveros, sobre todo si estáis acompañados, porque no son pocos los movimientos que nos exigen desplazarnos en una zona relativamente amplia, y claro, ante todo, prevención, que no queremos lesiones (ni muebles rotos) nada más empezar el año.

 

Zumba Burn It Up!

Hemos analizado Zumba Burn It Up! gracias a un código digital cedido por 505 Games. Versión analizada: 1.1.0

Trabajando el cuerpo al ritmo de zumba
Zumba Burn It Up! es una buena opción para aquellos sin tiempo (o ganas) de ir a un gimnasio pero que quieren o deben hacer algo de actividad física, tanto en casa como fuera de ella. Al principio cuesta coger el ritmo por incluir pasos complicados sin tutoriales de por medio ni una forma de practicarlos fuera de la propia clase, pero una vez se interiorizan, sentimos las gotas de sudor a la segunda canción.
PROS
Podemos practicar zumba en casa o en cualquier sitio que nos plazca gracias al modo portátil
Un gran número de clases y canciones para hacer ejercicios solos o en compañía
Los objetivos diarios, semanales, retos e insignias son un aliciente muy bueno para hacer al menos una clase a diario
CONTRAS
El reconocimiento de los movimientos con los Joy-Con no es todo lo preciso que nos gustaría
El sistema que "anuncia" la siguiente rutina de movimientos dentro de la canción es poco intuitivo y no ayuda a seguir los pasos como cabría esperarse
No hay tutoriales ni forma de practicar ciertos movimientos que son complicados
Más os vale tener espacio suficiente cuando practiquéis, sobre todo si lo hacéis acompañados
70
Más artículos
Streets of Rage 4
Streets of Rage 4 se deja ver en un nuevo gameplay de 5 minutos