RollerCoaster Tycoon 3

Análisis RollerCoaster Tycoon 3: Complete Editon – Nintendo Switch. Una montaña rusa de emociones nostálgicas

RollerCoaster
Fecha de lanzamiento
24 septiembre, 2020
Número de jugadores
1
Idiomas
Español, inglés, francés, etc.
Tamaño de la descarga
2,7 GB
Nuestra puntuación
85

Los títulos de simulación se pueden contar por decenas de miles, ya que es un género que a lo largo de la historia de los videojuegos ha contado con todo tipo de gestiones disponibles, desde nuestros propios hospitales hasta nuestras propias civilizaciones, pasando por los parques de atracciones. Y hablando de parques de atracciones, uno de los juegos más clásicos que la mayoría de amantes de este género ha jugado es RollerCoaster Tycoon 3, el cual llega ahora a Nintendo Switch con su Complete Edition de la mano de FRONTIER para recordarnos las muchas horas que pasamos al frente de una gran cantidad de parques temáticos o, si somos novatos con él, para demostrarnos que, aunque hayan pasado 16 años desde su lanzamiento original, todavía puede competir con títulos más recientes de este mismo género.

 

 

¡Grita de emoción al bajar a toda velocidad!

En RollerCoaster Tycoon 3: Complete Edition nos ponemos en la piel (o algo así) de un magnate de los parques de atracciones, ya que debemos enfrentarnos a diversas campañas en las que cumplir objetivos de los más variopinto para asegurarnos de que nuestros parques temáticos logran convertirse en los más exitosos. Así, contamos con 18 campañas en el juego base, pero puesto que en esta edición más que completa también se han incluido los contenidos de las expansiones “Soaked!” y “Wild!”, se nos da acceso a 9 y a 12 campañas adicionales, respectivamente, en las que usar a fondo todos estos “nuevos” elementos que se añadieron posteriormente. Además, este es el modo de juego más sólido del título, ya que encontramos todo tipo de objetivos que debemos cumplir para convertirnos en verdaderos magnates de este tipo de negocio. Por ello, en todo momento tenemos acceso a varios menús “más empresariales” en los que gestionamos desde los empleados (y su grado de satisfacción con la empresa) hasta todos y cada uno de los movimientos monetarios de nuestro negocio, pasando por otros aspectos como la investigación, porque no disponemos de todos los elementos en todos los escenarios desde un momento y necesitamos destinar una parte de nuestros ingresos para seguir progresando. De hecho, puede que incluso en algún momento tengamos que solicitar un préstamo, el cual tiene que devolverse con intereses, claro está.

 

RollerCoaster Tycoon 3

Y, a parte de este lado financiero, también debemos tener muy en cuenta nuestro lado constructor, ya que debemos diseñar atracciones y escenarios que atraigan a los visitantes. Por ello, cuando construimos una atracción, además de poder ajustar varias de sus principales características como el precio o la velocidad a la que funcionan, se nos deja consultar algunas estadísticas como los clientes que las visitan por hora, la popularidad, el tiempo de espera, pero también, en lo que respecta al funcionamiento propiamente dicho, consultamos la emoción, la intensidad y las náuseas que generan. Y tampoco podemos olvidarnos de seleccionar las mejores rutas para nuestros empleados, para así tener un parque limpio y seguro. Como vemos, son unos cuantos los elementos que hay que conocer para así ir llevando nuestros parques en una dirección o en otra, pero no hay que preocuparse, porque tenemos acceso a tutoriales que podemos activar y desactivar en todo momento (de hecho, es recomendable darse una vuelta por las opciones antes de comenzar una partida, para ajustar parámetros como el sistema en el que se muestra la temperatura o la divisa).

 

Igualmente, esto no es todo, ya que el juego cuenta con otros modos, siendo uno de los más interesantes el modo cajón de arena, ya que en él podemos diseñar sin ningún tipo de límite (bueno, tan solo existe el límite del espacio que se nos proporciona) nuestros entornos de ensueño gracias a las más de 300 montañas rusas y atracciones únicas, a los 500 objetos de decoración, a las 60 tiendas y servicios, y los 20 animales que hay disponibles. Pero si lo que queremos es diseñar en concreto una atracción o un escenario, podemos elegir otros modos de juego para centrarnos simplemente en ello.

 

Una versión adaptada a la portabilidad de Nintendo Switch

Además, puesto que se trata de un port de un título original de PC, se han debido hacer algunos ajustes para poder jugar cuando queramos, donde queramos y como queramos en la consola híbrida, siendo el principal el de los controles. Ahora, en vez de toparnos con un menú en la parte derecha de la pantalla, tenemos acceso a dos menús desplegables circulares asignados a los botones R y L, mientras que con los botones ZR y ZL controlamos el zoom de la pantalla. Uno de los principales problemas que suele tener este tipo de género son los controles, pero en el caso de RollerCoaster Tycoon 3 podemos asegurar que se ha logrado adaptar con gran acierto, ya que estos menús permiten que naveguemos rápidamente por las diferentes opciones, como si fueran ruedas. Además, el menú izquierdo queda asignado a las opciones generales del juego, aquellas relacionadas con la gestión, construcción, etc., mientras que el menú derecho es el dedicado a las opciones específicas de los elementos que vemos en pantalla, aquellos que podemos seleccionar con el cursor azul que aparece justo en el centro (pero este se puede mover de posición también si pulsamos el stick derecho).

 

No obstante, aunque estos estén muy bien traídos a esta nueva versión de consola, hay que destacar que existen algunos momentos en los que sentimos que los controles resultan algo toscos, sobre todo en la construcción de montañas rusas y de otros elementos que cuentan un recorrido, ya que para desplazarnos en el menú de las diferentes opciones que se nos dan tenemos que usar los botones de dirección (o la cruceta de algunos Joy-Con). Es en estos momentos cuando nos preguntamos por qué se ha decidido que el título no cuente con ningún tipo de control táctil, pues estos serían un complemento totalmente acertado para la versión portátil, permitiendo que los jugadores pudieran disponer de los elementos del mapa de forma más sencilla y rápida.

 

Asimismo, también es importante mencionar lo que podríamos llamar como la “pérdida del componente social”, algo común con este género cuando da el salto a consolas. Uno de los atractivos de esta entrega es que en PC podíamos incluir en ella algunas melodías y algunas vallas publicitarias personalizadas con tan solo soltarlas en la carpeta apropiada, cosa que se ha quedado por el camino en la versión de Nintendo Switch, como es más que normal. No obstante, la mayor pérdida la observamos en la imposibilidad de compartir nuestras partidas y nuestras creaciones con el resto del mundo. RollerCoaster Tycoon 3 contaba (y cuenta) con miles de comunidades de jugadores que comparten sus parques temáticos, pero también sus construcciones personalizadas de montañas rusas y de demás atracciones personalizables, y es que colocar los elementos decorativos en el lugar adecuado llega a convertirse en todo un arte. Por ello, no podemos sino hacer otra cosa que preguntarnos por qué no se ha incluido un servidor en el que compartir todo esto, como sucede con algunos otros títulos creativos disponibles en la consola híbrida, porque así se ha dejado pasar una gran oportunidad para crear un entorno en el que los jugadores puedan mostrar al mundo de qué son capaces con las herramientas adecuadas.

 

El parque de atracciones de siempre

Si pasamos a lo que es el apartado gráfico del juego, en Nintendo Switch se han mantenido los gráficos que ya vimos en la versión de PC de hace 16 años. Si bien esto no es algo negativo, tampoco podemos calificarlo como algo positivo, ya que se podía haber aprovechado la ocasión para haber mejorado aunque fuera un poco los modelados del público que recorre estos entornos que construimos. Además, también hemos podido observar que en esta versión hay un error visual que no existía en la versión anterior de PC, y es que en ocasiones las estructuras que sujetan las montañas rusas o los caminos elevados interfieren con otros caminos que se encuentran en una posición inferior, lo que hace que los visitantes las atraviesen. Además, hay que aclarar que en algún que otro momento puntual hemos notado ralentizaciones, causadas cuando se aglomeran muchos visitantes en una zona concreta del recinto.

 

En cuanto a la banda sonora, este tampoco es un aspecto en el que el título destaque precisamente, ya que son pocos los momentos en los que escuchamos melodías de fondo cuando estamos construyendo, solo si alejamos la cámara lo suficiente, pero también podemos escucharlas si seleccionamos que suenen como acompañamiento en las atracciones. Eso sí, estas son de todo tipo y de todos los géneros, por lo que no podemos decir que no contemos con una gran variedad.

 

Además, otro elemento muy destacable es que se han mantenido los trucos del juego, los cuales se activan cambiando los nombres de los visitantes del parque, permitiéndonos así crear situaciones de todo tipo (¿quién no ha querido nunca que todos los visitantes del parque salten a la vez? Podemos hacerlo si tenemos acceso al “nombre” adecuado). Y tampoco hay ningún problema en lo que respecta a su accesibilidad, ya que está disponible en español, por lo que no tendremos ninguna dificultad para mirar todos estos menús y todas estas estadísticas que se deben tener en cuenta para convertirnos en auténticos millonetis gracias a los parques temáticos.

 

RollerCoaster Tycoon 3: Complete Edition – Mismas montañas rusas, mismas sensaciones

RollerCoaster Tycoon 3: Complete Edition supone el regreso de uno de los juegos más conocidos en lo que respecta a la gestión de parques de atracciones. Han transcurrido 16 años desde que llegara a PC por primera vez, y desde entonces se ha mantenido como uno de los exponentes más sólidos de este género, por lo que sigue siendo muy disfrutable en Nintendo Switch, en donde, además, cuenta con nuevos menús que hacen que la construcción sea cómoda e intuitiva. No obstante, esta versión no cuenta con ningún añadido y, a diferencia de la nueva versión de PC, en donde se ha aprovechado para hacerle algún que otro arreglo, la versión de la consola híbrida se ve exactamente que el juego de 2004. Aún así, si somos veteranos en el juego, todavía tenemos ganas de pasar unas cuantas horas con él; y en lo que respecta a los novatos, esta nueva versión les permitirá descubrir un título con infinitas posibilidades para que dejen volar su imaginación y para que creen entornos de ensueño.

 

Hemos analizado “RollerCoaster Tycoon 3: Complete Edition” gracias a un código de descarga digital cedido por Frontier. Versión analizada: 1.0.1

RollerCoaster Tycoon 3
¡Hora de volver a gritar en las montañas rusas!
RollerCoaster Tycoon 3: Complete Edition nos trae hasta Nintendo Switch la versión completa de un clásico que miles de jugadores han usado para dejar volar su imaginación o para convertirse en los más ricos empresarios del sector de gestión de los parques temáticos.
PROS
Los controles totalmente adaptados para Nintendo Switch nos proporcionan una manera cómoda de jugar
16 años después de su lanzamiento sigue manteniéndose como uno de los juegos más sólidos en lo que respecta a la gestión de parques de atracciones
Cuenta con el contenido de las dos expansiones que llegaron a PC en su momento
CONTRAS
Sigue siendo el mismo juego que ya tiene 16 años a sus espaldas, sin ningún añadido jugable para esta nueva versión completa
Se podría haber aprovechado la ocasión para introducir alguna que otra mejora estética
No cuenta con ningún tipo de controles táctiles en modo portátil, algo que habría ayudado, sobre todo, en la construcción de montañas rusas y de otras atracciones con secciones personalizables
85