Asistimos a la presentación de Endling – Extinction is Forever. Un juego para sobrevivir y reflexionar

El día de ayer, miércoles 13 de julio, tuvimos la suerte de asistir a la presentación en Madrid de Endling – Extinction is Forever para Nintendo Switch. Creado por el estudio español Herobeat Studios y publicado por HandyGames, estamos ante una aventura con un fuerte componente reflexivo acerca del cambio climático, la supervivencia de las especies, los efectos de un futuro distópico que cada vez parece ser más real y la lucha por no desaparecer de la faz de la Tierra de una zorra y sus cachorros.

 

 

Videojuegos contra el cambio climático

Para hablar de Endling – Extinction is Forever debemos remontarnos a 2017, cuando Javier Ramello y Pablo Hernández fundan Herobeat Studios con el fin de enviar un mensaje a través de los videojuegos. En este caso, el primer mensaje estaba dirigido a un problema muy actual y que por desgracia cada vez parece más y más imparable, la crisis climática y su impacto en las futuras generaciones de humanos y animales.

 

Inspirado en Shelter y Inside, en sus inicios esta aventura no es tal y como la conocemos, y de hecho en un inicio tomaba demasiados elementos de Inside y se asimilaba más a un simulador de supervivencia que al juego con la potente narrativa que hemos conocido. En algún punto del desarrollo, el equipo comenzó a sentirse más inspirado acerca de cómo abordar la problemática de la crisis climática, planteándose así la idea de un juego protagonizado por una zorra y sus tres cachorros. Un animal que no está en la cima de la cadena alimenticia, pero tampoco está en la base. Un animal ágil y poseedor de una inteligencia por encima de muchas especies, pero que no es una amenaza real para ser humano.

 

 

¿Qué hemos hecho?

Es así como llegamos a nuestra aventura actual. Es el año 2050, en un mundo en el que lo intentamos, pero fallamos. Nuestras propias acciones nos han llevado a un desastre ecológico del que no hay vuelta atrás y ahora todo lo que importa es sobrevivir. Sin embargo, incluso cuando deberíamos estar más unidos, vemos cómo es que ciertos grupos de poder se empeñan en obtener beneficios y seguir hasta que llegue el final. En esta historia, nuestra protagonista verá el mundo desde una perspectiva única, y con el paso del tiempo verá cómo es que los escenarios con los que interactuó, y que alguna vez fueron un refugio seguro, se van degradando y cambiando a causa de la actividad humana.

 

Endling

 

Esta historia lleva por nombre Endling, la palabra que se usa para referirse a los últimos supervivientes de una especie antes de que llegue su extinción. Y sí, tal y como estáis pensando, nuestra protagonista y sus cachorros son los Endling de su especie. La supervivencia es lo más importante y para ello debemos valernos del manto de la noche y cuidarnos de los peligros del día. Desde humanos que nos buscan por nuestra piel hasta depredadores, aparentemente ya no hay un lugar seguro al que ir, y la vida de cada cachorro es importante.

 

Durante la fase de concepción de Endling investigamos mucho y reunimos un montón de indicadores basados en hechos científicos sobre cómo estarán nuestro planeta y la sociedad humana en el futuro si seguimos haciendo lo que hacemos ahora.

 

Sí… los cachorros pueden morir, y cada muerte no sólo significa estar un paso más cerca de la extinción de nuestra especie, también implica privarnos de las habilidades que han aprendido o habrían aprendido. Unas habilidades que nos habrían facilitado sólo un poco la lucha por la supervivencia y nos habrían ayudado a revisitar algunos escenarios para encontrar nuevas zonas con valiosos recursos.

 

Como veis, está claro el mensaje que nos quiere transmitir el juego y para ello se opta por la interactividad en una narrativa que es muy potente a nivel visual. El juego no pretende ser un documental y en algunas ocasiones veremos algún que otro rayo de esperanza, pero también es un tanto crudo al mostrarnos cómo es que en algún punto intentamos evitar todo lo que está sucediendo, pero fallamos.

 

 

Si quieres probar Endling – Extinction is Forever, lo tendrás disponible en Nintendo Switch a partir del próximo 19 de julio. Personalmente, recomiendo probarlo al ser un juego divertido y de dificultad accesible, aunque advierto que quizá se necesite tener una caja de pañuelos a mano.