Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Cuentan las lenguas antiguas que existía una franquicia del género de conducción perteneciente a Nintendo, pero que no tenía nada que ver con Mario. Es más, incluso competía de tú a tú con Mario Kart, esa subfranquicia (o como queráis llamarla) protagonizada por el fontanero más famoso de todos los tiempos y sus amigos. Una serie de títulos en los que predominaba la velocidad por encima de todo, y en el que tus reflejos eran los que decidían quién ganaba la carrera. Me refiero, por supuesto, a F-Zero, esa saga que, si bien Nintendo no quiere “revivir”, mantiene una base de aficionados para nada despreciable.

 

Mientras la compañía nipona sigue sin dar a los seguidores de esta franquicia aquel juego que tan largo tiempo llevan esperando, otra desarrolladora, Shin’en Multimedia, se desmarcó para proporcionar a este sector tan incomprendido una experiencia muy cercana. Velocidad, agilidad, instintos y reflejos se unieron para forjar Fast Racing Neo, un título que bien podría tratarse como el sucesor espiritual de F-Zero. Pero ahí no termina todo, ya que Shin’en vuelve a traernos la velocidad supersónica de su título para la flamante Nintendo Switch, con una versión aún más completa del juego de Wii U. Fast RMX llega a la plataforma de moda dispuesto a mostrar cómo puede ser un juego de velocidad, literalmente hablando. Pero velocidad de la buena, eh. ¿Habrá dado en el clavo? ¡Aquí el análisis!

 

 

La velocidad tiene un nuevo nombre

Por supuesto me refiero a Fast RMX. Estamos ante un título cuya premisa es tan simple como “corre”. Vuela. La velocidad es claramente la protagonista, la esencia de este videojuego. Un juego además que se presta muchísimo al propio concepto de Nintendo Switch, y que casa a la perfección con el objetivo de la misma. Conduce donde quieras, como quieras, contra quien quieras y cuando quieras. 

 

Lo primero que encontramos al encender el juego son los modos de juego disponibles, que son Championship (Campeonato), Multijugador y Hero Mode. Parecen ser pocos pero es una sensación pasajera, sobre todo después de elegir uno de ellos. El modo Campeonato es el típico que podemos encontrar en títulos como Mario Kart, en el que competimos por llegar primeros a la meta y conseguir el mayor número de puntos. En este modo existen 10 copas diferentes, cada una compuesta por tres circuitos, haciendo un total de 30. Como veis, el número de recorridos es muy significativo, aunque algunos de ellos pecan de ser parecidos entre sí. Eso sí, otros son muy originales, siendo una delicia para el corredor, o un infierno (como Iceland).

 

Dentro del modo Campeonato existen tres tipos de dificultad, siguiendo la estela de su próximo rival, Mario Kart. ¿Qué tienen de distinto? Poseen los mismos circuitos, pero la velocidad no es la misma, sino que aumenta considerablemente. En mi primera toma de contacto con el juego ya pensaba en la dificultad más “sencilla” que era velocísimo. No fue más tarde cuando me percaté del gran error que cometía al creer que esa presteza sería la máxima.

 

 

Luego tenemos el Hero Mode, el modo más complicado de Fast RMX. Este formato hace las veces de desafío, donde seleccionaremos sólo un circuito para competir. La dificultad radica en que, además de las mecánicas que veremos a continuación, también se añade un factor decisivo: el escudo. El objetivo sigue siendo ganar, pero si el vehículo es destruido se acabará la carrera materializándose en una derrota. Así pues, en el Hero Mode hay que saber utilizar el turbo y tener un control soberbio del vehículo y controles para poder salir airoso.

 

Para acabar tenemos el multijugador, tanto local como online. Como seguro habréis deducido, podremos jugar con un joy-con, teniendo así un título potentísimo a la hora de picarse y competir con los amigos donde quieras. Después está el online, en el que lucharemos contra jugadores de todo el mundo para ganar. Sin embargo, se siguen echando en falta alguna característica y modo más, ya que aunque sigue siendo una cantidad de contenido enorme no existe tanta variedad.

 

Vehículos, velocidad y electro, claves de Fast RMX

Antes de comenzar una carrera, ya sea circuito singular o copa, habrá que elegir un vehículo. En Fast RMX podremos elegir uno entre 15 distintos. Cada máquina tendrá unas características diferentes, divididas en tres apartados: aceleración, velocidad máxima y turbo. Esta elección es crucial, ya que dependiendo de nuestra forma de pilotar habrá que seleccionar uno u otro. Pero no todos estarán habilitados desde el principio, ya que más de la mitad se desbloquearán superando copas.

 

La jugabilidad de Fast RMX es endiabladamente rápida, como ya se ha repetido en más de una ocasión en el análisis. El uso del turbo será una constante, añadiendo además el cambio de energía para aprovechar las zonas de aceleración, ya que sólo podrá ser aprovechada dependiendo de que el color de la energía del vehículo sería idéntica. Cuidado, porque si no lo es en vez de ganar impulso se perderá velocidad. Sin embargo, tanto impulso al final se materializa en choques continuos. Estamos ante un título exigente a la hora de manejarlo con soltura y evitar estas situaciones, incluso haciendo uso del cambio de controles, ya que los que están configurados por defecto pueden ser un tanto incómodos para personas con manos grandes, sobre todo los giros cerrados y el uso del turbo.

 

En el apartado audiovisual Fast RMX destaca en el uso de música electrónica, que se adapta a la perfección al ambiente futurista de los circuitos y vehículos. El juego en acción se nota muy fluido en las carreras, sin caídas apreciables de frames. Sin embargo, en las secuencias introductorias sí que se pueden observar ralentizaciones más pronunciadas, pero que para nada interfiere en la experiencia del juego. El aspecto gráfico del título es vistoso, con algunas animaciones y efectos alucinantes, como la lluvia o algunos elementos de los circuitos. Pero todo no es perfecto, ya que otras tantas podrían estar más pulidas, como las explosiones del vehículo o los choques entre ellos. Para finalizar, Fast RMX sí tiene vibración HD, que se puede notar cada vez que utilizamos el turbo o una zona de aceleración, transmitiendo la sensación de mayor velocidad.

 

 

Fast RMX despega en Nintendo Switch a velocidad de crucero

Llega junto a Nintendo Switch el gran tapado del catálogo de lanzamiento. Con una premisa simple pero atractiva, jugabilidad explosiva y la posibilidad de jugarlo con quien quieras y donde quieras, Fast RMX se convierte en un título a tener muy en cuenta para aquellos usuarios que quieran expandir su colección a partir de Zelda. Imprescindible para aquellos amantes de los juegos de conducción, y para los jugadores que busquen experiencias multijugador en la incipiente consola de Nintendo. La versión mejorada de Fast Racing Neo, ahora en tu Nintendo Switch. Pero corre, ¡que vuelan!

 

Fast RMX

Análisis - Fast RMX (Nintendo Switch). Vuelve la velocidad supersónica, ahora en Nintendo Switch
Fast RMX llega a Nintendo Switch después de desbordar con su velocidad en Wii U, en carreras donde el turbo es tan o más importante que el vehículo. Compra recomendada para fans de los juegos de carreras, o para jugar con tus amigos a pantalla partida.
Jugabilidad85%
Gráficos80%
Sonido80%
Duración90%
Pros
  • Gran cantidad de circuitos y vehículos
  • Estupendo multijugador, tanto local como online
  • Jugabilidad intensa y divertida
Contras
  • Elevada dificultad incluso en niveles bajos
  • Algunos circuitos son parecidos entre sí
84%Nota Final
Puntuación de los lectores: (1 Voto)
90%

4 Respuestas

  1. Desgra
    Desgra

    La verdad es que esperaba más de la vibración HD cuando compré el juego, ahí fue una pequeña decepción.
    Después el juego indudablemente increíble, es más, después de jugarlo conecté la Wii U para compararlos y el de esta se me hizo lento, que ya es decir.

  2. moripi
    moripi

    VOEZ, Snipperclips y este FAST son considerados 3 tapados o imprescindibles de este catálogo inicial. ¡Qué grandes son los juegos digitales que han acompañado a Switch en su lanzamiento!

Hacer Comentario