Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

En el reciente Nintendo Direct dedicado a ARMS tuvimos, como colofón final, un pequeño avance de la campaña individual de Splatoon 2. La historia de esta secuela que llega a Nintendo Switch toma como punto de partida la desaparición de una de Las Calamarciñas, Mar. Como asistente del otro miembro de este famoso dúo, Tina, nuestra misión será averiguar dónde se encuentra, y en qué estado, la que fuera su gran compañera; pero también hay otra situación que arreglar, y el último episodio de El Mundo de las Calamarciñas ha llegado para explicarlo y ponernos ya en situación.

 

Splaton 2 – Mundo de las Calamarciñas. Capítulo Final: A por Mar… ¡Y el Gran Siluro!

Así es, el Gran Siluro también ha desaparecido, y está claro que los culpables son los mismos que en el primer videojuego. Los Octarianos vuelven a la carga, y Tina debe moverse rápido para buscar a los Inklings capaces de arreglar todo esto…

 

Tan rápido como pudo, Tina se dirigió al Distrito Pulpo. La cabaña del capitán Jibión se veía desierta. No había indicios de que algo hubiera pasado ahí, todo estaba intacto. Todo menos la bola de cristal decorativa, que estaba hecha añicos. Con Mar desaparecida y sin ningún indicio sobre su paradero, Tina regresó a Cromópolis.

Insólitas noticias comenzaron a inundar toda la ciudad. ¡El Gran Siluro ha desaparecido! Ya había ocurrido anteriormente, pero lo habían encontrado poco después. Los habitantes de la ciudad trataban de buscar consuelo ante tal situación: “Tranquilidad, seguro que esta vez también reaparece enseguida”. Tina se estremeció de solo pensarlo. “¿Será que está por repetirse la misma historia?”

 

 

Tina se propuso llegar hasta el fondo de este asunto. Sin embargo, si se encontraban ante el adversario que ella sospechaba, estaban en serios apuros. El capitán Jibión no iba a poder ayudar en esta ocasión, pero la preocupación que sentía por Mar era mayor: tarde o temprano Cromópolis comenzaría a notar su ausencia… Y si Tina también desapareciese, solo exacerbaría el caos. Pero ¿qué otra cosa podía hacer?

No había más remedio que conseguir ayuda, y rápido… Igual que el capitán Jibión había hecho anteriormente, ella tendría que reclutar a un equipo para investigar la base subterránea de los octarianos. Debido a su condición de famosa, Tina no pudo pasar desapercibida en Cromópolis. Sabía que tenía que involucrar al mínimo número de personas. Confidencialidad y discreción eran lo más importante según las reglas del Comando Branquias.

 

 

De manera repentina, la conversación que tuvo con Mar en la Plazuela Calamar volvió a su mente. Circulaba el rumor de que había un nuevo lugar en el que los inklings más populares se reunían y participaban en combates territoriales… Supo de inmediato que ahí encontraría a alguien con el talento y la valentía necesarios. Sus pensamientos tomaron forma, ¡el objetivo de Tina se encontraba ahora en la plaza de Cromópolis!

La historia continúa en Splatoon 2…

 

El Mundo de las Calamarciñas llega a su fin señalando a Splatoon 2 como el auténtico comienzo. Realmente, toda esta historia comenzó con el desenlace de Splatoon y su último Festival. Ya os lo dijimos, la culpa de todo la tenemos todos aquellos que defendimos nuestros colores en el SplatFest que enfrentó a Mar y Tina…

 

Splatoon 2, rompiendo la cuarta pared a golpe de Calamarciña

 

Fuente

2 Respuestas

Hacer Comentario