Crear cuenta

Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Monolith Soft cuenta con dos estudios en Japón, el principal ubicado en Tokio, desde donde se desarrolló Xenoblade Chronicles 2, y que cedió la mayor parte de su equipo al desarrollo de The Legend of Zelda: Breath of the Wild, y luego tenemos el estudio situado en Kioto, que data de 2011 y ha colaborado en una buena colección de títulos de la Gran N. La función de este estudio es precisamente esa, la de dar apoyo a Nintendo, puesto que está compuesto por desarrolladores que se encargan principalmente de crear materiales gráficos.

 

Yasuyuki Honne es uno de los componentes de Monolith Soft Kyoto, un profesional procedente de los tiempos de la antigua Square Soft que trabajó en títulos como el mítico Chrono Trigger, su secuela Chrono Cross, o Baten Kaitos en sus tiempos ya de Monolith Soft, entre otros RPG destacados. En una reciente entrevista publicada en el blog de la compañía, Honne comenta la posibilidad e intenciones de ampliar el personal del estudio de Kioto, de tal forma que pudiera continuar operando desarrollando juegos propios, aún si tuvieran que echar una mano a Nintendo como viene siendo habitual.

 

 

“¿Tenéis pensado incorporar programadores y planificadores en el estudio de Kioto, al igual que en Tokio?

Yasuyuki Honne: Cierto. Por supuesto, esperamos algún día también desarrollar títulos originales desde el estudio de Kioto. 

 

¿Eso significa que queréis crear títulos por vuestra propia cuenta?

Yasuyuki Honne: Sí, por supuesto. Pero esto es solo hablar del futuro. Más o menos estamos pensando en crear una estructura organizativa que pueda continuar funcionando sin importar lo que suceda.”

 

Dado el talento que se encierra en esas paredes, nos encantaría ver qué son capaces de hacer. Quizás el motivo de sacar a relucir este tema sea precisamente que están cocinando algo en secreto… ¿quién sabe? De hecho, en 2016 ya empezaron con el bombardeo en busca de personal.

 

Fuente 1

Fuente 2

Hacer Comentario