Crear cuenta

Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Que Nintendo Switch se ha transformado en el nuevo hogar de muchos juegos indies (o nindies) es ya innegable, y todas las compañías quieren aportar su pequeño grano de arena a la consola híbrida de la Gran N. Este es el caso de Island Flight Simulator, un título de simulación aérea que no dejará indiferente a nadie que tenga el valor de probarlo.

 

Island Flight Simulator – Official Game Trailer

Un juego de altos vuelos que cae en picado

Decir que Island Flight Simulator es un buen juego sería mentir, pero sólo a medias, ya que es un buen juego de simulación aérea, pero poco más. Comenzamos siendo un piloto en primera persona al que van a encargar realizar diversos recados entre varias islas que componen el mapa. Estas misiones pueden ser algunas legales y otras un poco al margen de la ley. El planteamiento es sencillo, pero su ejecución no tanto. Y ahí acaba la historia.

 

 

La jugabilidad es sólo apta para aquellos que disfruten de este tipo de simuladores, ya que podemos estar durante los varios minutos que duran las travesías entre islas sin hacer absolutamente nada. Nuestro trabajo prácticamente consiste en despegar, poner rumbo al destino y aterrizar con éxito. ¿Curioso no? Sin una historia que nos tenga atrapados durante todo el juego, este título sólo nos propone misiones que nos llevan a las diferentes islas que componen el archipiélago. No son pocas misiones, pero sin embargo, cuando llevamos unas diez o doce casi podemos empezar a aburrirnos por la sensación de haber caído en un sistema de juego muy monótono. Quizás los momentos de más atención y emoción son las situaciones de aterrizaje, donde debemos controlar la velocidad, la inclinación y el freno del avión para lograr alcanzar nuestro objetivo, algo que quizás cueste en los primeros intentos pero que se puede dominar con facilidad tras varias misiones. Tras eso sólo debemos vigilar no quedarnos sin gasolina.

 

 

El control del personaje fuera del avión es cuanto menos nefasto, es algo colocado dentro del juego para no estar todo el tiempo metidos dentro de un avión. Hay momentos que si no estás atento puedes creer que has cumplido uno de los requisitos de la misión y debes alcanzar la siguiente isla y al no haber entrado correctamente con nuestro personaje en esos círculos de misión, no te los da como realizados y debes volver hacia atrás, con la consecuente pérdida de tiempo que ello conlleva.

 

 

Sólo para jugadores con alma de piloto

El apartado gráfico es grotesco. Para empezar, en ningún momento vemos a nadie en las pistas de despegue y aterrizaje, siempre que estamos fuera del avión controlamos a nuestro protagonista en primera persona y podemos movernos de una forma un tanto tosca. Además en esta visión en primera persona tenemos que acercarnos a unos círculos para aceptar o finalizar las misiones que se nos han encomendado, todo ello en escenarios casi planos que no transmiten una sensación de estar en una isla tropical. Sólo vemos que estamos en una pista de aviones entre varias palmeras y dunas.

 

 

El sonido tampoco es algo que podamos remarcar, sólo que podemos estar el par de horas que nos dura el juego escuchando sólo el motor de un avión, ninguna banda sonora épica o algo que amenice ese tiempo a veces llegar a considerar perdido. Quizás el sonido del arranque del motor o del viento cuando lo paramos en mitad del vuelo sea lo único que escuchemos diferente a las horas que estemos volando de una isla a otra.

 

 

Island Flight Simulator – A veces menos no es más

Con la amarga sensación de que han intentado darnos objetivos para hacernos volar entre islas, puedo decir sin miedo a equivocarme que han fallado estrepitosamente. Quizás haber planteado el juego de otra manera o haber intentado contarnos una historia podría haber logrado hacer más emocionante un juego que no es apto para todos los públicos, no por su violencia o lenguaje soez (que no tiene), sino porque sólo los amantes del género de simuladores de vuelo lograrán disfrutar de él.

 

En conclusión, dicen que el que avisa no es traidor, y os avisamos que, a todos aquellos que no hayan jugado a un simulador de vuelo o a los que no les guste, se abstengan de tocarlo, puesto que sentirán una gran pérdida de tiempo y dinero. Y es que aunque es un juego que sale a un precio muy reducido no es una inversión si no es del gusto del jugador.

 

Este análisis ha sido posible gracias a una copia física cedida por Koch Media

Análisis - Island Flight Simulator (Nintendo Switch). ¿Un juego de altos vuelos?
Island Flight Simulator para Nintendo Switch es un juego sólo recomendable para aquellos que disfruten jugando durante horas a simuladores de vuelo.
Pros
  • Sólo los amantes del género lo disfrutarán
Contras
  • Sensación de pérdida de tiempo y dinero
  • No hay una historia que seguir
  • El sonido no puede ser peor
25%Nota Final
Puntuación de los lectores: (4 Votes)
36%

8 Respuestas

  1. Takaregal

    No creo yo que este sea un juego que se salve ni para los amantes del género. Sobretodo porque los amantes del género de aviación son personas que se gastan cientos de dolares en hacer que la experiencia sea lo más realista posible xDD y esto como que no

  2. R.Kuma

    Muy fan de la primera contra.
    A juzgar por las anotaciones se puede intuir que es un juego creado para hacerte sentir la persona más sola y vacía del planeta. Ojalá recuperés el tiempo invertido con algún futuro lanzamiento que te haga olvidarlo.

  3. das34

    pues este junto con el radiaton island es uno de esos juegos que tengo tentación cuando están de oferta en la eshop… pero joe con esete análisis se m han quitado las ganas por completo. vaya tostón tiene que ser. todavía tengo dudas con el radiaton… jajajaja

Hacer Comentario