Mario+Rabbids Donkey Kong Adventure Encabezado

Análisis – Mario+Rabbids Kingdom Battle: Donkey Kong Adventure (Nintendo Switch). ¡Bwahya locura!

Es difícil olvidar uno de los días más raros que vivimos durante el año 2017. Como quien no quiere la cosa, un rumor incendió internet: Un juego que nos traería, en el mismo cartucho, a los personajes del mundo de Super Mario y a los Rabbids de Ubisoft. Sonaba utópico, raro y extravagante, pero aún menos creíble pareció la afirmación de que era esta última compañía la que estaba desarrollando el título. No obstante, las sorpresas no terminaron ahí. Mario+Rabbids Kingdom Battle se confirmó durante la conferencia de Ubisoft en el E3 de 2017, una de las más memorables para la compañía si se me permite, y resultó mostrarse como un juego de estrategia con unas mecánicas muy peculiares. Casi un año después y, coincidiendo con el lanzamiento de la versión Gold de Mario+Rabbids Kingdom Battle, llega Donkey Kong Adventure, un DLC que propone una historia y personajes totalmente nuevos, así como unas mecánicas que cambian por completo las tácticas a emplear en las batallas.

 

 

¿Corbata nueva, Rabbid Kong?

Todo comienza tras los sucesos acontecidos en el primer mundo del juego base. Rabbid Kong está en el Reino Champiñón campando a sus anchas, observando la ya famosa “Lavadora del tiempo” (junto con dos Rabbids que, perfectamente, podrían estar mirando las obras de la Gran Vía). Como nuestro amigo mitad conejo mitad simio es muy curioso decide tocar la máquina y, como dice el refrán, la curiosidad mató al gato, y el pobre recibe un gran chispazo eléctrico, a lo que responde golpeando violentamente el distópico electrodoméstico. Esto desencadena una reacción que absorbe a Rabbid Kong dentro de la lavadora, no sin antes recibir con él un gran disparo de las gafas de Superfusion que viste el adorable Spawny. Total, que Mario, Luigi, Rabbid Luigi y Rabbid Peach pasaban por allí, y como os podéis imaginar, Rabbid Peach está ensimismada en su móvil, y al tratar de ponerlo a cargar en un enchufe que, por alguna razón, tiene la lavadora en su parte inferior, se produce un efecto paranormal que transporta esta, junto con nuestra princesa coneja, a otra dimensión. La caída es muy forzosa, y la máquina del tiempo queda hecha pedazos, siendo nuestro objetivo el de recuperar todas las piezas necesarias para reconstruirla, así como derrotar a un Rabbid Kong que se muestra hostil hacia Rabbid Peach debido a lo que le hizo en el pasado. No obstante, no estamos solos, pues un muy vistoso Donkey Kong y un absolutamente genial Rabbid Cranky se vienen con nosotros a vivir una aventura que, os adelanto, no será fácil olvidar.

 

La base jugable de Donkey Kong Adventure no ha cambiado con respecto a la historia original, al menos en cuanto a su premisa central. Tramos de mapa por los que desplazarnos entre las diferentes batallas con enemigos componen un precioso mundo lleno de referencias a la cultura popular y “videojueguil”. Sin embargo, los nuevos personajes tienen unas mecánicas propias que dan una frescura singular a esta, por qué no llamarla así, expansión.

 

Por un lado, Donkey Kong puede coger algunos elementos del escenario para lanzarlos. De este modo, es muy útil movernos, agarrar un compañero y, al terminar el desplazamiento, lanzarlo unas celdas más allá para luego realizar el movimiento correspondiente a este, llegando muy lejos en un solo turno. A cambio de esto, no obstante, Donkey no puede utilizar el Acelerón. Por otro lado, el gorila también es capaz de coger enemigos para lanzarlos contra otros o incluso fuera del mapa, infligiendo el daño asociado a cada efecto. Por último, es capaz de atravesar porciones del escenario de forma inmediata a través de lianas que unan dos indicadores de flechas azules que se apunten entre ellas. En cuanto a sus armas, es capaz de lanzar un bumerán banana que puede golpear a varios enemigos, así como palmear el suelo, haciendo daño a todos los personajes, rivales o no, que se encuentren a su alrededor. Como habilidades activas, encontramos el clásico “disparo en caso de que un oponente se mueva en el campo de visión del personaje” y el Mambo Magnético, que acerca a todos los enemigos en un radio determinado hacia Donkey.

 

Mario Rabbids Donkey Kong Adventure Análisis 01
«Tomás, mira a este zagal. Mucho músculo y poco cerebro, te lo digo yo»

 

 

Por otro lado, Rabbid Cranky tiene características realmente interesantes. Por ejemplo, si realizamos un salto en equipo con él o le lanzamos con Donkey cerca de un enemigo, disparará a este desde el aire, lo que se conoce como el Salto Gruñón. Sus armas son una especie de trabuco que hace daño a todo personaje que se encuentre en su radio de acción y algo similar a un lanzacohetes con el que hacer una buena cantidad de daño a los enemigos que se encuentren bajo un área determinada. Como habilidad activa, es capaz de dormir a los rivales dentro de un rango específico de casillas.

 

Esto, puesto de forma escrita, puede dar la sensación de suponer cambios mínimos a la hora de jugar, pero os aseguro que cambia totalmente la experiencia y, si me preguntáis, diría que es incluso más divertido ahora. Todas las mecánicas que introducen estas peculiaridades están bien integradas y tienen sentido dentro del universo que crea este Donkey Kong Adventure.

 

Todo tiene sentido en Donkey Kong Adventure

Pero no todo en esta expansión es combatir. Donkey Kong Adventure nos ofrece momentos para desconectar de toda esta violencia animada gratuita, y propone una serie de puzles integrados entre las zonas de batalla, y que sirven principalmente para conseguir nuevos objetos, así como runas (que sustituyen en esta expansión a los orbes de poder). Es de agradecer, además, que estén tan cuidados, haciendo que no solo no sean aburridos de completar, sino que sean realmente interesantes y que tengan, en mi opinión, tanta importancia en el juego como el resto de la jugabilidad. Es cierto que la experiencia base también incluía retos de este estilo, pero sinceramente he encontrado estos aún más disfrutables y desafiantes.

 

Como no podía ser de otro modo, Donkey Kong Adventure introduce algunos enemigos nuevos y reinterpreta otros que ya conocíamos. Como novedades, conocemos en este caso a los Coleccionistas, Rabbids que recogen piezas de la lavadora del tiempo y a los que nos vemos obligados a perseguir por todo el escenario para derrotarlos y recuperar tan preciados artilugios. A pesar de ser unos rivales muy normaluchos pueden recorrer distancias enormes y recoger las piezas que sus compañeros caídos hayan dejado caer, así que no podemos confiarnos cuando nos los encontremos. En el lado de los Rabbids que ya conocíamos, vemos rediseños de algunos de ellos, como los Arietes, que pasan a llamarse Matuteros, o los protectores, con un “look” maya muy agradable y exótico. Como era de esperar, otros como los Saltarines o los Ziggies también han visto su fondo de armario renovado.

 

Mario Rabbids Donkey Kong Adventure Análisis 15
Ubisoft, a veces hay que quererte

 

 

Gráfica y sonoramente es una absoluta delicia. El motor SnowDrop de Ubisoft sigue sentando genial al aspecto cartoon de los Rabbids y del universo Super Mario, y el mundo que la compañía ha creado para esta expansión es igual o más bonito aún que el que vimos en el juego base. Donkey Kong Adventure rebosa carisma, y es común encontrarnos referencias a todo tipo de obras, desde las más clásicas como el Nacimiento de Venus de Botticelli hasta una recreación del Donkey Kong de recreativas con los Rabbids como protagonistas. Es una sorpresa tras otra, y una absoluta maravilla en lo que a detalles se refiere. La música… ¡Oh!, la música. Durante todo lo que dura Donkey Kong Adventure estamos acompañados por diferentes temas, pero sin duda hay uno que se hace absolutamente reconocible, y es una versión del tema principal de Donkey Kong Country, con el que casi se me caen las lágrimas. ¡Incluso hay un minijuego en el que…! Bueno, mejor os dejo descubrir el pastel por vuestra cuenta.

 

Mario+Rabbids Kingdom Battle: Donkey Kong Adventure –  Simplemente “Bwahnanástico”

Donkey Kong Adventure es una expansión prácticamente redonda. Así, como lo leéis. Es, seguramente, de lo mejor que he jugado en todas las plataformas durante los últimos meses. Una sorpresa realmente agradable que, siendo realistas, no podía salir mal teniendo como base uno de los mejores títulos de Nintendo Switch. Sin embargo, es capaz de llevarlo más allá, mejorándolo prácticamente en todos los aspectos mediante la introducción de unas mecánicas perfectamente integradas. Donkey Kong Adventure es un broche de oro para un juego que ya parecía tenerlo todo. Es la culminación de dos mundos que, en un principio, nos parecía a todos inverosímil, y por el que muy pocos apostaron en el momento que se anunció. Personalmente, siempre miré la relación de Mario y los Rabbids con buenos ojos, y tengo claro que guardaré este DLC en un lugar de mi corazón al que regresar dentro de varios años. Como un pequeño contra, me gustaría haber visto algún personaje más de la franquicia del gorila, como a Diddie o Dixie. Donkey Kong Adventure ya está disponible en la eShop de Nintendo Switch de forma autónoma, así como siendo parte del pase de temporada y de la edición gold de Mario+Rabbids Kingdom Battle. Si os gustó el original, no lo dudéis. Tenéis que jugar a esta maravilla.

 

Mario Rabbids Donkey Kong Adventure Análisis 14
Decid ¡Bwahtata!

 

Este análisis ha sido posible gracias a un código de descarga cedido a NextN por Ubisoft

Donkey Kong Adventure expande la aventura de Mario+Rabbids Kingdom Battle de forma magistral, en un DLC que los fans del juego base no pueden perderse bajo ningún concepto. Una clase magistral sobre cómo hacer bien las cosas.
Pros
Duración más que adecuada
Nuevas y divertidas mecánicas que dan un giro de tuerca al juego
El juego rebosa carisma y simpatía por los cuatro costados
Contras:
Poder controlar también a Diddy o a Dixie hubiera sido un puntazo
Ojalá durase aún más
93