Ayuda a NextN comprando en Amazon

Análisis – The Raven Remastered (Nintendo Switch). Solucionando misterios de un plumazo

The Raven Remastered Switch
Fecha de lanzamiento
21 enero, 2019
Género
Puzle, Habilidad
Nuestra puntuación
83
The Raven Remastered

No son pocos los juegos que en los últimos años están recibiendo una segunda oportunidad de lucirse a través de una remasterización con una o varias generaciones de consolas de por medio, como hemos tenido oportunidad de ver en el catálogo de la consola híbrida últimamente. Así ha ocurrido recientemente, ya sea dando el salto directamente desde la época de SNES como con Wild Guns Reloaded o Super Putty Squad, o con “tan sólo” cinco años de diferencia como en el caso de la aventura gráfica que nos ocupa: The Raven Remastered, la versión mejorada respecto al original, The Raven: Legacy of a Master Thief. La misma que en su día fue desarrollada por el equipo King Art en PC y PS3 pasa ahora a acicalarse un poco visualmente y dar el salto desde la sobremesa a la sobremesa-portátil, en este caso con la ayuda de la polifacética editora THQ Nordic, quien últimamente anda bastante atareada adquiriendo derechos y publicando a manos llenas numerosas obras de otras compañías. La mencionada King Art es también conocida de otras aventuras gráficas de las de Point & Click como la saga The Book of Unwritten Tales, y en el caso que ahora nos ocupa vuelve a invertir en esa conocida fórmula de juego pero ambientándola en el clásico estilo de la novela negra policíaca de misterio. ¿Qué tal resultado ha tenido esta remasterización? ¿Cómo le ha sentado el paso de los años? Sentémonos tranquilamente a exponer el caso y vemos a qué conclusiones llegamos, pero sin perder ojo del mayordomo, que siempre suele ser el sospechoso principal.

 

 

El más rubi-cundo de los detectives

Un antiguo y valiosísimo rubí custodiado en el Museo Británico ha desaparecido, pese a toda la vigilancia policial del mundo habida y por haber, y lo más increíble es que no ha dejado ni la más mínima pista, tan sólo una pluma de cuervo abandonada en el lugar a modo de señal, el mismo modus operandi del conocido ladrón de guante blanco apodado El Cuervo. Podría tratarse de la obra del mismo criminal entonces… salvo por el pequeño detalle de que el mismo fue abatido cuatro años atrás por las fuerzas de seguridad presentes en su último lugar de actuación. ¿Estamos entonces antes las malas mañas de un imitador dispuesto a seguir el patrón del maestro del crimen desaparecido? Sea como sea ésta es la oportunidad de oro del agente de policía Anton Jakob Zellner para abandonar su anodina y rutinaria vida, y lucirse como un auténtico sabueso frente al resto de oficiales del cuerpo, y especialmente frente al inspector Nicolás Legrand, quien parece tenerle cierta ojeriza, quizás porque creía haber acabado con las andanzas de El Cuervo original cuatro años atrás y ahora que un nuevo crimen con el mismo patrón acaba de ocurrir parece que su hazaña podría quedar un poco en entredicho. Aparte es quien se supone que está al frente de la investigación del nuevo caso y no parece valorar mucho nuestras habilidades deductivas, más bien nos considera un estorbo siendo algo más claros, por aquello de las clásicas rencillas territoriales entre los miembros de la fuerzas del orden que tanto abundan en las películas y series policiales vamos, y encima ya desde que partimos desde el famoso tren Orient Express nos vamos encontrando con numerosos pasajeros que aparentan no saber nada del terrible robo cuando de un modo u otro parecen tener alguna vinculación con el mismo. ¡A investigar toca!

 

The Raven Remastered Switch

 

Con esta trama que tanto recuerda a las novelas protagonizadas por Monsieur Poirot (hasta el protagonista se da un aire) o Miss Marple de la genial Agatha Christie se presenta esta aventura cargada de misterio y revueltas de guion que se divide en tres capítulos siguiendo un recorrido que va desde el mencionado tren transcontinental hasta el Museo Británico donde acontecen los hechos principales. A lo largo de la misma tenemos oportunidad ocasionalmente de alternar entre algunos personajes, aún así siendo el eminentemente principal el afable agente Zellner, y nuestro cometido, como suele ser frecuente en estos casos, es entablar conversación con todo el que se nos cruce por el camino y preguntarle sobre lo que piensa sobre el caso del robo del rubí y sobre otros personajes que nos resulten sospechosos, para ver si averiguamos algo esclarecedor descubriendo contradicciones en las respectivas coartadas o recogiendo pruebas incriminatorias. Pero no todo es charleta, ya que aparte tenemos que explorar muy bien todo el terreno en busca de pistas, y resolver más de un puzle de los de darle duro al coco con tal de seguir avanzando en la historia, tanto es así que hasta el propio juego recomienda darnos algún que otro descanso cuando nos atasquemos mucho, para que se nos aclaren las ideas y se nos ocurra el modo de resolverlos.

 

 

No busques el puntero, que no hay donde clicar

Pese al estilo que tiene The Raven Remastered no es un Point & Click al uso, se trata de una aventura gráfica eso sí, pero donde el movimiento (el tranquilo caminar de nuestro protagonista) lo llevamos nosotros mismos con el stick izquierdo, al tiempo que interactuamos con el entorno con los botones A y B, ésos son los únicos controles que necesitamos, el resto es tan sólo el uso de nuestras neuronas hasta que echen humo. Los mismos botones son usados a la hora de trastear con los objetos de nuestro inventario, los que vamos recogiendo por el camino y que en muchos casos podemos incluso mezclar unos con otros obteniendo uno nuevo que pueda hacernos falta más adelante, ésa es la mecánica básica con la que debemos quedarnos. Si atendemos a otros aspectos técnicos como el apartado visual, decir que el remasterizado respecto al original se refleja fundamentalmente en una mejora de la iluminación y en presentar a los personajes con algunos detalles gráficos más, no va mucho más allá comparativamente hablando, pero tampoco es que le haga mayor falta para poder disfrutar del juego; en cambio el apartado sonoro es donde más sobresale, tanto por estar íntegramente doblado como por la soberbia banda sonora que nos acompaña en todo momento. La jugabilidad es donde quizás se podría cuestionar algo más, principalmente por los andares del protagonista, demasiado pausados para mi gusto, no es que tenga que salir corriendo como si le estuviera persiguiendo alguien, pero tampoco hacía falta que fuera contando las losetas, luego aparte no siempre resulta fácil localizar los puntos del escenario con los que podemos interactuar (sale una A o una B o una lupa indicativa en su caso) ya que basta con moverse un milímetro de la cuenta para que se nos pase, por lo que tenemos que asegurarnos bien de acercarnos lo suficiente al objetivo y encararlo bien, no obstante tampoco es un detalle excesivamente molesto.

 

The Raven Remastered Switch

 

El juego en general luce bastante fluido, no hay lo que se dice cinemáticas sino escenas de movimiento automático donde los personajes interactúan y la historia se va desenvolviendo, pero lucen bastante bien, aparte porque, como mencionaba antes, el juego está completamente doblado, al inglés o el alemán con subtítulos en español entre otros idiomas eso sí, y lo está de manera bastante lograda por cierto, lo que ayuda mucho a meterse en la trama y a captar nuestra simpatía o antipatía con los que intervienen. Se echa en falta a veces que, además poder usar el stick y los botones, se pudiera hacer uso también de la pantalla táctil como complemento, sobre todo en algunos puzles y a la hora de explorar los diferentes escenarios, pese a no tratarse de un point & click como tal haría mucho más dinámica la jugabilidad. La duración total de la aventura puede extenderse hasta alrededor de unas doce horas más o menos, dependiendo de las veces que nos atasquemos con los rompecabezas, que van a ser unas cuantas por cierto, y decidiendo las preguntas adecuadas dentro de las opciones disponibles en cada caso, que curiosamente vienen siempre en tercera persona, frente a la habitual primera persona con la que se expresan los personajes en las diversas conversaciones, una alternancia que en ocasiones desorienta un pelín, en mi caso al menos.

 

 

The Raven Remastered – No llames a Poirot porque Zellner está aquí

Indudablemente uno de los géneros que siguen llamando más la atención, ya sea en las películas, series, libros o videojuegos, es el de la novela negra de misterio, con sus crímenes aparentemente insolubles y ese suspense de todos saben algo pero todos callan, encarnando al intuitivo protagonista que tarde o temprano puede dejar a todos con la boca abierta gracias a sus increíbles habilidades deductivas; todo eso lo recoge The Raven Remastered, convirtiendo la experiencia en algo más interactivo pero sin perder un ápice de la magia del descubrimiento. Algunos detalles menores como la peculiar jugabilidad junto a la falta del uso táctil le quitan un poquito de brillo, sin embargo nada hay que sea especialmente dramático ni molesto para poder disfrutar del conjunto, enganchándonos a tope de principio a fin a la trama.

 

The Raven Remastered Switch
Análisis realizado gracias al código cedido por THQ Nordic
Una novela policiaca interactiva
THQ Nordic y King Art presentan un cruce de aventura grafica cuasi Point & Click y una novela negra de misterio cuya trama nos puede mantener enganchados de principio a fin
PROS
Una trama de lo más intrigante, engancha que da gusto de principio a fin
El doblaje estupendo y la banda sonora soberbia
CONTRAS
No hace uso de pantalla táctil, y eso en ocasiones se echa un poco de menos para este tipo de juegos
La jugabilidad resulta un pelín tosca
83
Más artículos
Billie Eilish Just Dance
Billie Eilish da una sorpresa a unos fans gracias a Just Dance 2020