Foregone Switch

Análisis Foregone – Nintendo Switch. No te esperes a verlas venir

Foregone Switch
Fecha de lanzamiento
13 octubre, 2020
Número de jugadores
1
Idiomas
Alemán, Inglés, Español, Francés, Italiano, Coreano, Portugués, Ruso, Chino
Tamaño de la descarga
1293 MB
Nuestra puntuación
90

Resulta curioso como una de las sagas de Nintendo quizás menos conocidas por el público general, como es Metroid, es sin embargo de las que cuenta con una escuela de seguidores más expandida, sobre todo por la parte de juegos indies, a quienes les ha servido más que de inspiración esa fórmula de exploración progresiva de un mapa de grandes dimensiones, compuesto de múltiples zonas interconectadas a las que vamos ganando acceso conforme vamos sumando una serie de habilidades, todo ello unido en muchas ocasiones a los elementos rpg aportados a posteriori por la saga Castlevania. Así pues, no son pocos los títulos que han abrazado esa fórmula y, en muchos casos, la han expandido con sus propias ideas y giros de tuerca, para alegría de los que somos fans de ese entretenido género donde se pueden echar horas en alcanzar el codiciado 100% de objetos encontrados o en el que luchar por hacer el speedrun más corto. La desarrolladora Big Blue Bubble ha escogido este género para su primer trabajo, Foregone, pero cambiando el peso de unos elementos y dándoselo a otros, logrando un resultado final que seguro va a sorprender más de lo que de primeras nadie se pueda esperar. Echemos una mirada al futuro a ver lo que nos depara…

 

 

Una guerra de lo más cruenta

La ciudad de Calagan era una de las más punteras en tecnología y ciencia, convirtiéndose en la envidia de las de su entorno, hasta que una nación rival decidió comenzar una guerra y hacerse con esa tecnología, que en malas manos se ha convertido en una fuerza corruptora y destructiva, conocida como The Harrow, capaz incluso de devolverle la vida a los muertos, aunque no precisamente de la forma en que estaban antes de su deceso. Los científicos de Calagan han decidido crear una élite de supersoldados, los Arbiter, y los han mandado para detener esta matanza y recuperar el control de su tecnología. Nos toca encarnar a la primera de esos supersoldados y nuestra misión es acabar con los invasores y descubrir el origen de The Harrow para erradicarlo si es necesario, tras una perturbadora visión del futuro mostrando lo que puede pasar si se deja que las cosas sigan su curso, aunque como en toda lucha de intereses, hay riesgo de que se destapen otros secretos interesantes… Siguiendo un poco el estilo de los Metroid Prime, en Foregone nos vamos encontrando por el camino una especie de diarios de los experimentos, que nos sirven para conocer más a fondo la historia de boca de algunos de los protagonistas de la misma, con lo que podemos ir descubriendo hasta qué punto puede llegar la ambición humana sobre todo aquello que le puede dar poder.

 

Foregone Switch

 

Foregone sigue la fórmula de base de Metroidvania, de explorar y mejorar poco a poco nuestro equipamiento para abordar peligros cada vez mayores y alcanzar lugares que antes no podíamos, sin embargo, en este caso la exploración sigue un patrón un poco más lineal que de costumbre, salvo pequeños desvíos y lugares ocultos donde encontrar objetos y mejoras, dado el mayor peso que tiene la trama sobre el desarrollo de la aventura. El mapa se compone de once zonas que se enganchan entre sí siguiendo, como decíamos, la evolución de la historia, cada una de ellas representa lugares devastados por esa guerra, y en las mismas nos encontramos con terribles criaturas que han resultado del mal uso de esa mencionada tecnología. Nuestra veloz y fuerte protagonista debe pelear contra todos ellos, en especial con los llamados Proyectos, sujetos con los que han experimentado y se han convertido en grotescas criaturas, representando jefes finales de las respectivas zonas. Nuestro progreso, o nuestra supervivencia mejor dicho, salvo algunas pequeñas habilidades permanentes como el deslizamiento aéreo o la caída con fuerza para romper determinados suelos, se basa más bien en acumular dinero y una especie de puntos azules de experiencia, que vamos a utilizar respectivamente en el Puesto de Avanzada para mejorar nuestras armas, equipo de protección y nuestros ataques especiales, hasta ocho de ellos concretamente que podemos equiparnos de dos en dos. Cada zona en Foregone cuenta con tres puntos de guardado, que nos recuperan la energía y los puntos de carga de los ataques especiales la primera vez de alcanzarlos y, a través de los cuales, podemos teletransportarnos al Puesto de Avanzada para poder hacer uso de las mejoras; si caemos en combate, regresamos al último punto de guardado visitado, perdiendo el dinero y experiencia acumulados después de ese punto, aunque nos aguarda en forma de ánfora para poder recuperarlos en el punto donde morimos, un poco al estilo de Shovel Knight.

 

 

Combate a toda velocidad y sin miedo

Foregone se basa en el combate a gran velocidad, tanto de cerca como de lejos, en el que los reflejos tienen un componente importante, puesto que tenemos una barra de energía que tiende a disminuir con bastante velocidad sin ese breve intervalo de invulnerabilidad entre golpe y golpe al que otros juegos nos tienen acostumbrados, por lo que si nos vemos rodeados de enemigos puede resultar que caigamos en combate antes de que nos demos cuenta, de ahí la importancia a veces de jugar con los elementos y desniveles del escenario para buscar puntos donde protegernos o desde donde atacar sin ser alcanzados. Tiene por tanto ese elemento de estrategia importante a tener en cuenta, más que el de ir a lo kamikaze sin más, caiga quine caiga; aparte disponemos de un movimiento especial curativo, que sirve para reponer vida en cualquier momento de forma gradual, en función de la carga disponible (se va reponiendo mientras atacamos a los enemigos, un poco como en Hollow Knight). En cuanto a los controles en sí, contamos con un arma para atacar de cerca con el botón Y, para golpear tres veces en combo desde el suelo y una vez en el aire, pudiendo elegir entre espadas ligeras, gruesas, dagas, lanzas o una especie de nunchakus con escopetas de lo más chulos que los enemigos sueltan ocasionalmente al derrotarlos; también tenemos un arma de munición limitada para usar en la distancia con el botón X, en forma de pistolas, escopetas, rifles, arcos, ballestas o metralletas, con función de autoapuntar a los monstruos más cercanos, esa munición se repone igualmente atacando de cerca a los mismos, por lo que debemos ir alternando entre ambos tipos de ataques por fuerza, un detalle curioso es que, como decíamos, las armas las vamos adquiriendo de los enemigos derrotados, ya que nuestro puesto de avanzada sólo nos permite mejorarlas, no aporta las suyas propias. Los gatillos ZL y ZR en Foregone nos sirven para realizar los dos movimientos especiales equipados, de los ocho que nos vamos encontrando por el camino, que se gastan de una vez al usarlos, pero cuentan con una recarga gradual a base de atacar enemigos, y sirven sobre todo para realizar ataques devastadores propulsándonos, o con explosiones que afectan al área alrededor, la zona que tenemos delante, o bien para reponer vida (este sí permite tanto el uso como la recarga gradual, en función de la parte de vida que necesitemos recuperar), o para mejorar nuestras estadísticas de ataque o defensa temporalmente.

 

 

De los controles de Foregone también es importante quedarse con el esquive, con el botón A, pues nos permite deslizarnos indemnes por debajo de los enemigos y golpearlos por la espalda, una estrategia de lo más conveniente si queremos sobrevivir más tiempo, ya que los mismos no suelen tener los reflejos tan rápidos como los nuestros, con lo que tenemos esa pequeña ventaja al menos. Para interactuar con otros personajes o con los omnipresentes interruptores que nos van abriendo paso entre algunas habitaciones, usamos el botón R, con el + accedemos a opciones del juego, y con el – a los inventarios de objetos y al Mapa, alternando entre ellos con ZL, ZR, L y R según los casos. Se hace por tanto un uso bastante completo del mando, llegando incluso a veces a resultar un poco confuso tener que cambiar tanto de unos botones a otros (Y para hacer uso de las mejoras, X para vender, A para aceptar, los gatillos para cambiar de menús…), y es que está pensado para tener acceso rápido a todo, teniendo por suerte leyendas de todo para acordarnos, porque a veces todavía podemos titubear con tanto comando pese a acostumbrarnos a la larga.

 

 

Visualmente Foregone sigue el estilo Pixelart, como entre la época de los 16 a los 32 bits, colorido, y lleno de animaciones y detalles, dándole una ambientación bastante lograda, cargada de tensión y derrumbe, mostrando así las consecuencias de una larga guerra. Lo bueno es que, allá donde mires, hay algo en lo que fijarse del paisaje, con lo que se disfruta bastante, distinguiéndose además bastante bien entre zonas, aunque a veces puedan pasar un poco desapercibidos los objetos del escenario que se pueden romper para obtener dinero extra, puesto que parecen un poco camuflados con los que sí que forman parte del fondo como adorno. Hay que decir que se ve bastante bien en Switch Lite en conjunto, eso sí, en los menús tienen una tipografía que resulta un pelín pequeña en esa pantalla. A nivel musical, tiene unas melodías bonitas, de tono bastante ominoso, como corresponde a la oscura historia que se cuenta, con sus violines y piano en ocasiones para darle más gravedad. No es que se distinga demasiado entre el acompañamiento musical de cada zona, pero pega bien con lo que que se desarrolla en la pantalla, además, tiene el detalle de contar con una versión tranquila y otra más marchosa de cada melodía, alternando entre una y otra en función de si estamos explorando tranquilamente o si estamos en medio de un combate, como en la saga Phantasy Star Online, un aspecto que me encanta porque te sumerge más en lo que estás haciendo y le da más variedad, teniendo en cuenta que las zonas son grandes y lleva su tiempo recorrerlas, así no se hacen repetitivas. El juego por lo general luce fluido salvo ocasionales tirones de frames, especialmente cuando nos acercamos a un punto de guardado o una zona bastante cargada de enemigos, que tampoco es que llegue a ser molesto o provocar que fallemos en nuestros ataques, pero sí que se notan esos pequeños saltos.

 

 

Un poco Roguelite, sin ser nada de eso yo

Pese a que Foregone no se considera exactamente como roguelite, ya sabéis, ese tipo de juego donde morir y volver a empezar es casi una constante, con posible opción de acumular mejoras que faciliten un poco el siguiente intento, lo cierto es que a veces este título se asemeja un poco a ese estilo, sobre todo porque hay momentos en los que tenemos amplios tramos de mapa por recorrer entre puntos de guardado, y si caemos en combate, perdemos el dinero y experiencia acumulada desde el último guardado, con posibilidad de recuperarlos si volvemos a alcanzar ese punto del mapa, como mencionamos antes. El problema a veces es encontrarnos, además de haber hecho una larga caminata, con numerosos combates y llegar con algunas magulladuras sin poder curar, dándonos de bruces con un jefe final, con lo que las probabilidades de supervivencia se ponen un poco en entredicho. Una opción por supuesto es lanzarse a la aventura y quizás tener que tirarse de los pelos después, y otra es retroceder todo ese largo camino hasta ese último punto de guardado; eso sí, sólo para guardar, porque si hacemos uso del teletransporte para regresar al puesto de avanzada para recuperar vida, la carga de los movimientos especiales y de paso obtener mejoras intercambiándolas por el dinero y experiencia, a la vuelta nos encontramos la sorpresa de que todos los enemigos vuelven a estar ahí intactos, salvo que la parte de mapa visitada se mantiene visible y los interruptores activados, con lo que al menos nos podemos ahorrar algo de vuelta en el trayecto, pero en conjunto… da la sensación de haber perdido ese avance previo. Por todo ello, en cierto modo algo de roguelite sí que tiene, con la paciencia extra que eso puede requerir, aunque siendo justos, hay que decir que la curva de dificultad se mantiene progresiva, sin llegar a volverse injusta en ningún caso, mientras seamos constantes en ir cambiando a armas más potentes, aumentar sus estadísticas e introduciendo mejoras a las nuestras propias.

 

Foregone Switch

 

Otro de los puntos que no coincide con lo típico de los Metroidvanias es que la duración de Foregone es considerable, de las ocho a las diez horas no nos vamos a apear, incluso para la gente más pro que no se vea en el infortunio de morir con frecuencia. Y lo bueno es que la historia, sin ser excesivamente profunda, y los monólogos de la protagonista, acordes con su fuerte carácter y su firme sentido de la justicia, saben mantener el interés conforme nos vamos encontrando cosas nuevas y alcanzando zonas nuevas, por lo que no se hace pesado para nada. De hecho gusta comprobar cómo vamos mejorando en habilidad y en equipo, y lo rápido y fluido que es el combate, dándonos ganas de seguir avanzando más y más, para ver lo que va a aparecer a continuación.

 

 

Foregone – Nadie podía haberlo predicho

En conclusión, lo cierto es que este título sorprende, incluso con toda la competencia que tiene en cuanto al estilo Metroidvania; de entrada podría parecer una aventura pixelart más, pero tiene su propia manera de enganchar y mantenernos pegados a la pantalla durante un buen número de horas. Cierto es que hay algunos detalles, como los ocasionales tirones de frames, la dificultad un poco roguelite o el tamaño de tipografía en Switch Lite, que le quitan un poquito del pulido final, pero por lo demás, Foregone se disfruta mucho, de modo que merece mucho la pena visitar Calagan junto a nuestra Arbiter y tratar de devolver la paz a ese mundo.

 

Foregone Switch

Análisis realizado gracias al código cedido por Big Blue Bubble

versión 1.0.1.11

Foregone Switch
Lucha por cambiar el futuro
Big Blue Bubble ha hecho un buen trabajo por crear un título que sabe distinguirse dentro del mundo de los Metroidvania, con su rápido y fluido estilo de combate y su intensa trama
PROS
La duración es considerable y sabe mantener el interés de principio a fin
El estilo de combate es rápido y fluido, da margen para mejorar y buscar nuestras estrategias de supervivencia
La personalidad de la protagonista, tiene carisma, sabe ganarse nuestra simpatía con su humor sarcástico
CONTRAS
Ocasiones saltos de frames le quitan un poco de fluidez de movimiento
En Switch Lite la tipografía se ve un pelín pequeña en los menús
La dificultad, aunque progresiva, se puede hacer un poquito cuesta arriba a veces, sobre todo para no perder avance
90