Demo Monster Hunter gameplay

Impresiones de la demo de Monster Hunter Rise, ¡y tres horas de gameplay! Truco para reiniciar los 30 usos

¡Puf! ¿Sinceramente? Pocas veces hemos disfrutado tanto de una demo, como de la de Monster Hunter Rise. ¿Será porque le tenemos UNAS GANAS LOCAS al juego? ¡Será! Pero eso de poder probar con nuestras propias manos eso que tantas ganas tenemos de que caiga en nuestras garras, pues siempre hace ilusión. La cosa está en que las sensaciones que nos ha ofrecido esta primera toma de contacto con el nuevo juego de caza de monstruos para Nintendo Switch ha sido casi inmejorable. ¿Casi? Hay algunas cosas que nos han creado alguna duda que otra.

 

Lo primero a comentar, lo que entra por los ojos: Monster Hunter Rise ha mejorado un mundo lo que habíamos visto en versiones previas de otros capítulos de Nintendo, aprovechando una potencia de Nintendo Switch que Monster Hunter Generations Ultimate no se molestó ni en rascar. Toca decir que Rise se mueve gracias a RE Engine, y lo hace muy bien. Pero dejando lo bonito que se ve Mizutsune, Arzuros, Rathian y compañía, por no decir el bello mundo que nos permite descubrir la demo de Monster Hunter Rise, es en la jugabilidad donde encontramos lo más sorprendente. Lo primero, y como jugador llegando desde los anteriores Monster Hunter para Nintendo, el mundo abierto ofrece una libertad que se ha sabido adaptar muy bien a la esencia del juego. Aquí no hay «cambios de áreas» de igual forma que existían en otros capítulos… o sí y no. De igual forma, los monstruos, al verse acorralados, cambian de zona, y nos toca perseguirlos, y alcanzarlos si podemos, pues los vemos huir, por lo que la sensación permanece, no es otra cosa que una lógica evolución, aunque también hay zonas de huida por las que no podremos perseguirlos. La jugabilidad por lo general se siente «rara» al principio, pues cuenta con una alta dosis de agilidad a la que no estamos acostumbrados. ¿Piedras de afiliar infinitas? ¿Tomar pociones mientras andamos? ¿¡Sin detenernos!? Incluso recolectar de esa misma forma. ¿Qué decir? Esto era algo que estaba implementado como parte de la dificultad del juego: no te podías poner a hacer esas cosas en cualquier sitio, tenía su cierta estrategia… pero el cambio sienta bien, es lo que tenemos que decir, tenemos que jugar más para ver si echamos en falta «esas torpezas» que pertenecían a la mecánica de la serie.

Ganas locas de probar la versión final <3

 

Otro curioso cambio: ¿recuerdas el movimiento, por ejemplo, del hacha espada que mandaba a volar a los jugadores? Pues ya no produce tal efecto. ¿Lo habrán quitado para evitar los troleos? ¿O porque el combate aéreo se realiza ahora más apoyado al cablebicho? Espera, no, no, olvida el nombre con el que fue presentada esta habilidad: el cablebicho ha sido rebautizado para esta versión como cordóptero, por lo que tendremos que acostumbrarnos a este nuevo nombre, y a los otros que ha generado, como «cordoesprintar» y otras «cordoacciones». Total, haríamos interminable este artículo, para presentaros la demo, pero casi que mejor os dejamos con esas tres horas, que se nos han hecho cortas, explorando la demo de Monster Hunter Rise, no sin antes comentar que el modo online nos ha dado problemas, con unos parones que lo hacían injugable, por lo que nuestra sesión multijugador finalmente ha sido en modo local. Por cierto, la demo tiene 30 usos de misiones… el truco está en que si borras los datos de guardado de la demo, ¡se reinician!

 

Os dejamos con el vídeo, ¡que disfrutéis!

 

Gameplay 3 horas de la demo de Monster Hunter Rise