Análisis Shin Megami Tensei III: Nocturne HD Remaster

Análisis Shin Megami Tensei III: Nocturne HD Remaster – Nintendo Switch. Un placer demoníaco muy culpable

Análisis Shin Megami Tensei III: Nocturne HD Remaster
Fecha de lanzamiento
25 mayo, 2021
Número de Jugadores
1
Idiomas
Español, inglés, francés, etc. (textos) e inglés y japonés (audio)
Tamaño de la Descarga
8734,00 MB
Nuestra puntuación
86

Cuando Atlus anunció el año pasado que Shin Megami Tensei III: Nocturne HD Remaster llegaría a Nintendo Switch (pero también a PS4 y a PC), fueron muchos los fans de esta franquicia de mundos demoníacos los que comenzaron a elogiar el traer hasta la época actual una de las entregas mejores valoradas, tanto por la crítica como por los más jugones. Sin embargo, ya desde el primer tráiler que se mostró de esta versión remasterizada, que llega 17 años más tarde desde que se produjera el lanzamiento original, observamos que este título no es un RPG por turnos al uso, sino que es algo más, uno de esos que puede considerarse de “nicho”. Por eso, en este análisis comprobamos si verdaderamente merece la pena acompañar a la que fue la saga que dio inicio a muchos otros juegos que hoy en día gozan de mucha popularidad. ¡Vamos a recorrer Tokio como nunca antes lo habíamos hecho!

 

 

Un mundo esférico en el que los demonios campan a sus anchas

No pasa mucho tiempo desde que empezamos nuestras andanzas en este título hasta que la ciudad de Tokio, tal y como la conocíamos, desaparece por completo. Después de que se produzca la “Concepción”, el mundo se repliega sobre sí mismo, renace y los demonios pasan a ser los seres que dominan lo que ahora es algo totalmente distinto. Parece una premisa algo simple y caótica, ¿verdad? Pues lo cierto es que, si bien en un principio nos vemos lanzados a explorar un mundo que no conocemos, y más después de habernos convertido en un semidemonio de una manera que no llegamos a asimilar del todo, a medida que vamos avanzando podemos ir comprobando, de la mano de los habitantes de este nuevo lugar, que hay mucho más detrás de lo que se nos ha ido contando. De hecho, esto es algo que hace especialmente bien Shin Megami Tensei III: Nocturne, y es que se nos van presentando poco a poco pinceladas que nos ayudan a nosotros, como jugadores, a ir construyéndonos mentalmente nuestra propia concepción de este nuevo mundo. Así, exploración e historia aparecen totalmente de la mano, y aunque no encontremos tutoriales propiamente dichos, es el propio título el que va introduciéndonos de forma gradual en las diferentes mecánicas de juego.

 

Algo que observamos con mucha frecuencia, sobre todo en los primeros compases, es cómo los personajes que se encuentran repartidos por las diferentes zonas nos van explicando cómo se rige ahora todo, qué es esa cosa grande y brillante que hay en el centro del universo, por qué tenemos un contador de lo que parece ser un ciclo lunar (por así decirlo) y cómo nos afecta, etc. Y de esta manera, progresamos de forma paulatina en una historia que incluso se puede llegar a considerar como densa y que hace que en todo momento nos preguntemos qué se pasaba por las cabezas de los responsables de este juego cuando estaba en desarrollo. ¿Significa esto que sea mala? Todo lo contrario. En todo momento estamos deseando proseguir con esa exploración, queriendo descubrir cómo se rige el nuevo mundo y, lo más importante, qué ha sucedido con nuestros amigos después de que este fenómeno conocido como “la Concepción” reformulara las leyes de lo que creíamos que era una vida que jamás podría verse así de alterada.

 

¡Hazte con todos… los demonios!

La base del combate de Shin Megami Tensei III: Nocturne es convencer a los demonios para que se unan a nuestro equipo y así poder progresar, puesto que nuestro protagonista, por sí solo, tiene muy difícil llegar a cumplir el destino que se le ha encomendado desde el momento en que se convierte en un Semioscuro. A medida que avanzamos, conseguimos diferentes tácticas, como “hablar” y “seducir”, que nos permiten iniciar una negociación con el ser del averno, en donde nos puede pedir dinero, que le demos nuestra opinión sobre algún tema en concreto o incluso que le entreguemos algún que otro objeto. La clave para que estos se acaben uniendo a nuestro equipo es tener muy clara su personalidad, para así saber cómo proceder, aunque hay que destacar que alguna que otra raza no atiende a razones y no se une a nosotros de esta manera. ¿Entonces cómo hacemos para conseguir el 100% del grimorio? Si accedemos a la Catedral de las Sombras, el pastor que allí se encuentra nos ayudará a fusionar a dos de estos seres para formar uno completamente nuevo, con habilidades heredadas y mejores estadísticas; pero también, si vamos en el momento más oportuno, tenemos la opción de realizar una fusión por sacrificio, o lo que es lo mismo, sacrificar a uno demonio para que la fusión de otros dos sea mucho más poderosa (si habéis jugado recientemente a Persona 5 o a su versión Royal, este sistema es algo similar).

 

Si hablamos del sistema de combate en sí mismo, contamos con los más que tradicionales turnos, pero con la peculiaridad de que tenemos que estar pendientes de que este sistema no nos castigue. En todo momento, en la parte superior derecha, observamos los movimientos que pueden realizar tanto los personajes de nuestro grupo como los enemigos, y en caso de que un rival nos esquive una acción, se nos castiga eliminándonos un movimiento en nuestro turno e, incluso, dando un movimiento extra en el turno del enemigo. Por el contrario, si esquivamos la acción o si realizamos un ataque crítico, podemos eliminar movimientos de los turnos rivales o incluso ganar movimientos extra.

 

Además, debemos adaptarnos a este sistema de castigos y recompensas usando los diferentes “magatama” que se desbloquean en lugares de lo más dispares. Estos objetos son los únicos equipables que se han incluido, puesto que en las tiendas no podemos comprar ni armas ni equipamiento de defensa, lo que hace que sea necesario tener en cuenta en todo momento las diferentes debilidades, tanto de los enemigos como de nuestro protagonista. Así, los magatama nos permiten alterar las estadísticas del Semioscuro, pero también cambiar precisamente estas debilidades, y es que necesitamos hacer uso del más adecuado en el momento oportuno (Matador os saluda desde la barrera, con su sonrisa picarona).

 

 

Luces y sombras en esta versión del clásico de culto

Ya desde el primer momento observamos que se ha realizado un gran trabajo con la remasterización, y esto podemos comprobarlo especialmente con el vídeo introductorio, en donde se ve claramente modelos de los personajes con dientes de sierra bastante acusados, obviamente grabado durante la época de PS2, en donde salió a la venta Shin Megami Tensei III: Nocturne originalmente. En cuanto iniciamos una nueva partida, todo esto desaparece y los modelos ahora están mucho más pulidos, tanto en modo sobremesa como en modo portátil, y es que la diferencia de gráficos entre un modo u otro es prácticamente imperceptible. Además, el juego funciona de manera totalmente fluida, con tiempos de carga totalmente aceptables y con la ventaja de que, cuando iniciamos el combate automático, el ritmo se acelera. Y esta no ha sido la única mejora que se ha implementado en la versión HD, sino que también se ha añadido la opción de “suspender” la partida, la cual nos permite interrumpir el juego en todo momento, con la desventaja de que esto es algo temporal debido a que, cuando lo retomamos donde lo habíamos dejado, la partida suspendida se borra, siendo así necesario tener que guardar en los puntos específicos que ya existían antes de esta versión.

 

Análisis Shin Megami Tensei III: Nocturne HD Remaster

Y si algo debemos tener muy en cuenta es que no estamos ante un juego que ponga las cosas fáciles a los jugadores. Hacernos con las diferentes mecánicas no es complicado, pero dominar el sistema de combate para así hacer frente a los varios picos de dificultad con los que cuenta es ya otro cantar, por no decir que podemos contar con los dedos de una mano las zonas seguras en las que no estamos a merced de los combates aleatorios; y si somos de aquella gente que nos gusta sufrir en exceso, solo tenemos que elegir la dificultad difícil. Si bien es cierto que existen algunas zonas especiales en las que podemos derrotar a enemigos con los que ya habíamos luchado, y si bien esto nos da algún que otro beneficio, estos no son un paseo por un campo de rosas, por lo que tampoco tenemos mucha oportunidad de “farmear” aquí. Eso sí, hay que destacar que con la versión HD se ha añadido la nueva dificultad “Piadosa”, mucho más sencilla, pero no podemos hablar de ella debido a que, en el momento en el que probamos el juego para escribir el análisis, todavía no estaba disponible, al ser un DLC gratuito. De hecho, y hablando de DLC, este es el único gratis que existe, puesto que, si queremos canciones adicionales, mazmorras que nos faciliten la tarea de subir niveles o ver a Dante (de Devil May Cry) en la historia, hay que pasar por caja de nuevo (o comprar la edición digital Deluxe que incluye estos DLC de pago a un precio reducido). Un contenido que, precisamente, podía haberse incluido dentro del juego como aliciente para hacernos con la remasterización, pero no ha sido así.

 

Si hablamos de su banda sonora, a lo largo de esta nueva Tokio escuchamos melodías muy deprimentes, muy oscuras, que nos ayudan a meternos de lleno en lo que se está viviendo. Uno de los puntos más positivos de Shin Megami Tensei III: Nocturne es que, haciendo uso de los diferentes temas con los que cuenta, nos adentramos de forma casi perfecta en este mundo postapocalíptico (incluso de vez en cuando tenemos que mirar por la ventana para asegurarnos de que lo que hay ahí fuera todavía sigue de una pieza).

 

Ya para concluir, solo nos queda destacar que, a diferencia de lo que pudiera pensarse, Shin Megami Tensei III: Nocturne HD Remaster cuenta con textos en castellano, en francés, alemán, italiano e inglés, pero también con la posibilidad de elegir entre voces inglesas o voces japonesas. Así, sigue la tendencia actual de Atlus de traer sus juegos para que lleguen al mayor número de jugadores posible, cosa que se inició con el lanzamiento occidental de Persona 5 Royal (hay que recordar que la versión original de la quinta entrega de esta saga hermana de los Shin Megami Tensei llegó con textos en perfecto inglés). Y, de hecho, lo cierto es que se adapta a todo tipo de registros (pero no vamos a negar que, siendo como es este mundo, la mayoría de las conversaciones con los seres demoníacos usan un lenguaje de lo más vulgar).

 

Shin Megami Tensei III: Nocturne HD Remaster – El Semioscuro está de vuelta

Shin Megami Tensei III: Nocturne HD Remaster supone el regreso de uno de los juegos de corte RPG mejor valorados por los jugadores. Si tan solo nos bastan unas pocas horas para constatar esto, gracias a una acertada combinación de historia y exploración y a una ambientación de lo más postapocalíptica, es a lo largo de las muchas horas de combates desafiantes (algunas veces demasiados complejos incluso en la dificultad normal) que refirmamos que se trata de un placer de lo más culpable. No obstante, el contenido más novedoso aparece como DLC de pago o como extra de la edición digital Deluxe (más cara de la normal), contenido que podía haberse incluido perfectamente sin coste adicional, como atractivo de la nueva versión. Además, también cuenta con algún que otro añadido en lo que respecta la jugabilidad, y con una traducción al español de lo más completa. Por lo tanto, y gracias también a la portabilidad que ofrece Nintendo Switch, esta es una oportunidad perfecta para revivir o para jugar por primera vez este clásico que cuenta con tantos seguidores (aunque no demoníacos) a lo largo y ancho del planeta.

 

Análisis Shin Megami Tensei III: Nocturne HD Remaster

Hemos analizado Shin Megami Tensei III: Nocturne HD Remaster gracias a una copia de descarga digital cedida por Koch Media. Versión analizada: 1.0.0

Análisis Shin Megami Tensei III: Nocturne HD Remaster
Un mundo en ruinas que nos atrapa
Shin Megami Tensei III: Nocturne HD Remaster llega para traer hasta la actualidad un clásico de culto que se ha ganado esta etiqueta con razón. Un gran lavado de cara para que los jugadores actuales puedan disfrutar de esta historia postapocalíptica.
PROS
Tiene una historia que, si bien se sale completamente de lo que estamos acostumbrados en este género, es totalmente interesante
Incluye varias mejoras respecto a su lanzamiento original (como la posibilidad de suspender la partida)
Textos totalmente traducidos al español y con la posibilidad de elegir voces tanto en inglés como en japonés
CONTRAS
Tiene varios picos de dificultad que pueden hacer perder los nervios hasta al más paciente (Matador, te miramos a ti)
Se venden varios DLC de pago que perfectamente podrían haberse incluido con el juego
86