KOTOR

Análisis STAR WARS: Knights of the Old Republic – Nintendo Switch. ¡KOTOR está de regreso!

Fecha de lanzamiento
11 noviembre, 2021
Número de jugadores
1
Idiomas
Español, inglés, francés, etc
Tamaño de la Descarga
12284,00 MB
Nuestra puntuación
83

Dieciocho años después de su estreno en la Xbox original un 15 de julio de 2003, STAR WARS: Knights of the Old Republic, a quien de ahora en adelante nos referiremos como KOTOR, llega a una consola de Nintendo por primera vez. En su camino, el juego ha pasado por múltiples plataformas y estrenos, pero esta versión de Aspyr para la consola de la Gran N tiene un algo especial. Está más que claro que no se trata del primer port de Star Wars de esta desarrolladora en llegar a Nintendo Switch, ni mucho menos a una consola de Nintendo, pero sí supone la primera vez en la que uno de los pilares de RPG occidental se puede disfrutar en una consola de características portátiles.

 

Ahora bien, pese a ser uno de los pilares del RPG de occidente y merecer todo el respeto del mundo, nos toca hacer un ejercicio de conciencia y preguntarnos si el juego ha envejecido decentemente, tanto en historia como en mecánicas, o si es mejor que siga manteniéndose como un bonito recuerdo de una época que ya comienza a parecer muy lejana. A esa pregunta, y puede que a alguna más, daremos respuesta en este, nuestro análisis. De momento puedo ir adelantando que no es necesario tener conocimiento alguno sobre el vasto mundo de Star Wars para adentrarse en esta aventura.

 

 

¿Aquí es donde comienza la diversión?

Cuatro mil años antes del auge del Imperio Galáctico, la República Galáctica se encuentra al borde el colapso. Darth Malak, el único aprendiz superviviente del señor oscuro conocido como Darth Revan, ha conseguido congregar un numeroso ejército ante las narices de una pasiva e ineficaz galaxia. Entre todo este caos, Malak ha extendido su influencia y ha eliminado de forma contundente cualquier amenaza para sus planes, incluyendo a la Orden Jedi.

 

Dispersos y prácticamente derrotados, los números de la Orden Jedi merman según se va extendiendo la guerra contra los Sith. Cuando no son cazados y emboscados por el enemigo, algunos de ellos optan por la deserción para unirse al lado oscuro de la fuerza y jurar lealtad a este nuevo señor de los Sith. La guerra parece perdida, pero en algún lugar de la atmósfera del planeta Taris, una flota de combate Jedi intenta un ataque desesperado y con ello obtener la ventaja táctica. Nadie sabe lo que pueda pasar, pero la fuerza tiene sus formas de actuar y no cabe duda de que, de una forma u otra, te guiará en esta aventura.

 

 

Volviendo a los orígenes

Lo primero que hay que tener en cuenta al hacerse con KOTOR es el hecho de que no nos encontramos ante un remake (mucho menos el anunciado hace algunos meses), sino ante un port algo actualizado del juego original. Por tanto, desde las mecánicas hasta la forma de contar la historia, todo se ha mantenido tal y como lo recordabas. Según el punto de vista que tengas (el de un veterano o un jugador novato), esto puede ser mejor o peor para ti, pero lo cierto es que el juego no ha envejecido tan mal como uno pensaría.

 

En primer lugar, nos encontramos con una creación y personalización del personaje muy limitadas que, si bien en un primer vistazo pueden parecer básicas incluso para los estándares de la época, ganan profundidad una vez nos alejamos del terreno estético y nos adentramos en las habilidades. Para comenzar, tenemos todo un abanico de habilidades que se podrían considerar como «pasivas», las cuales nos otorgan ventajas tanto dentro como fuera del combate, siendo las más interesantes aquellas fuera de este, pues son las que determinan cuántas son las opciones con las que vamos a contar al hacer frente a un problema. ¿Eres más de diálogo? Entonces quizá puedas cobrar más por las recompensas o conseguir información sin necesidad de luchar. ¿Se te da mejor la informática? Entonces es probable que lo tuyo sea colarte a hurtadillas sin derramar sangre innecesaria.

 

En segundo lugar están las habilidades en el combate puro y duro, las cuales nos permiten controlar desde armas de energía hasta los clásicos sables láser que tanto representan a esta saga. La elección es tuya, y según vayas avanzando te darás cuenta de que, lo que en un principio era algo sencillo, poco a poco va ganando una capa de profundidad gracias a la posibilidad de añadir mejoras a tus armas o el cambiar el cristal que da poder a tu sable láser.

 

KOTOR

Y como de decisiones va la cosa, y estamos en un RPG que se precia, uno de los puntos fuertes de STAR WARS: Knights of the Old Republic (o KOTOR) son las múltiples decisiones que presenta a lo largo de la aventura. La mayoría de ellas con una moralidad bastante clara, pero con gran variedad para ir perfilando el carácter y la forma de ser de nuestro avatar. Es cierto, no todas tienen un impacto significativo y muchas veces las misiones tienen una resolución única sin importar la forma en la que decidas abordar su desarrollo, pero el hecho de decidir los diálogos y lo que se debe hacer logra que sientas que la aventura se construye en base a las consecuencias de tus actos y palabras. No sólo a nivel general, sino también a uno más individual gracias a las relaciones que vas construyendo con tus compañeros de viaje. Personalmente, y si bien el estándar actual es un poco más complejo que eso, he de decir que el juego ha envejecido mucho mejor de lo que uno se podría imaginar.

 

Esta buena vejez es algo que también se puede aplicar al sistema de combate, pues está claro que no es la cosa más moderna del mundo, pero se defiende al ser sencillo de comprender desde el primer momento, y el hecho de contar con todo un abanico de compañeros con sus propias habilidades, problemas y forma de ser logra que el combatir sea un poco menos repetitivo de lo que sabemos debería ser. A esto también ayudan los minijuegos, que si bien pueden parecer fuera de lugar, encajan perfectamente en el contexto de la aventura y justifican su presencia. En líneas generales este port de KOTOR para Nintendo Switch sobresale en muchos aspectos, pero sería mentir el no decir que se nota la necesidad de un parche que arregle problemas como pequeñas erratas en la traducción, problemas con el audio o cierres inesperados bajo ciertas condiciones. Finalmente, decir que los controles del juego funcionan bastante bien pese a no sacar provecho a la pantalla táctil y tratarse de un juego que se ha asociado durante años al mundo del PC.

 

KOTOR

 

Un dandy de los RPG

Si bien el primer KOTOR ha envejecido bien en muchos apartados, es en lo visual en donde notamos que estamos ante un juego de casi 20 años. Los diversos escenarios del juego saben captar el espíritu de Star Wars a nivel general, y te lo dicen de muchas formas, pero la ausencia de variedad en los planetas y que en muchos casos estén bastante vacíos nos recuerdan a cada instante que estamos en 2021 y no en 2003. Las cinemáticas por su parte, pese a tener ya una edad, se mantienen bastante mejor de lo que uno se imaginaría. Eso sí, el cuadro ENORME que te recuerda que estás en modo batalla es algo que flaco favor le hace a la interfaz del juego.

 

En rendimiento los sentimientos son encontrados, pues si bien la tasa de frames es estable y todo va bien tanto en modo sobre mesa como portátil, hay algún que otro error puntual que ocasiona el cierre del juego. De momento no hay ningún parche al respecto, y debido a esto es posible que te pierdas alguna que otra recompensa dentro del juego. Quitando esto, un trabajo bueno y en la línea de lo que Aspyr viene ofreciendo en Nintendo Switch. Sobre el apartado sonoro poco se puede decir, tenemos un título con una excelente banda sonora, unos efectos de sonido que son fieles a lo visto en otros materiales multimedia de Star Wars y unas actuaciones de voz buenas. En alguna ocasión se pierde alguna línea de voz, pero no es nada que resulte molesto.

 

KOTOR

 

STAR WARS: Knights of the Old Republic – KOTOR vuelve a tiempo para la Navidad

STAR WARS: Knights of the Old Republic (o KOTOR para los amigos) es un juego que, contra todo pronóstico, ha conseguido vencer al paso de tiempo en muchos de sus apartados, especialmente en su historia y lo jugable. Está claro que en la actualidad queda muy por detrás del RPG occidental moderno, pero si quieres disfrutar de todo un clásico y no sufrir demasiado en el intento, esta es una oportunidad de oro para jugarlo por primera vez en una consola de Nintendo.

 

Actualmente sólo está disponible en formato digital, y si llegará en formato físico al igual que otros juegos de Aspyr es todo un misterio, pero el hecho de estar completamente traducido al español es algo que incentiva su compra. Ahora sólo queda preguntarnos, ¿para cuándo la segunda entrega de KOTOR?

 

KOTORHemos analizado STAR WARS: Knights of the Old Republic gracias a un código digital cedido por Aspyr. Versión Analizada: 1.0.0

 

KOTOR
KOTOR vuelve a tiempo para la Navidad
STAR WARS: Knights of the Old Republic (o KOTOR para los amigos) llega por primera vez a una consola de Nintendo con un juego que, si bien se queda atrás en cuando a estándares actuales, ha sobrevivido el paso del tiempo mucho mejor que algunos de sus compañeros de clase.
PROS
Una historia fascinante y llena de giros argumentales
Un sistema de combate que no ha envejecido del todo mal
En general un buen port con buenos tiempos de carga
CONTRAS
Cierres inesperados al realizar ciertas acciones
Un cuadro de texto enorme que se agradece la primera vez que entras en combate, pero a la larga cansa
83