Análisis – Donkey Kong Country 3: Dixie Kong’s Double Trouble. Broche de oro a la trilogía

En 1996, con Nintendo 64 liderando el avance tecnológico de la época, Rare nos brindó el final de su trilogía de Donkey Kong para la Super Nintendo, con, una vez más, una mezcla perfecta de gráficos arrolladores (capaz de hacer frente a sus rivales de 32 bits) y jugabilidad perfecta. Donkey Kong Country 3: Dixie Kong’s Double Trouble ha quedado algo relegado en la historia bajo la sombra de sus dos predecesores, pero ofrece razones de sobra para alzarse como el mejor de los tres.

 

1806-16 Donkey Kong Country 3 Dixie Kong Review06

 

Superando lo insuperable

Ya analizamos el primer Donkey Kong Country, que supuso una auténtica revolución en el mundo de los videojuegos. También vimos cómo su secuela, solo un año después, pulía lo visto en la anterior entrega y arriesgaba más, ofreciendo un producto evolucionado y superior. En Donkey Kong Country 3 encontramos quizás la jugabilidad más pulida de los tres, tan frenética como la primera entrega, y siempre introduciendo nuevas mecánicas capaces de alcanzar su clímax en un único nivel. Prácticamente cada fase es distinta a la anterior y, si las primeras te parecen fáciles, conforme avances te vas a volver loco gracias a su ajustada curva de dificultad.

 

El nivel de desafío es equiparable al de las otras entregas, aunque este juega con una ventaja, y es que pierda la fea costumbre de cobrarte monedas del juego para guardar partida y viajar a otros mundos. El juego es igual de imponente dentro de los niveles, pero te quita todas las barreras para que puedas explorarlo sin problemas, algo tan simple como poder entrar y salir de los mundos sin la necesidad de los vehículos de Funky antes no era posible. Aunque todo eso ahora, claro, de un poco igual porque, como todos los juegos de la Consola Virtual, permite grabar un punto de continuación en cualquier momento.

 

1806-16 Donkey Kong Country 3 Dixie Kong Review02

 

El mundo de Donkey Kong

Pero es precisamente en ese aspecto, el mundo del juego, dónde más innova Donkey Kong Country 3 respecto a los anteriores. Esta vez el avance no es tan lineal, sino que presenta un mapeado que podremos recorrer a bordo de una de las lanchas que alquilemos a Funky Kong. Vale, no hay mucho que hacer, pero algunos secretos sí que los encontraremos si exploramos. Y, sobre todo, da un nuevo sentido a la palabra “Country”: una región por la que moverse libremente, con un ecosistema coherente y unos peculiares habitantes.

 

Y es que este juego introdujo una familia de osos, desperdigados por todo el mapa, y que entre todos traman una entretenida trama secundaria de, bueno, hacer de recadero: encontrar un objeto y llevárselo a tal, para que este fabrique otro objeto que necesite cual, y este nos de uno de los quince pájaros plátano para llevárselo a Wrinkly, para que quizás nos recompense de alguna forma. Es una idea genial y muy bien implementada, pues explorar esta faceta del juego no es verdaderamente imprescindible, y los niveles son igual de buenos por separado, pero dedicarle su tiempo a esto aporta una variedad y una frescura inexistente en los anteriores Country (y en la mayoría de juegos de plataformas).

 

1806-16 Donkey Kong Country 3 Dixie Kong Review07

 

Dicho esto, pues sí, se podría haber añadido más libertad de acción u otras tareas secundarias, porque ya nos han puesto la miel en los labios y queremos más. Quien sabe cómo habría evolucionado esto en un hipotético DKC 4, de haber continuado la saga en SNES. De momento, Retro Studios, por mucho que les queramos, ni se ha acercado a explorar esta posibilidad. Que es algo que no supone ni un diez por ciento del valor del jtítulo, pero al final son estos pequeños detalles inesperados los que hacen grande a los juegos. Donkey Kong Country 3 tiene unos niveles increíbles, un diseño que a veces da vértigo, pero es que encima no se conforma con el más y mejor y busca nuevas formas de sorprender.

 

Igual que alabé DKC2 por su arrolladora personalidad, gracias a su tétrica ambientación, hago lo propio con DKC3. Todo en él se siente parte de un mismo mundo, no es simplemente una sucesión de niveles, sino que hacen que tengan sentido entre ellos, que parezca que de verdad viajas a este mundo de Kremwood cada vez que inicias la consola, con sus bosques, montañas y lagos claramente diferenciados, ecosistemas que comparten la esencia y no se sienten fuera de lugar. Algo más genéricos que los de DKC2, quizás, pero puede que más espectaculares, porque los gráficos prerrenderizados alcanzan aquí cotas excepcionales de nitidez y belleza.

 

1806-16 Donkey Kong Country 3 Dixie Kong Review01

 

Conclusión

En fin, que para Donkey Kong Country 3 son todo alabanzas. Mis únicos puntos en contra vienen al recordar su remake de GBA, que incluía un mundo extra y una banda sonora, en mi opinión, mucho mejor que la original, que se queda por debajo de DKC2. Por lo demás, es un juego imprescindible, uno de los plataformas con más encanto jamás hecho, y que encima introdujo a Kiddy Kong, monete que Nintendo lleva veinte años sin recuperar. Y eso no nos parece nade bien.

 

1806-16 Donkey Kong Country 3 Dixie Kong Review05

Rare alcanza su cumpre de calidad para despedir a SNES como se merece. 20 años después, sigue siendo casi perfecto.
GRÁFICOS
95
SONIDO
80
JUGABILIDAD
100
DURACIÓN
85
PROS
Un diseño de niveles, de nuevo, excelente. Cada nivel es una mecánica nueva.
La posibilidad de explorar Kremwood. El juego sigue incluso fuera de los niveles.
Gráficamente, el culmen de SNES (vale, también porque fue uno de sus últimos juegos).
CONTRAS
Podría llevar más lejos la idea del mapa por explorar, y arrojar más tareas secundarias.
Algunos niveles muy puntuales sufren tirones fuertes del framerate, que frustran bastante.
94