Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

ARMS llega en el momento justo para que le demos caña durante todo el verano y ejercitemos los brazos antes de ir a la playa. Para que nuestros brazos (o dedos) se cansen menos os traemos una serie de trucos y consejos para que le saquéis el máximo partido a vuestros luchadores. Hay que decir que todo este articulo se ha escrito con la versión 1.0 del juego, por lo que si nos lees desde el futuro con una versión distinta las cosas que leas aquí pueden haber cambiado.

 

Consejos generales para afrontar los combates de ARMS

Como en todo buen juego de peleas, ARMS también tiene su piedra-papel-tijera de los ataques. Esto quiere decir que los agarres vencen a la defensa, la defensa bloquea los puñetazos y estos últimos rompen el intento de nuestro rival de agarrarnos. Aprenderse este triángulo será fundamental para saber cómo reaccionar frente a nuestro rival en todo momento.

 

ARMS

 

Además del triángulo básico, ARMS también tiene un sistema de prioridades respecto a los puños. Existen tres clases de puños en función del peso: pesados, medios y ligeros. Como podéis imaginar el choque de un puño de una categoría superior con uno de una inferior hará que este último quede anulado. Los puños más pesados tendrán prioridad frente a los ligeros. ¿Y qué pasa si dos puños del mismo peso chocan entre sí? Pues que ambos quedarán en el suelo inutilizados. ¿Qué prefieres, velocidad y pegar rápido pero que puedan anularte los puños? ¿O por el contrario pegar fuerte pero lento dejando tiempo a tu rival para reaccionar? Otra cosa a saber de los puños es que existen tres formas distintas de cargarlos:

 

  • Mantener el botón de esquivar pulsado tras terminar la esquiva.
  • Mantener pulsado el botón de salto.
  • Defenderse hasta que estén cargados.

 

¿Qué para qué sirve cargar los puños? Pues lo principal y más básico es para potenciar su ataque. Como efecto secundario, el puño además ganará uno de los siete tipo de ataques elementales que hay. Toca encontrar unos con los que cada jugador se encuentre cómodo y pensar detenidamente qué tipos de puños usar antes de cada ronda.

 

Como nota adicional sobre estos, comentar que la influencia sobre la dirección que tomarán se hace notar más nada más lanzarlo. ¡No esperes a darle efecto cuando esté ya muy lejos de ti! Darle efecto a los puños es muy importante para sorprender a los rivales, sobre todo en escenarios que tienen columnas que te ayuden a tender una emboscada.

 

ARMS

 

A la hora de bloquear tenemos que tener en cuenta que aunque paremos el ataque rival, (podemos bloquear hasta ataques especiales), siempre recibiremos 5 de daño por golpe bloqueado. No es mucho y no podemos llegar a morir así, pero siempre es bueno tenerlo en cuenta. Además, no podremos defendernos de manera continua de todos los golpes, pues nuestros puños acabarán rompiéndose y, con ellos nuestra guardia, y como eso pase… prepárate para recibir un buen derechazo, porque ni podrás defenderte ni atacar. De todas formas, la mejor forma de afrontar un ataque especial es a base de esquivar como si no hubiese un mañana puesto que, defenderse de un ataque especial puede llegar a quitarnos 100 de vida fácilmente a base de golpecitos de 5 de daño.

 

Ya hemos hablado de los puños que hay en ARMS y de la defensa; por lo tanto, ahora toca hablar de los agarres. Lo básico de los agarres es saber que son más lentos que los puños. Esto quiere decir que, si el rival tiene tiempo, puede reaccionar rápidamente y anularnos el agarre con un puñetazo. Para evitar esto lo más recomendable es agarrar solamente si el rival ha lanzado ambos brazos hacia nosotros y hemos esquivado los golpes. Ese es el momento donde no podrá defenderse y podremos cogerlo sin problemas. Como nota adicional, si separas ambos Joy-Con una vez lanzado el agarre, ampliarás la zona del agarre. ¿Y si eres de los que juegas con controles tradicionales? No te preocupes  que tú también podrás hacerlo, es un poco menos intuitivo, pero con práctica saldrá solo. “Tan solo” tienes que pulsar la dirección izquierda, lanzar el puño izquierdo y acto seguido pulsar derecha y lanzar el puño derecho. Tranquilos, con práctica todo sale.

 

Por último, y no por ello menos importante, hay que hablar de los ataques especiales. Al activarlos anularemos cualquier puñetazo que esté de camino a darnos en esa bonita cara que tenemos. ¿Cómo? ¿Qué siempre que vas a lanzar un ataque especial el rival te lo esquiva o cancela dándote un puñetazo nada más esquivarlo? Tranquilo, golpea primero con un puño para dejar a tu rival atontado (hitstun) una fracción de segundo y, justo cuando confirmes que el primer golpe ha conectado, ¡activa el especial y déjale la cara bonita! Sin embargo, esto podría no funcionar con según qué combinación de puños, sobre todo en combinaciones lentas. ¡Pero todo es practicar!

 

ARMS

 

3 Respuestas

Hacer Comentario