Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Estamos volviendo a los orígenes. Es una muy buena época para ser aficionado a los videojuegos. El encanto de los sprites, fruto del ingenio necesario para salvar afrontar las limitaciones de las máquinas del pasado, era un arte que jamás debería haberse abandonado. Por supuesto, si no fuese de aquella gloriosa época de los 8 y 16 bits, no tendríamos a desarrolladores nostálgicos capaces de crear tan geniales obras como el título que nos ocupa, Owlboy.

 

Lanzado originalmente en PC hará un par de años, el chico búho llega por primera vez a consolas este 2018 con versiones para Xbox One, PlayStation 4 y la protagonista de este análisis, Nintendo Switch. Como puedes imaginar, estamos ante un título que es exactamente igual en todas las plataformas, sin funciones específicas para la consola híbrida. O en pocas palabras, es tan genial como en otras consolas, solo que con la ventaja de poder jugarlo donde quieras.

 

Owlboy Trailer – Nintendo Switch

 

Entre lo entrañable y lo épico

Owlboy es una pequeña joya en muchos sentidos. Nos presenta un convincente universo creado para la ocasión con personajes que desprenden personalidad y una historia repleta de misticismo de la que querrás saber más. Hablar con los habitantes de este mundo de islas flotantes es todo un regalo, con sus diversas líneas de diálogo, cambiantes a medida que vas avanzando en la trama que destapará el secreto de los búhos. Lo harás siendo Otus, un jóven búho que por desgracia no puede hablar, y mucho menos defenderse contra algunos enemigos. Por suerte para él, no estará solo en esta aventura, pues contará con la ayuda de su mejor amigo, Geddy, un soldado miedoso pero de gran corazón que le facilitará el intercambio de palabras con otros personajes, así como la posibilidad enfrentarse a enemigos. Otros compañeros de viaje se unirán en la misión de salvar el mundo tal y como lo conocen del salvaje ataque de unos sanguinarios piratas robóticos… y puede que de algo más.

 

Owlboy análisis Nintendo Switch

Algunos personajes no le hacen la vida fácil a Otus. Por suerte, en Vellie hay gente que quiere mucho a nuestro protagonista

 

No nos gustaría destapar mucho más de la historia de Owlboy, puesto que es algo que uno debe disfrutar por sí mismo. Un servidor desconocía por completo de la trama, e incluso de este videojuego, más allá de su existencia; una muy grata sorpresa, que deja con muchas ganas de más, es lo que me he encontrado. La ternura, el cariño y humor con el que se ha desarrollado este videojuego, queda patente en todos los elementos que Otus va encontrando en su camino.

 

Apartado artístico con casi una década de trabajo y mimo

El apartado visual de Owlboy es muy destacable. Nos transporta a la gloriosa era de los 16 bits con un título que realmente no habría sido posible para las máquinas de aquella época. Todo personaje, escenario, pajarito, flor, están creados con mucho arte y mimo al detalle, con unas divertidas animaciones que recordarán al encanto de las aventuras gráficas de principios de 90. De igual forma, los enemigos desprenden vida pixelada, y los jefes finales son tan imponentes como cabría esperar, estando a la altura del resto. Todo lo que podemos alabar en cuanto a su apartado gráfico, se puede aplicar a la banda sonora que nos acompañará durante todo el viaje, simplemente, una delicia. Destacar que el desarrollo de Owlboy ha llevado 9 años a sus creadores, hasta que fue lanzada la versión para PC, a causa de algunas dificultades encontradas por el camino. Largos años que han servido para mimar todos y cada uno de los píxeles o piezas musicales aparecidas que encontrarás en el título.

 

 

Pequeño, divertido y épico universo

Si algo tuviéramos que achacarle a Owlboy sería en su duración, y lo que ello conlleva. Su estudio responsable, D-Pad Studio, creó este pequeño universo de tal forma que todo liga a la perfección. Vellie, el pueblo principal, tiene el tamaño perfecto para albergar a sus pocos pero carismáticos habitantes. De igual forma, las secciones que tendremos que superar tienen duración justa y necesaria, con quizás más dosis de enfrentamientos épicos de los que nos encontraríamos habitualmente en un nivel de un videojuego. La dosis es más que correcta por “nivel”, pero escasa en número, por lo que jugar a Owlboy te dejará con muchas ganas de más, así como preguntas de las que te hubiera encantado conocer la respuestas.

 

Owlboy análisis Nintendo Switch

Buccanary es la risa :)

 

Aunque realmente no estamos hablando de un videojuego separado por niveles, sino por un pequeño mundo abierto desde el que podrás acceder a varias secciones, cada una de ellas con sus secretos por desvelar, así como coleccionables que encontrar. Por un lado, tenemos cofres que encontrar y aros que surcar que nos darán monedas con las que desbloquear objetos en la tienda de Buccanary; desde gorros inspirados en nuestros compañeros de viaje, que perderemos al primer golpe, hasta potenciadores permanentes de salud y armas. No es una tienda como tal, pues no gastarás monedas, sino que desbloquearás estos elementos así vayas alcanzando las cantidades fijadas por la curiosa tendera. Por otro lado, encontrarás unos medallones que tendrás que colocar en determinados sitios; son un número más bien escaso de ellos (no nos gusta revelar estos datos), pero están bien escondidos en algunos casos.

 

Owlboy análisis Nintendo Switch

Owlboy está en español con una traducción muy a la altura, salvo por algunas pocas erratas y texto de menús en inglés… ¡Nada importante!

 

Por su parte, controlar a Otus es muy sencillo. Nuestro joven búho puede volar gracias a una capa especial que le hace de alas, contando además con la acción de golpear con un giro (no muy letal) y propulsarse. Sus habilidades de combate no son muy buenas que digamos, pero para eso están sus compañeros de viaje, que tendremos que alternar para resolver algunas situaciones… no muy complicadas, puesto que la variedad de acciones realmente no es amplia. Enfrentarte contra un jefe final, por ejemplo, puede ser muy confuso en un principio, incluso frustrante, tal y como lo eran los juegos de antaño, hasta que das con la mecánica / patrón de ataque de estos enemigos. Dado que tienes vidas infinitas, y que el juego graba casi constantemente (cuenta con muchos “checkpoints” de autoguardado), no te será difícil terminar superando cualquier obstáculo de este videojuego que mezcla la jugabilidad de un juego de disparos con secciones de plataformas. Básicamente tendremos que ir alternando entre los tipos de disparo de los compañeros que irá cargando a cuestas, para poder vencer a determinados enemigos dependiendo de sus debilidades.

 

Owlboy: conclusión

 

Tal y como decíamos, Owlboy es una pequeña joya, de pequeño tamaño. Brilla con fuerza en todos sus apartados, dejando con muchas ganas de más, ya sea por parte de la jugabilidad, como de la profundidad de la historia. Incluso nos habría encantado conocer más del universo creado por D-Pad Studio, un universo convincente y sin fisuras a lo largo de su avance, más allá de lo limitado del mismo. Que quede bien claro: hemos disfrutado mucho de este videojuego, de su apartado artístico, del encanto de su mundo y personajes, tanto como lo harás tú cuando te enfrentes a esta historia repleta de piratas, búhos místicos, humor, momentos tiernos y de superación, tanto lo disfrutarás, que te querrás más. Pero no hay más.

 

Hemos realizado el análisis de Owlboy para Nintendo Switch gracias a un código de descarga proporcionado por D-Pad Studio.

 

 

Análisis Owlboy - Nintendo Switch. Una historia entre lo entrañable y lo épico
Ideal para los amantes del pixelart, Owlboy es una pequeña joya, de pequeño tamaño. Brilla con fuerza en todos sus apartados, dejando con muchas ganas de más. Queda patente el mimo con el que se ha creado.
PROS
  • Una nostálgica delicia para los sentidos
  • Personajes, historia y mundo con encanto y humor
  • Lo que hace bien, lo hace muy bien y con mucho mimo
CONTRAS
  • La extensión de su magnífico universo está limitada a su duración
  • Te quedarás con ganas de más
  • La dificultad puede resultar escasa
80%Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0%

2 Respuestas

  1. alias79
    alias79

    Una cosa quisiera comentar acerca de este análisis, y es que durante el tiempo que hemos jugado nos hemos encontrado muchos bugs por el camino, algunos que han cerrado el juego obligando a reiniciarlo… algo que no supone mucho problema, pues casi guarda constantemente (casi). Vaya, que no perdimos nada.

    Decir que esto no se ha visto reflejado en el análisis ni en la nota. ¿Por qué? Pues porque el estudio es plenamente consciente de estos errores, y ha presentado ya un parche a Nintendo. No se puede “crucificar” un juego por algo a lo que ya se le está poniendo solución (cuando juguéis a Owlboy en Nintendo Switch puede que ni existan esos errores) y, por otro lado, han escuchado todo lo que le hemos tenido que decir al respecto, y seguro que le pondrán solución. ¡Son muy apañados! :)

  2. Trekker87
    Trekker87

    Aunque hayan tardado 9 años, esta espera ha valido la pena. Seguro que han pulido bien el juego, a pesar de los bugs que comentas que ya están solucionando. Sin duda un indie para tener en cuenta.

Hacer Comentario