Crear cuenta

Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Fallout ha salido para Nintendo Switch, pero no el que todos esperábamos. Tras la conferencia de Bethesda que tuvo lugar la pasada madrugada muchos nos hemos despertado con la noticia de que un Fallout ya estaba disponible para descargar en la consola híbrida de la gran N; para disgusto de muchos este se trataba de Fallout Shetler, un juego de gestión donde tendremos que construir y organizar nuestro propio búnker dentro del universo Fallout.

Fallout Shelter – SWITCH – Gameplay español

 

¿Historia? ¿Eso se bebe como la Nuka Cola?

No podemos decir que este título portado de smartphones tenga ningún tipo de historia más allá del lore de la saga, simplemente nos invitan a crear ese refugio que necesitaremos para sobrevivir al desolado e inhóspito mundo en el que se ha transformado el planeta. Salir al páramo es peligroso, por lo que ¿Qué mejor que quedarse en un refugio calentito y seguro? Pues no será en este refugio, porque durante nuestra “aventura” vamos a sufrir en más de una ocasión de incursiones enemigas que van a poner en peligro a todos nuestros habitantes y todos nuestros recursos, por lo que no sólo vamos a tener que intentar construir el búnker más cómodo y completo que exista si no que también tendremos que reforzarlo continuamente armando a todos los habitantes y mejorando todo lo posible la puerta de entrada. Pero no todas las amenazas vienen del exterior, también debemos tener cuidado del ataque de topos mutantes gigantes o de incendios descontrolados que pueden propagarse sin control.

 

Su calidad gráfica es muy simple, sus personajes están claramente inspirados en el famoso Pip Boy de la saga y posee una estética cartoon muy resultona. No hay bajones de frames (al menos nada reseñable) ya que apenas requiere de ningún tipo de esfuerzo para moverse, no se suelen mostrar demasiados elementos en pantalla al mismo tiempo y quizás en el momento de más saturación el juego centra su actividad en el punto donde la acción está ocurriendo.

 

Del sonido será mejor que lo digamos sin tapujos y lo dejemos lo más apartado posible, y es que en muchas ocasiones este título nos va a invitar a quitar el volumen de nuestro televisor (o de nuestra Switch si jugamos en modo portátil) y nos animará a mantener una bonita y cordial conversación con nuestra suegra, ya que la música que acompaña este juego es prácticamente inexistente o puramente anecdótica ya que sólo suena cuando superamos alguna misión u ocurre algún evento muy puntual.

 

Mecánicas repetitivas dignas de un juego de smartphone

Si habéis jugado a juegos similares en vuestros dispositivos móviles sabréis exactamente en qué consisten las mecánicas en las que se basan este tipos de juegos de construcción y gestión. Pero para los que no hayan “disfrutado” de estos juegos os haré un pequeño resumen de lo “coñazo” que pueden llegar a ser. Comenzamos con lo más básico, un par de habitantes y una sala central donde está la entrada y un par de salas más, una vez comienza todo se nos invita a construir pequeñas estancias donde se podrán farmear diferentes tipos de recursos totalmente necesarios para ampliar nuestra base y conseguir que nuestros habitantes estén cómodos y felices, hasta que de repente el juego comienza a hacerse cada vez más lento y para lograr construir algo o esperamos horas o pagamos porque todo sea más rápido y por conseguir las mejores armas, aunque en esta ocasión y con el juego que tratamos aquí, este es un título más benévolo en ese caso ya que en muchas ocasiones alguna de las mejores armas o mejores moradores se pueden conseguir al superar ciertas misiones o incluso podemos arriesgarnos a acelerar la producción de cualquier recurso aunque con riesgos, ya que si sale mal puede haber complicaciones que pueden comprometer la estabilidad de nuestro refugio…

 

 

Este Fallout Shetler tiene tres tipos de recursos para recolectar: energía, comida y agua. Para lograr recolectarlos necesitas construir las estancias necesarias que dan la posibilidad de generarlos, pero también necesitas trabajadores que lo hagan posible y ahí necesitas que los trabajadores sean felices, ya que un obrero feliz es un obrero productivo, y si son felices podrán trabajar más rápido y también podrán multiplicarse. Por lo que para ello hará falta construir barracones que aumentan el nivel de población y además tenemos que hacerles caso para que no se depriman y así lograr ser más productivos.

 

Fallout Shetler – Construye tu propio búnker

Este es un juego que no tiene por qué gustarle a todo el mundo, es un port 1:1 del juego que ya existe en dispositivos móviles por lo que a mucha gente le defraudará profundamente. Eso en cuanto a jugar en modo portátil, puesto que podrás jugar con controles táctiles, bastante dinámicos para este tipo de experiencia. En cuanto pones la consola en el dock, los Joy-Con (mando Pro, etc.), hacen del control algo diferente y menos fluido en un principio, como veréis en el gameplay que hemos grabado.

 

Por otro lado, el hecho de estar constantemente vigilando que las construcciones estén finalizadas a tiempo y que tengamos que depender del factor suerte si no queremos pasar por caja hace que muchos se cansen de jugar tras haberlo probado durante un buen rato, por lo que si no eres de la clase de jugador que tienes mucha paciencia y no te importa esperar horas hasta la finalización de una construcción o quieres pagar (eso depende de cada uno) este no es tu título. Probadlo si queréis pero quien avisa no es traidor.

Hacer Comentario