Regístrate

Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

La música es parte fundamental de nuestro día a día, una pasión que une a gente de diferentes países, culturas y quizá incluso ideologías. Con los videojuegos ocurre algo parecido, y cada vez es más frecuente ver la repercusión que tiene este fenómeno de masas. Siendo dos realidades con tanta relevancia para la cultura popular, ¿por qué no unir música y videojuegos? Pues eso es justo lo que Just Shapes & Beats hace, trayéndonos un título muy desafiante y original, para jugar en nuestra Nintendo Switch.

 

Just Shapes & Beats Release Date Announcement Trailer – Nintendo Switch

 

Sencillamente complejo

Just Shapes & Beats es un juego musical con una historia bastante simple: tenemos que derrotar a un enemigo que ha alterado la paz de nuestro mundo. Esta premisa nos sirve de pretexto para explorar un mapa con diferentes niveles que ir superando, así como diversos enfrentamientos contra jefes. Durante la exploración en el mapa, podemos jugar a algunos minijuegos rítimicos para llegar a nuevas zonas del mapa.

 

 

Para superar los niveles debemos aguantar hasta el final de la canción mientras esquivamos un sinfín de obstáculos de color rosa que se interponen en nuestro camino. Dependiendo del nivel, tenemos más o menos resistencia, aunque por lo general podemos perder 3 puntos de salud antes de quedarnos sin una vida (de las cuales tenemos 3 por nivel). A excepción de los niveles de jefes, cada fase tiene 3 puntos de control aproximadamente, aunque aún así nos parecerán pocos. Los controles son los siguientes: nos movemos con el joystick o con los botones direccionales, y podemos esquivar con el botón B; cabe destacar que durante esta acción somos invencibles. La mecánica de la jugabilidad y los controles son súper simples, sin embargo, durante nuestras aventuras, nos encontramos con pasajes musicales como el que podéis ver a continuación:

 

 

La música se vuelve tu enemigo

Uno de los aspectos más interesantes de Just Shapes & Beats es el enfoque que se le da al concepto de “juego musical”. Por norma general, cuando jugamos a un juego musical, éste nos presenta patrones rítmicos que nosotros debemos imitar, o esos patrones se transforman en obstáculos que debemos esquivar a un ritmo concreto. No obstante, en este título se le da un giro de tuerca a esa jugabilidad, y aunque obviamente encontramos patrones rítmicos y obstáculos a esquivar que siguen un determinado ritmo, prácticamente toda la música que suena se manifiesta en pantalla en forma de enemigo o de algo dañino.

 

Esto provoca que la jugabilidad se vuelva mucho más compleja y sea capaz de engañar al jugador, pues es casi como jugar a un juego rítimico al revés, sobre todo si tenemos en cuenta que no debemos esquivar al ritmo y que en la pantalla hay algunas “zonas seguras” donde podemos permanecer sin movernos. Como consecuencia, aunque no lo recomendamos, podemos jugar sin necesidad de escuchar la música, algo que resulta muy interesante si tenemos en cuenta que nos encontramos ante un juego musical.

 

 

Just Shapes & Beats – Más que un juego musical

La variedad de canciones y niveles es más que suficiente para un juego de estas caracterítiscas, aunque pertenezcan prácticamente todas al género de la música electrónica. El modo para un jugador entretiene bastante pese a ser corto (unas 5 horas). Podemos jugar tanto de forma local como online con hasta 3 personas diferentes, hay un modo “non stop” en el cual las partidas son infinitas, hay desafíos, marcadores… toda una serie de añadidos y pequeños detalles que denotan el esmero y mimo que se ha puesto en el juego. Por lo general, hemos acabado gratamente sorprendidos con la propuesta que ha hecho el estudio ante los juegos musicales, sin embargo, como bien sabéis, nada es perfecto, y a continuación os detallamos los aspectos negativos del juego.

 

La curva de dificultad no es para nada regular; hay niveles que nos pasamos casi sin esfuerzo, mientras que otros parecen imposibles. A veces hay ralentizaciones que no deberían producirse en un título de estas características. Como ya hemos mencionado antes, es un juego bastante corto, aunque gracias al online se le pueda dar más vida. El juego incluye diferentes idiomas (francés, japonés, inglés, japonés y hodor). Ante esa variedad, y aunque no es necesario, se echa en falta el español. Quizá se podría haber prescindido de la broma de Hodor… También es posible que, en algunos niveles, 3 intentos se nos queden cortos y tener que aprenderse el nivel de memoria para superarlo no es algo demasiado agradable.

 

Just Shapes & Beats es un gran título y creemos que la propuesta que hace de cara a los juegos musicales debe explotarse más. Han intentado ser original y lo han conseguido. Sin embargo, hay pequeños detalles (que ya hemos citado) que han estropeado un poco nuestra experiencia. Si os gustan los desafíos, el tecno y los juegos musicales, dadle una oportunidad al título, pues seguro que os lleváis una agradable sorpresa.

 

Análisis realizado gracias a un código de descarga proporcionado por PopAgenda

Just Shapes &Beats es un juego rítmico diferente que rompe con la monotonía del género ofreciendo una jugabilidad frenética y una dificultad muy elevada.
Nota de lectores1 Vota100
PROS
Modo casual
Online
Variedad de canciones
CONTRAS
Ralentizaciones puntuales
Dificultad irregular
82

Hacer Comentario