Ayuda a NextN comprando en Amazon
Override Mech City Brawl Super Charged Mega Edition

Análisis de Override: Mech City Brawl – Super Charged Mega Edition – Nintendo Switch. ¡Puños fuera!

Mucho ruido y pocas nueces

Override Mech City Brawl
Fecha de lanzamiento
15 octubre, 2019
Número de jugadores
1 - 4
Idiomas
Español, inglés, portugués, etc
Tamaño de la descarga
5.3 GB
Nuestra puntuación
62

La majestuosidad de las cosas nos ha fascinado desde el principio de los tiempos. Ya sea con la posibilidad de hacer fuego, hasta la maravillosa visión del arcoíris que nace de una cascada en medio del bosque. Esa solemnidad, esa grandeza consigue atraernos y maravillarnos. Hemos intentado dejar nuestra huella en el mundo con construcciones que nos ganen la admiración de la sociedad. Prueba de ello son los monumentos como el Cristo de Corcovado en Río de Janeiro o arquitecturas como la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia, entre otros. Una construcción por ahora solo posible en la ficción son los mechas, vehículos de inmenso tamaño con forma antropomórfica o animal controlados por uno o varios pilotos. Los hemos visto en series como los Power Rangers o Mazinger Z, y ahora nos llega un título protagonizado por estos titanes de hierro a Nintendo Switch, Override: Mech City Brawl – Super Charged Mega Edition, desarrollado y distribuido por Modus Games. ¡Hagamos una puesta a punto al título!

 

 

Enormes y furiosos

Override: Mech City Brawl – Super Charged Mega Edition es un título de acción donde controlamos a uno de los 16 mechas disponibles para enfrentarnos a monstruos que están invadiendo distintos lugares del mundo, y a nuestros camaradas en batallas 1 contra 1, o 2 contra 2. Su sistema de combate es muy accesible, pero a la vez un poco engorroso. Tenemos un botón asignado a cada extremidad del mecha, siendo los controles para ambos brazos y la pierna derecha iguales para todos los personajes. Ahora bien, el golpe que propinamos con la pierna izquierda es distinto para cada personaje. Además, pulsando el botón Y junto a alguno de los botones para golpear al enemigo ejecutamos ataques especiales; y si contamos con menos de un cuarto de nuestra vida podemos desencadenar nuestro golpe definitivo. Por último, tenemos más controles para bloquear, saltar, esquivar, contraatacar y planear. Como veis, lo engorroso va por la gran cantidad de botones que terminamos usando, lo cual hace que si queréis jugar con alguien deba tener otro par de Joy-Con o un mando pro. Al principio puede costar un poco, pero en cuanto habéis echado tres o cuatro partidas ya sabéis exactamente qué queréis hacer con vuestro mecha.

 

Los daños colaterales en enfrentamientos entre luchadores tan grandes son más que evidentes, tanto en grandes ciudades como en entornos naturales. En Override: Mech City Brawl – Super Charged Mega Edition se juega con la idea del robot gigante destruyéndolo todo a su paso; pero, lo que debería ser una mecánica estimulante, que ayudase a transmitir la sensación de poder que se debe sentir al estar a los mandos de semejante arma andante, se queda en una simple comparsa estética. Podemos romper las edificios que nos rodean con tan solo tocarlos, pero no hay ni rastro de un mísero rasguño en las carreteras o en suelo, aunque nos hayan lanzado desde una gran altura. Rompe la inmersión del jugador abruptamente. Luego están otras construcciones, como barcos o puentes, que no podemos romper, y que solamente estorban en medio del escenario. No nos ha parecido que el diseño de los escenarios sea bueno, es muy inconsistente, desde escenarios que tras moverse un poco por ello parecen poco más que un tatami venido a más, pasando por niveles como el de Egipto que presenta dos plantas para nada bien resultas, llegando a la Luna, donde se olvidan completamente de la premisa de los escenarios.

 

Override Mech City Brawl Super Charged Mega Edition

 

Los combates son entretenidos. La diferenciación que presentan todos sus personajes es su punto fuerte, pues nos obliga a plantear los combates de forma completamente distinta según el mecha que estemos controlando, al igual que ciertos objetos como escudos o pistolas que de vez en cuando aparecen por el escenario y dinamizan los enfrentamientos. Sin embargo, estos presentan un gran pero: la cámara. Es muy frecuente que esta nos deje completamente vendidos si estamos luchando cerca de los bordes del escenario o contra varios monstruos a la vez. Y no solo eso, es muy incómodo tener que estar fijando siempre a un objetivo para combatir eficientemente, pues de los contrario es más ortopédica que un mecha que necesita urgentemente una visita al garaje. Además, a pesar de la diversión inicial que nos proporciona, lo cierto es que los enfrentamientos contra la IA se tornan muy pronto repetitivos y aburridos, dependiendo completamente de otra persona con la que jugar para mantenerse frescos.

 

Override Mech City Brawl Super Charged Mega Edition

 

Acero no demasiado puro

Override: Mech City Brawl – Super Charged Mega Edition está enfocado en la lucha entre mechas, en el modo multijugador. Esto se ve muy claro en cuanto entramos al menú de juego. Sin embargo, no se queda ahí la cosa y añade multitud de modos de juego para que podamos jugar horas y horas. Aparte del modo competitivo, tenemos uno cooperativo de hasta cuatro jugadores, donde cada uno controla una parte del robot, ideal para echarse unas partidas entre risas. Y aparte de los modos tutorial, al que os recomiendo entrar nada más empezar, y entrenamiento donde nos ponemos a tono, tenemos el salón recreativo, donde podemos jugar a un modo historia distinto con cada uno de los 16 mechas disponibles, aunque ya os avisamos que ni el guión está muy trabajado, ni hay mucha diferencia entre las distintas historias de los mechas, cambiando las subtramas pero manteniendo el núcleo de la narrativa.

 

 

Esta opción es muy importante, pues en ella el juego cambia radicalmente. Si en el resto de modos jugamos contra otros mechas en combates 1 contra 1 o 2 contra 2, en lo que es un título de peleas como My Hero One’s Justice, con sus más que evidentes diferencias, aquí nos enfrentamos a hordas de monstruos, cambiando la sensación de juego a una mezcla entre hack and slash y musou. Los combates, salvo contadas excepciones, se generan aleatoriamente, al igual que los enemigos a los que nos enfrentamos, lo cual deriva en que nos aburramos bastante pronto. Hay varios niveles de dificultad, de forma distinta a lo visto en los enfrentamientos entre mechas, y que escalan en dificultad únicamente debido a que te lanzan a varios enemigos a por ti a la vez.

 

Al final lo que hace que le dediquemos horas y horas a este juego son la personalización de los mechas, que ha salido bien, y el multijugador en línea, que no ha despegado. Por un lado la personalización nos permite ponerle a todos los mechas distintas apariencias y accesorios, que van desde hacer que el personaje mole más hasta quitarle todo el respeto que pudieras tenerle. Vamos desbloqueando cada uno de estos objetos de forma aleatoria tras jugar un combate y hay una gran cantidad, por lo que si quieres tenerlos todos tienes muchas horas de juego por delante. Por otro lado tenemos el multijugador en línea, que está desierto, no hay ni un alma. Nosotros tuvimos la suerte de poder probarlo tras haber estado esperando muchísimo tiempo y podemos deciros que funciona correctamente. El problema es encontrar a alguien con quien jugar. También podéis desbloquear las apariencias y accesorios jugando en este modo.

 

Override Mech City Brawl Super Charged Mega Edition

 

Un aspecto que no nos ha gustado, son las transiciones al finalizar un combate. No hay ninguna. No existe absolutamente nada que pause la acción, nos diga que el enfrentamiento se ha acabado y nos lleve a la pantalla de victoria o derrota. Puede parecer una bobada, que no es importante, pero hace que sintamos como si el juego no estuviera terminado, que a los desarrolladores se les nubló la vista y se les olvidó poner un letrero que dijera K.O.!, Finish! o lo que fuera. Si antes hemos dicho que la interacción con el escenario nos saca de la inmersión una vez no quedan apenas construcciones en pie, estar en medio de la acción, enlazando golpe tras golpe y que de repente se acabe la partida, incluso con monstruos aún en el terreno de batalla, porque se han cumplido las condiciones para ganar o perder la partida es todavía peor.

 

Para encarrilar el final del texto, hay que comentar que técnicamente nos encontramos ante un port bien hecho, pero sin tener en cuenta las particularidades del sistema. Nuestra mayor queja a la versión de Nintendo Switch de Override Mech City Brawl Super Charged Mega Edition es el tamaño de los textos en modo portátil, minúsculos, perfectos para dejarnos los ojos en la pantalla. En cuanto al rendimiento pocas quejas tenemos, manteniéndose estable en todo momento, con algún pico puntual que eleva la acción a los 60 fps y ciertos tirones cuando el título carga oleadas de monstruos. Gráficamente no es ningún portento, los mechas están muy bien detallados, así como sus animaciones y los efectos visuales que generan, y los escenarios simplemente se limitan a cumplir. Finalmente, la banda sonora del título pasa bastante desapercibida. Aporta su granito de arena a la inmersión pero cuando cierras el juego ni te acuerdas de ella.

 

Override Mech City Brawl Super Charged Mega Edition

 

Override: Mech City Brawl – Super Charged Mega Edition – Rey de los mechas

Override: Mech City Brawl – Super Charged Mega Edition es un buen juego que no termina de despegar. Es divertido jugar primero contra la IA y después en compañía de un amigo, pero la mecha del entretenimiento es corta y pronto sentimos que ya lo hemos hecho todo en el título. No se limita a ofrecernos combates entre mechas y ya, también tiene un modo historia con una campaña centrada en cada personaje donde unos monstruos son nuestros enemigos y multitud de coleccionables con los que personalizar a nuestros mechas. Pero los problemas con la cámara y la ausencia de una comunidad con la que jugar en línea hacen que dejemos descansar a nuestros mechas en nuestra consola hasta que venga un amigo con quien desempolvarlos. Si te gustan estos gigantescos robots y los títulos de lucha, puedes darle una oportunidad. Al nicho de jugadores al que va dirigido gustará, al resto no demasiado.

 

Override Mech City Brawl Super Charged Mega EditionHemos analizado Override: Mech City Brawl – Super Charged Mega Edition gracias a un código digital cedido por Modus Games. Versión analizada 1.0

 

Rey de los mechas
Override: Mech City Brawl - Super Charged Mega Edition es un título de mechas donde luchamos contra otros gigantescos robots, contra monstruos y contra la cámara. Da multitud de horas de juego si queréis desbloquear todos los coleccionables con los que personalizar a vuestros mechas, pero no revoluciona en nada su género y termina por volverse repetitivo, aunque sin duda gustará a los fans de los mechas.
PROS
Presenta una jugabilidad accesible, que no simple
La multitud de atuendos y accesorios con los que personalizar a los mechas
La forma de plantear los combates cambia según el mecha que elijamos. Y uno se llama Mirai
CONTRAS
La cámara nos juega malas pasadas muchas más veces de la que nos gustaría
Encontrar con quien jugar online es casi imposible
El tamaño de los textos en el modo portátil es minúsculo
62
Más artículos
Madrid Games Week
Madrid Games Week contará con un evento de Pokémon GO. ¿Caeréis en el cebo?