RollerCoaster Tycoon 3

Impresiones RollerCoaster Tycoon 3: Complete Edition – Nintendo Switch. ¡La vuelta de las atracciones clásicas!

Fecha de lanzamiento
24 septiembre, 2020
Número jugadores
1
Idiomas
Español, inglés, francés, etc.
Tamaño descarga
2,7 GB

Los títulos de gestión de entornos son un género que no suele pasar de moda, ya que todos los años recibimos diferentes títulos enfocados en diferentes aspectos de la vida. Así, uno de los que más furor suelen causar son los juegos de gestión de parques de atracciones, y uno de sus mayores exponentes es el más que famoso RollerCoaster Tycoon 3, que ahora, 16 años después, sale de PC y llega por primera vez a consolas con su Complete Edition, siendo Nintendo Switch la plataforma elegida. Por ello, en estas primeras impresiones vamos a hablar de lo que nos han trasmitido las primeras horas que hemos podido pasar con la gestión de nuestros propios parques donde hemos querido, cuando hemos querido y como hemos querido.

 

 

Grandes montañas rusas en un espacio ahora portátil con RollerCoaster Tycoon 3: Complete Edition

Una cosa que llama la atención desde un primer momento con RollerCoaster Tycoon 3: Complete Edition es que estamos ante “el mismo juego” al que algunos le hemos dedicado demasiadas horas en PC (es lo que pasa cuando este mundo de las gestiones te tiene absorto), que además cuenta con todo el contenido de las expansiones “Soaked!” y “Wild!” (atracciones acuáticas y animales, respectivamente). ¿Significa eso que estamos ante un aspecto negativo?

 

RollerCoaster Tycoon 3

 

En mi caso, soy muy fanático del género de construcción de parques de atracciones, no solo por el tema de la gestión, ya que siempre he visto esto como un aspecto más secundario, sino porque lo que de verdad me atrae son precisamente los modos de cajón de arena, en donde se puede dejar volar nuestra imaginación, construyendo de aquí para allá. Por ello, a lo largo de todos los años en los que llevo con un mando (o con un ratón) entre las manos, he podido jugar a diversos tipos de juegos de este género, pero siempre que quiero poder crear un mundo sin restricciones, acabo regresando a RollerCoaster Tycoon 3. ¿Significa esto que lo considere como el mejor juego de todos los que se han lanzado? Ni mucho menos, ya que esta decisión sería algo totalmente arbitraria, pero sí que puedo decir que es el título que mejor ha sabido conservarme como jugador. Por ello, cuando se anunció la Complete Edition para Nintendo Switch, no pude hacer otra cosa que alegrarme, ya que de esta manera iba a tener una nueva forma de regresar a lo que yo considero como “mi casa” en lo que respecta a la gestión de parques temáticos.

 

No obstante, como siempre que se anuncia un port o una nueva edición de los juegos en los que ya hemos pasado tantas horas, uno de los mayores temores que tenemos es que se realicen ajustes que, al contrario de adaptar la obra original a la generación actual (o de mejorarla, en algunos casos), solo creen una versión todavía peor. Dicho esto, podemos afirmar que este NO es el caso de RollerCoaster Tycoon 3: Complete Edition, pues como decíamos más arriba, se siente exactamente como el mismo juego. Eso sí, los cambios son más que patente en los controles, ya que incluso se han rediseñado los menús, partiéndolos en dos menús circulares, que lo que hacen es que naveguemos rápidamente por ellos. Por el contrario, una gran ausencia es la de unos controles que usen la pantalla táctil en modo portátil, y es que en alguna que otra ocasión he sentido el impulso de tocar la pantalla para seleccionar algunos elementos, pero he tenido que contenerme al recordar momentáneamente que no tenía esa posibilidad.

 

 

Por lo tanto, habiendo jugado unas primeras horas al título (y a falta de publicar un análisis más exhaustivo en el que se pueda analizar más en profundidad todos y cada uno de los aspectos de esta nueva versión que llega ahora a Nintendo Switch) he tenido la oportunidad de ir probando las diferentes campañas, tanto del juego base como de las dos expansiones que se lanzaron posteriormente, y todo sigue exactamente como lo recordaba, con los mismos desafíos que ya había superado anteriormente (incluso se han mantenido los trucos que se activan cambiando los nombres de los visitantes del parque (por ejemplo, con “James Hunt” nos conseguimos un buggy lo más molón con el que podemos desplazarnos y atropellar a unos cuantos visitantes que se interponen en nuestro camino)). Además, también he comenzado a crear un parque temático en el modo cajón de arena, enrevesando los circuitos de las montañas rusas, y luego pasando unos cuantos minutos montado en ellas gracias a la “coaster cam” para comprobar que todo iba perfectamente.

 

Así, para terminar con lo que son estas primeras impresiones, puedo decir que la Complete Edition nos trasmite exactamente la misma sensación que el original, sin ser esto algo negativo. De hecho, en este caso, incluso se puede decir que se trata de algo positivo, pues permite que los más veteranos vuelvan a pasar unas cuantas horas en este entorno en el que desatar la creatividad, al mismo tiempo que deja que los nuevos jugadores experimenten por sí mismos por qué un juego con 16 años a sus espaldas sigue siendo en la actualidad uno de los exponentes más sólidos de su género, aunque no vamos a negar que con este relanzamiento también se podría haber hecho alguna que otra mejora visual más, como ocurre en la versión de PC, pues muchas veces parece que los desarrolladores tienen miedo a explotar verdaderamente todas las capacidades de esta consola híbrida que ha supuesto un antes y un después para los jugadores. Por lo tanto, si sois de aquellos a los que les gustan los retos de gestión o si sois de aquellos otros que quieren usar los videojuegos como un medio para explotar su creatividad, no perdáis de vista este nuevo lanzamiento de RollerCoaster Tycoon 3.

 

Hemos escrito estas primeras impresiones gracias a un código de descarga digital de “RollerCoaster Tycoon 3: Complete Edition” cedido por Frontier. Versión probada: 1.0.1